Un accidente con una pesa hizo cambiar de idea al Madrid con Lucas Vázquez
  1. Deportes
  2. Fútbol
renueva hasta 2024

Un accidente con una pesa hizo cambiar de idea al Madrid con Lucas Vázquez

Florentino Pérez ha subido su oferta de renovación al gallego. Lucas Vázquez va ganando más apoyos y elogios, pese a que ha sido uno de los futbolistas más infravalorados

Foto: Lucas Vázquez, sonriente, durante un partido del Real Madrid.
Lucas Vázquez, sonriente, durante un partido del Real Madrid.

Un accidente fortuito en el gimnasio sirvió para que empezara a cambiar la idea que hay con Lucas Vázquez. Sucedió en noviembre de 2019 cuando al gallego se le cayó una pesa y golpeó en la punta del dedo gordo del pie izquierdo. Las consecuencias fueron una fractura en la falange distal. Eso le pasó por su excesivo celo de mantenerse en forma, de estar perfectamente tonificado y tener el cuerpo a punto para cuando llegara una de esas oportunidades para jugar los minutos que sean necesarios.

Lucas Vázquez se lesionó con una pesa. No en la disputa de un balón o por un mal salto o como consecuencia de estar sobrecargado y un problema muscular. Cuando la noticia apareció causó sorpresa y en el Madrid empezaron a conocer a otro Lucas Vázquez. "Es uno de los que más se cuida y más trabaja. A veces se pasa", cuentan desde dentro de las instalaciones de la Ciudad Deportiva de Valdebebas.

El gallego se lesionó en el gimnasio porque se excede en su trabajo. Lo mismo le pasó esta temporada cuando fue a la disputa de un balón dividido y chocó con Busquets. Del choque salió mal parado y sufrió una lesión que le dejó sin jugar en el resto de la temporada. Estaba siendo de los más utilizados y destacados por Zidane, pero el contratiempo fue grave e inoportuno. Podía haber escondido la pierna en un momento en el que estaba su futuro sin decidir. Pero la metió y las consecuencias fueron un esguince de ligamento cruzado posterior de la rodilla izquierda. Adiós a la temporada y a olvidarse de la posible llamada de Luis Enrique para la Eurocopa.

Foto: Sergio Ramos, durante un partido con el Real Madrid. (EFE)

Desde ese momento, en el club recordaron que Lucas Vázquez es el jugador que lo da todo en el Madrid y el capítulo del accidente con la pesa que se le cayó en el dedo gordo del pie izquierdo. Lo había vuelto a hacer. Lucas no se guarda nada, va al límite para aprovechar sus oportunidades. En el club entendían que había que hacer algo más por el gallego y que no es un jugador cualquiera. Se trata de un canterano que, en su sexta temporada en el primer equipo, estaba teniendo continuidad en su rendimiento y había decidido arriesgar en una jugada del clásico sin tener resuelto el futuro.

Renovación con subida de sueldo

Durante todo este tiempo se ha ido valorando cada vez más lo que aporta Lucas Vázquez y la decisión de Florentino Pérez ha sido la de retener al futbolista. El club ha subido su oferta de renovación con un contrato de tres años y un sueldo de cinco millones de euros (dos más de lo que cobraba) que incluye una rebaja del 10% en el primer año del nuevo contrato. Lucas Vázquez ha aceptado porque se siente muy madridista y su prioridad era seguir en el club al que vino desde niño cuando dejó el pueblo (Curtis) y le llamó Míchel para pasar unas pruebas. Se quedó solo en la cantera.

Estos recuerdos los tiene muy presente Lucas, al que le costó mucho dejar la familia y empezar una vida diferente en la residencia-escuela del Madrid e ir cumpliendo etapas hasta llegar al Castilla, jugar en el Espanyol y regresar al primer equipo del Real Madrid. No estaba Ancelotti. Fue Zidane el que apostó por él.

Esto es lo que ha puesto el gallego en la balanza para dar el sí a la renovación, después de unos meses en los que se ha visto más fuera que dentro. Equipos como el Bayern de Múnich, Milan y Nápoles han mostrado interés para incorporar a un jugador polivalente, con un sueldo bastante asumible y con una actitud profesional intachable. Pero el Real Madrid ha reaccionado porque conocen bien el valor que tiene Lucas para los entrenadores que necesitan jugadores versátiles y sacrificados. Zidane decía de él que "es un ejemplo" por su sacrificio en el trabajo y buena actitud. A Carlo Ancelotti le sirve un futbolista que está a punto de cumplir 30 años y aporta por su experiencia y carácter competitivo.

Foto: Santi Mina durante un partido con el Celta en el Camp Nou. (EFE)

Lucas Vázquez va ganando más apoyos y elogios, pese a que ha sido uno de los futbolistas más infravalorados. No solo por un sector de la afición y los comentarios perversos en las redes sociales que no entienden por qué Zidane apostaba por este futbolista. En el club también había recelo cuando Zidane ponía de titular al gallego y dejaba a Bale y James en la grada o Vinicius estaba en el banquillo.

El valor de Lucas Vázquez ha ido subiendo cuando se conoce mejor quién es, cómo se comporta y lo que es capaz de arriesgar y no guardarse nada. No es de los que hace una autogestión de los esfuerzos como ha habido casos dentro de la plantilla del Madrid.

No todos los jugadores del Real Madrid hacen horas extras en el gimnasio cuando acaban el entrenamiento. Del césped pasan por la ducha y corriendo a casa o hacer otro tipo de actividades. Uno de los que más pronto abandonaba el recinto deportivo era Gareth Bale. El galés tenía otro 'hobby' con el que disfrutar y relajarse. En el lado opuesto está Lucas Vázquez, que junto con Sergio Ramos, es de los que no tienen prisa y pasan del campo de entrenamiento al gimnasio, fisioterapeutas, baños con contraste de temperatura de aguas… Es el entrenamiento oscuro, el que solo ven los que están dentro de las instalaciones.

Lucas Vázquez Real Madrid Zinédine Zidane Gareth Bale Sergio Ramos Florentino Pérez Carlo Ancelotti
El redactor recomienda