Lucas Vázquez, de querer enviarle a Qatar para tener un ingreso a poder irse gratis
  1. Deportes
  2. Fútbol
acaba contrato esta temporada

Lucas Vázquez, de querer enviarle a Qatar para tener un ingreso a poder irse gratis

Lucas Vázquez ha conseguido que se hable de su renovación cuando en el club lo consideraban un asunto menor y querían darle salida el pasado verano

placeholder Foto: Lucas Vázques en el partido contra el Borussia Mönchengladbach. (Efe)
Lucas Vázques en el partido contra el Borussia Mönchengladbach. (Efe)

Lucas Vázquez recibió un mensaje, a mediados del mes de septiembre, que era para quedarse preocupado. Estaba en la lista de transferibles, en la operación salida en la que se vendieron a Achraf, Reguilón..., y si llegaba una oferta interesante habría que sentarse a estudiar la propuesta. El club estaba inmerso en un plan potente de choque con los recortes y una austeridad que todavía tiene paralizada la madre de todas las renovaciones. La del capitán Sergio Ramos. Desde que empezó la pandemia y hasta que no regrese el público a los estadios, la prioridad en la gestión de Florentino Pérez está en cómo rebajar los costes en los salarios de la plantilla.

El supuesto interés o proposición millonaria por Lucas Vázquez venía de un club de Qatar y el gallego no se dio por aludido. No movió un dedo para irse del Real Madrid. No le interesaba ni tampoco sentía que, con 29 años, había llegado el momento de buscar un retiro dorado. Arturo Canales, su nuevo representante desde el mes de marzo y el mismo que lleva los asuntos de Gerard Piqué, entre otros futbolistas, decidió que tenían que manejar los tiempos y evitar las precipitaciones.

El gallego decidió quedarse en el Madrid por muchas razones. Contaba con la confianza de Zidane, que es lo más importante para cualquier futbolista que necesita estar respaldado pese a no ser considerado titular, y entraba en su última temporada de contrato, con lo que podía elegir otro destino. En el club le hicieron ver que este año era distinto por la situación provocada con la disminución de ingresos del coronavirus y que en su posición había demasiados jugadores. Estaban cubiertas las dos demarcaciones de la banda derecha. Pero Lucas conoce lo que Zidane piensa de él. Es imprescindible para el entrenador por ser uno de esos jugadores multiusos con el que activa las rotaciones.

Foto: Benzema remata de cabeza en el segundo gol del francés contra el Gladbach. (EFE)

Lo que era necesario para el entrenador, se consideraba como prescindible en los planes del club. Lo que realmente sospechaba Lucas era que le estaban abriendo las puertas para seguir haciendo caja. Por muy poco que fuera, por estar en el último año de contrato, mejor ingresar un dinero a quedarse sin nada. Al Madrid le interesaba desprenderse del gallego cuanto antes y no esperar a la finalización del contrato. La posición de Lucas fue inamovible. No se movía, pese a que regresó Odriozola de la cesión del Bayern de Múnich y en el proyecto también se ponen por delante a Marco Asensio y Rodrygo.

No hay quien le saque del once

La dificultad era considerable para un futbolista de perfil bajo y poco reconocido en el club y entre los aficionados más exigentes que no entienden porqué cuenta tanto para Zidane. Para la posición del lateral derecho están Carvajal y Odriozola. Marco Asensio y Rodrygo son los extremos diestros. Lo único que le quedaba a Lucas era esperar una de esas oportunidades que aparecen en la temporada cuando la situación es extrema. Llegó con la plaga de lesiones que afectó a Carvajal, Odriozola y Nacho en el Camp Nou y desde el Clásico no hay quien le saque del once, ya sea como lateral derecho o extremo. A Asensio le está costando coger ritmo y alta intensidad en la competición y de esto también se aprovecha el gallego.

Lucas Vázquez no tiene un pelo de tonto y está consiguiendo lo que muchos pensaban que era imposible de imaginar. Está en el grupo de los favoritos de Zinédine Zidane, como así ha quedado demostrado con su presencia en los últimos diez partidos, entre Liga y Champions, en el once del Real Madrid, y las mofas son ahora alabanzas. La calidad no es un problema si mantiene la regularidad y su trabajo tiene continuidad. El entrenador francés destaca su madurez futbolística y la fiabilidad. No tiene despistes. Juega con una altísima concentración. A su trabajo intenso y solidario en términos colectivos añade cada vez más atrevimiento para buscar jugadas individuales con las que ser desequilibrante.

placeholder Lucas Vázquez supera a Munir en el partido entre el Sevilla y el Real Madrid. (Efe)
Lucas Vázquez supera a Munir en el partido entre el Sevilla y el Real Madrid. (Efe)

Tiene más peso en el equipo que otros fichajes a los que todavía no se les ha visto. El gallego está dando un alto rendimiento en el lateral derecho, principalmente, y cuando juega adelantado en la posición de extremo da profundidad, asiste y finaliza las jugadas. El paso que ha dado adelante Lucas Vázquez está en su decisión para asumir responsabilidades ofensivas y no limitar sus funciones a tareas defensivas. Lo que ha conseguido Lucas Vázquez, tras una destacado partido contra el Borussia Mönchengladbach y otros importantes como el de San Siro contra el Inter de Milán, es que se hable de su futuro en el Real Madrid cuando en el club se consideraba un asunto menor.

La conciencia tranquila

Este excelente rendimiento, su protagonismo y la cantidad de minutos que lleva disputados no se lo esperaban en el club, y ahora se encuentran con otro frente abierto en el apartado de las renovaciones. Si se negocia con Sergio Ramos y Luka Modric cómo no se va a tener en cuenta a Lucas Vázquez. Lo que ocurre es que la situación del gallego es diferente porque no entra en el grupo de los que se le aplica la política de renovación por una única temporada al no tener más de 30 años. Lucas ya no se conforma con un contrato cualquiera. El Madrid tendrá que presentarle una buena oferta de años y mejora salarial o se arriesga a que se vaya gratis. Le interesa renovarle y si sigue revalorizándose poder hacer un traspaso que le deje un ingreso.

“Es un tema complicado. Yo tengo la conciencia tranquila y me dedico a trabajar”, manifestó el gallego tras el partido contra el Gladbach. ¿A qué se refiere con tener la conciencia tranquila? Al hecho de no haberse sentido valorado por el club el pasado verano y que tuviera la puerta abierta. A esto hay que añadirle que es uno de los jugadores que tiene el sueldo más bajo de la plantilla (poco más de tres millones de euros). A Lucas solo le han renovado en una ocasión desde que llegó en 2015 procedente del Espanyol. Costó un millón de euros y fue una petición de Rafa Benítez. Es canterano del Madrid, desde que ingresó en el club con 15 años, y ha tenido un largo y duro recorrido desde el filial, con un ascenso a Segunda división, a cesión al Espanyol y el regreso hasta llegar a su momento más brillante desde que está en el primer equipo.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Real Madrid Florentino Pérez Lucas Vázquez Zinédine Zidane Marco Asensio Sergio Ramos Rodrygo
El redactor recomienda