Es noticia
Menú
El pulso de Mbappé en Francia que debe de tener en cuenta el Madrid en su fichaje
  1. Deportes
  2. Fútbol
impone sus principios

El pulso de Mbappé en Francia que debe de tener en cuenta el Madrid en su fichaje

Kylian Mbappé da un golpe en la mesa con los derechos de imagen y no acepta que la Federación de su país le vincule a marcas con las que no se identifica

Foto: Kylian Mbappé en el partido entre el Mónaco y el PSG. (REUTERS/Stephan Mahe)
Kylian Mbappé en el partido entre el Mónaco y el PSG. (REUTERS/Stephan Mahe)

Kylian Mbappé deja claro que quiere tener poder de decisión en lo que se refiere a sus derechos de imagen. No vale todo en el marketing con este jugador. Con 23 años es una multinacional con un enorme potencial para generar ingresos. Rentable para el club que asocie su nombre con los patrocinadores. Pero Mbappé pide autonomía. No dejarse llevar por el negocio y sí anteponer sus valores. Esto lo tiene que tener en cuenta el Real Madrid en el momento de plantear los detalles de un contrato, que es millonario, pero en el que tendrá que ser flexible a las inquietudes de la estrella francesa.

La polémica que rodea al futbolista en la concentración de la Selección muestra de lo que es capaz de hacer si no está de acuerdo con prestar su imagen con una marca comercial. Mbappé se ha negado a acudir a actos promocionales del equipo de Francia porque chocan con sus valores. Es el pulso del mejor futbolista de Francia a la Federación. Quiere tener el control de su imagen. Mbappé demuestra que no quiere que su fama se rentabilice como si se tratara de un futbolista objeto. Tiene que servir para algo más que hacer un simple negocio y posar sin atender a sus principios. Es una persona que está implicada en causas benéficas, con un compromiso con los niños y el impacto que pueda generar su figura, le compete a sus decisiones.

placeholder Mbappé se quita la camiseta del Paris Saint-Germain tras un partido
Mbappé se quita la camiseta del Paris Saint-Germain tras un partido

Lo que está sucediendo en la concentración de la Selección de Francia pone sobre aviso al Real Madrid, que tendrá que negociar con el jugador, no solo el porcentaje de los derechos de imagen, sino a qué marcas vincular su nombre. El fichaje de Kylian Mbappé por el Real Madrid es goloso en lo futbolístico y comercial. Sirve para dar un salto de calidad y competitividad a la plantilla y multiplicar los acuerdos. Es un jugador de un alto coste que tendrá la ficha más alta de la plantilla y recibirá una importante prima de fichaje. Este tipo operación tiene un retorno deportivo y económico si hay una estrecha colaboración del futbolista. En el caso de Mbappé no todo el poder de decisión será competencia del club. El golpe en la mesa que ha dado con la Federación de su país pone de manifiesto que utilizará su imagen y sus ingresos en donde crea más conveniente.

Los principios y el abuso del contrato

Delphine Verheyden es la abogada de Kylian Mbappé y, en una entrevista en 'L'Equipe, ha explicado la postura del futbolista para negarse a acudir a actos con patrocinadores con los que no se siente identificado. "En las camisetas oficiales, ¿quién tiene el derecho? La Federación de Fútbol de Francia, el proveedor del equipo (Nike) y el jugador. Si ponemos el nombre del jugador en la camiseta, debería recibir alguna compensación. A continuación, cada uno de ellos debe decidir si quiere quedarse con el dinero o donarlo al fútbol amateur. Aquí es donde Kylian quiere intervenir en lo que genera".

Foto: Bale y Neymar durante un partido entre el Barcelona y el Real Madrid. (REUTERS/Juan Medina)

El asunto tiene más fondo y la abogada de Mbappé alude a un abuso en el contrato de los derechos de imagen del futbolista: "Cuando un jugador es seleccionado por primera vez para la Selección francesa, una de las primeras cosas que hace es firmar un documento que se le entrega y que rige sus derechos y obligaciones en el equipo francés. Este documento entra en vigor en el momento de su firma y expira cinco años después del final de su carrera profesional. Eso es lo primero que nos cuesta. Por lo tanto, para Kylian, debería ir desde que tiene 18 años hasta los 40 aproximadamente. No es realista asumir un compromiso tan largo".

Kylian Mbappé no es la primera estrella del fútbol que hace frente a la industria comercial y de marketing, que tiene acuerdos con los clubes y Federaciones de Fútbol sin tener en cuenta las opiniones de los jugadores. En la última Eurocopa fue Cristiano Ronaldo el que protagonizó un episodio que después secundaron otros compañeros. El portugués, en la sala de prensa de Budapest, retiró unas botellas de Coca Cola (patrocinador de la UEFA) por estar en desacuerdo a que su imagen se asociara con una bebida que calificó que no es saludable para los niños. Cristiano mostró una botella de agua (sin marca comercial) y sentenció: "Agua, no Coca-Cola". El gesto de la estrella de la Selección portuguesa se relacionó con una pérdida de capitalización bursátil de la marca de 3.272 millones de euros.

Kylian Mbappé deja claro que quiere tener poder de decisión en lo que se refiere a sus derechos de imagen. No vale todo en el marketing con este jugador. Con 23 años es una multinacional con un enorme potencial para generar ingresos. Rentable para el club que asocie su nombre con los patrocinadores. Pero Mbappé pide autonomía. No dejarse llevar por el negocio y sí anteponer sus valores. Esto lo tiene que tener en cuenta el Real Madrid en el momento de plantear los detalles de un contrato, que es millonario, pero en el que tendrá que ser flexible a las inquietudes de la estrella francesa.

Kylian Mbappé
El redactor recomienda