Es noticia
Menú
Por qué Carlos Sainz debe complicar la vida a Mattia Binotto, pero no quiere decir cómo
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
SEGUNDO PODIO EN 2022

Por qué Carlos Sainz debe complicar la vida a Mattia Binotto, pero no quiere decir cómo

El desafío para Sainz en estas primeras carreras es no ceder terreno a Leclerc. En Jeddah dio un paso adelante, pero el monegasco también espera seguir mejorando con el F1-75

Foto: Tercer podio consecutivo para Carlos Sainz. (Scuderia Press Office)
Tercer podio consecutivo para Carlos Sainz. (Scuderia Press Office)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Carlos Sainz salió mejor que Charles Leclerc en el Gran Premio de Arabia Saudí. Pero el monegasco le cerró decididamente la puerta al llegar a la primera curva y le dejó ligeramente desplazado. El español perdió algo de ritmo y fue superado por Max Verstappen (quien acabaría por llevarse la prueba). Leclerc se escapaba otra vez. Como en los entrenamientos de Shakir, o el pasado sábado, después de liderar el Q1 y Q2. Una suerte de metáfora de la posición actual de Carlos Sainz en Ferrari.

"¿Cree que si sigue así podrá luchar Leclerc por el campeonato este año?", se le preguntaba en la rueda de prensa post carrera a Mattia Binotto. "Sí, pero era algo que esperábamos cuando le renovamos hasta 2024 porque sabemos de lo que es capaz, y lo está demostrando en esta forma de luchar por el título. Tiene el talento, tiene la capacidad, es un gran ‘racer’, y estamos muy contentos con lo que está demostrando en estas carreras". Que no cuaje semejante estatus es el gran desafío de Carlos Sainz con Leclerc, Binotto, y el resto del equipo.

Por cualesquiera razones, Leclerc ha empezado el campeonato por delante de Sainz, a diferencia de cómo terminó el pasado año. El Gran Premio de Arabia Saudí se presentaba como nueva ordalía para el español. Porque de proyectarse en las próximas carreras, el escenario sería el ideal para Binotto y la trampa en la que Carlos Sainz no puede permitirse caer. En Jeddah logró en parte su objetivo, y empieza a ser consciente de las teclas a tocar. Pero no quiere y no puede contarlas.

No todo fueron Max y Charles

El sábado, Sainz plantó cara a Leclerc en los entrenamientos hasta el último intento. También superó a Max Verstappen. Un paso adelante importante. Al terminar los clasificatorios dejaba caer su guante: "Creo que algo de progreso he hecho, de la mejora que estoy haciendo con el coche. Quizás lo mejor para medirlo sea la carrera de mañana para ver si es verdad". ¿Estuvo Sainz con Leclerc y Verstappen el domingo? No. ¿Lejos como en Baréin? Tampoco.

"En puro ritmo no estaba al nivel de Charles y Max este fin de semana, pero estaba mucho más cerca que en Baréin". Una distancia debida en parte a dos hándicaps: Sainz se vio perjudicado por la dirección de carrera al no devolver Checo Pérez la posición tras el coche de seguridad antes de la resalida. Luego, perdía cuatro segundos con el último "virtual safety car" sin saber todavía por qué. "Hay que analizar porque es mucho tiempo. Me hubiera permitido estar más cerca de esa pelea, les veía delante. Es algo que debemos analizar".

placeholder Sainz estuvo más cerca de Verstappen y Leclerc en Jeddah. (Scuderia Ferrari Press Office)
Sainz estuvo más cerca de Verstappen y Leclerc en Jeddah. (Scuderia Ferrari Press Office)

Cien días más tarde

Al acabar la carrera, El Confidencial le preguntaba a Carlos Sainz sobre esa progresión del fín de semana ¿Había encontrado más respuestas? ¿Cuáles? Sainz dio pistas, pero sin descubrir cartas. "La parte técnica y cuestiones específicas deben quedarse en el equipo por cuestión de privacidad y de no mostrar demasiado, porque es algo técnico y específico que es muy difícil explicaros a los medios", insistía con un toque esotérico. Entonces, ¿imposible saber en qué le condiciona este coche con respecto a ese predecesor que tanta confianza le daba el pasado año?

Sainz usó la vara de medir del gran premio de 2021 en esta pista, en la que volaba. "Si puedo decir que hasta ahora ha sido la mejor experiencia, en el sentido de que estuve aquí hace cien días con un altísimo nivel de confianza en el coche y fui superrápido en entrenamientos y carrera, sabía exactamente qué esperar del coche y qué me podía dar. Vuelvo cien días más tarde, y en curvas donde el año pasado era muy fuerte, este año tenía un poco más de problema, no conducía el coche como debía ser conducido, y no me daba el 'feeling' para mi pilotaje", explicaba, para confirmar que debe seguir con ese trabajo de zapa. "Esta combinación de las dos cosas es en la que estoy trabajando este fin de semana. He dado un paso adelante para la carrera, pero también me ha dado conciencia de los dos o tres tipos de curvas en las que el año pasado me sentía muy confiado y este año no. Pero tengo ya varios puntos para trabajar y estar más fuerte para el futuro".

Yo también puedo mejorar

¿Cuáles pueden ser esos rasgos del F1-75 que merman a Sainz respecto al SF71 y que tanta confianza le daban en una pista terrorífica como la de Jeddah? Recientemente, Sainz reconocía que un monoplaza subvirador es perfecto por su estilo de rotar el coche en curva. Si es demasiado sobrevirador, ese mismo estilo personal acentúa la tendencia al latigazo trasero y, por tanto, la menor confianza. Frente al último McLaren, netamente subvirador e ideal para su estilo, el Ferrari de 2021 era más 'neutral', y diferente al Renault sobrevirador del pasado. ¿Dónde se sitúa este F1-75 'wing car'? ¿Podrá finalmente domarlo para enfrentarse a un Leclerc que le tiene más por la mano?

Carlos Sainz logró su objetivo en el Gran Premio de Arabia: reducir diferencias en pista y seguir cerca de Leclerc en la clasificación. "En el campeonato estamos ahí, estas primeras carreras es importante para mí, mientras no me sienta cómodo con el coche, no perder demasiados puntos. Y creo que lo estoy haciendo bien. Creo que hacer dos podios con un coche con el que no estoy como el año pasado es importante, y a la que ponga el coche a mi gusto y pueda conducirlo un poco mejor, estos puntos van a servir de cara al campeonato".

La tarea continúa para no allanar a Mattia Binotto el terreno. Pero el español no es el único. "El coche está ahí. Estoy contento con este comienzo de campeonato, trabajando bien, con el equipo la preparación para la primera carrera fue muy buena. Me siento bien en general, pero hay mucho más por delante. De lo que estoy contento es, no solo el rendimiento, sino de que sé dónde tengo que trabajar y qué tengo que mejorar para sacar más rendimiento de mí. Si será suficiente o no para ganar el título, no tengo ni idea. Es muy pronto todavía en la temporada, pero el comienzo es muy bueno". Era Charles Leclerc sentado junto a Carlos Sainz al terminar la carrera, que no ganó por muy poco.

Carlos Sainz salió mejor que Charles Leclerc en el Gran Premio de Arabia Saudí. Pero el monegasco le cerró decididamente la puerta al llegar a la primera curva y le dejó ligeramente desplazado. El español perdió algo de ritmo y fue superado por Max Verstappen (quien acabaría por llevarse la prueba). Leclerc se escapaba otra vez. Como en los entrenamientos de Shakir, o el pasado sábado, después de liderar el Q1 y Q2. Una suerte de metáfora de la posición actual de Carlos Sainz en Ferrari.

Charles Leclerc Mattia Binotto Max Verstappen Fórmula 1
El redactor recomienda