Cinco claves para entender la operación entre Mbappé, el Real Madrid y el PSG
  1. Deportes
  2. Fútbol
Los movimientos y los obstáculos

Cinco claves para entender la operación entre Mbappé, el Real Madrid y el PSG

Para comprender el largo y complejo culebrón del mercado de fichajes veraniego hay que analizar cinco claves en el caso Mbappé: orgullo, oferta, control financiero, dudas y chantaje

Foto: Kylian Mbappé durante un partido con el Paris Saint-Germain. (EFE)
Kylian Mbappé durante un partido con el Paris Saint-Germain. (EFE)

El Real Madrid ha hecho una oferta, por escrito, de 160 millones de euros al Paris Saint-Germain por Mbappé, pide que le dejen negociar con el futbolista y la respuesta del club francés es el silencio. Rechaza poner en venta al delantero francés. Florentino Pérez tiene que hacer más intentos. Hasta las 12 de la noche del día 31 de agosto, hora del cierre del mercado de fichajes, puede pasar de todo. Es la frase más repetida por los medios deportivos españoles que informan de la posibilidad de que Kylian Mbappé fiche por el Real Madrid. Es el culebrón del verano en España. En Francia no se ve de la misma manera porque los periodistas que conocen a fondo los entresijos del Paris Saint-Germain están convencidos de que en Qatar no dejarán marchar al joven delantero.

En el Real Madrid lo ven complicado, pero mantienen una última esperanza para hacer una nueva ofensiva. Pasa porque el club francés se canse de la postura de un jugador que se niega a renovar y que alega que necesita más tiempo para madurar una decisión de futuro que es importante. Le queda una temporada de contrato y si se queda y aguanta podría irse libre. Sigue rechazando cada oferta de renovación que, por supuesto, es económicamente mejor que el salario que puede ofrecerle el Real Madrid. Para entender este culebrón hay que explicarlo en cinco claves: orgullo, oferta, control financiero, dudas y chantaje.

El orgullo del PSG

Está comprobado que el Paris Saint-Germain no es un club vendedor y no prioriza el dinero. El proyecto es tener a los mejores futbolistas, los más mediáticos, potenciar una marca y conseguir la ansiada Champions League. Las estrategias negociadoras no funcionan con los parámetros por los que se rigen el resto de clubes. Cada vez que el Barcelona intentó negociar el regreso de Neymar se llevó una derrota.

Foto: Eden Hazard durante el partido entre el Levante y el Real Madrid. (Efe)

Es el orgullo de un club que desde que fichó a Neymar y Mbappé por 400 millones de euros se propuso ponerse a la altura de los clubes más viejos, ganadores y poderosos de Europa. La salida de Mbappé significaría una derrota para el emirato de Qatar después del éxito de haber conseguido el fichaje de Leo Messi, principalmente, y otros como el de Sergio Ramos.

Los 160 millones del Real Madrid

Florentino Pérez mueve ficha para contratar a Mbappé en este mercado de verano y, si no es posible porque el PSG es inflexible, esperará a que termine contrato para intentar que llegue libre en 2022. El objetivo inicial es ficharlo para esta temporada, pero la realidad es que el Real Madrid tiene el dinero preparado. La estrategia que sigue Florentino es la de aguantar, estar agazapado y conseguir que el PSG dé su brazo a torcer. ¿Tirará la toalla el club francés por las continuas negativas de Mbappé a renovar? En el Real Madrid consideran que es la mejor táctica y puede ser más útil que hacer cualquier movimiento que en Qatar interpreten como una acción hostil.

placeholder Mbappé con gesto serio en un partido con el PSG. (EFE)
Mbappé con gesto serio en un partido con el PSG. (EFE)

Si se presenta esta posibilidad de aquí a las 12 de la noche del 31 de agosto, en el Madrid están dispuestos a llegar hasta los 160 millones de euros para el fichaje. Un dinero que sale del ahorro que ha ido haciendo el presidente en los dos últimos años y las reducciones salariales impuestas a raíz de la pandemia. La pasada temporada no hubo fichaje y el club ingresó cerca de 100 millones de euros en traspasos. Este verano han salido Sergio Ramos, Varane, Odegaard y Brahim, y el ingreso alcanza los 80 millones de euros. Hay liquidez para afrontar la operación de inmediato y solo faltaría que el PSG abra la negociación. A día de hoy, el club francés sigue siendo inflexible.

Sin control financiero

Las cuentas del Paris Saint-Germain reflejan unas pérdidas de casi 200 millones de euros por la disminución de ingresos provocados por la pandemia. Estos números en rojo no se reflejan en un mayor control económico. Ni por parte de la liga francesa ni tampoco por la UEFA. Ambos organismos son flexibles con la delicada situación económica y, además, encuentra en el PSG un aliado. En Francia es muy importante que jueguen jugadores como Messi, Neymar, Mbappé y Sergio Ramos para subir el caché de la competición y, en la UEFA, el presidente Aleksander Ceferin paga los favores a un club que se opuso a formar parte de la Superliga.

Foto: Mbappé durante el partido entre Francia y Suiza en la Eurocopa. (Efe)

El argumento del presidente del PSG, Nasser Al-Khelaifi, con el que responde a los que critican el excesivo gasto en fichajes y la elevada masa salarial de la plantilla es que los fichajes de Messi, Sergio Ramos, Donnaruma y Wijnaldum han llegado a coste cero y, sobre todo, que la incorporación de estas estrellas elevará los ingresos en contratos de 'marketing' y televisión. Sin la presión de los organismos del fútbol, el orgullo de convertirse en el equipo de fútbol de moda y la necesidad de ganar la Champions, los obstáculos para la salida de Mbappé este verano son más grandes.

Las dudas de Mbappé

La baza que juega el Real Madrid es la negativa de Mbappé a aceptar las diferentes renovaciones que le ofrece el Paris Saint-Germain. La última, según Radio Montecarlo, se produjo este lunes y consistía en un contrato de cinco temporadas más otra opcional. Su salario estaría por debajo del de Messi (40 millones de euros netos) y Neymar (35 millones de euros netos). Por delante del dinero están las dudas que tiene el delantero francés de comprometerse con un contrato largo con el PSG.

Foto: Mbappé, en el debut del PSG esta temporada. (Reuters)

Mbappé gana tiempo para madurar su decisión y la opción del Real Madrid le atrae porque, a pesar de que no ganaría el sueldo que le ofrece el PSG, tiene solo 22 años y se plantea nuevos desafíos. Hay más dudas que resistencia en el futbolista, que no solo tiene el interés del Real Madrid, sino de otro equipo de Inglaterra. Mbappé firmó un contrato de cinco temporadas con el PSG, le queda una y ha llegado a un momento en el que no se quiere precipitar con otra renovación. Es una cuestión muy personal y en la que necesita tener más claro si su crecimiento futbolístico puede estar en otro equipo y en otro país. En una competición diferente a la francesa, donde puede encontrar desafíos con los que superarse y ser mejor.

El chantaje del PSG

“Mbappé es parisino”, dice el presidente Nasser Al-Khelaifi para convencer al jugador de que está en su casa. Es una táctica más de un club que no encuentra la manera de convencerle para que renueve antes del 31 de agosto, ni resuelve sus dudas con las incorporaciones de jugadores del calado de Messi y Sergio Ramos. Es parte de un proyecto deportivo ambicioso, cada vez más reforzado con fichajes importantes y tiene la posibilidad de ganar más dinero. Pero Mbappé no renueva y esto se interpreta en Qatar como una afrenta. No lo consiguen entender y la última medida de fuerza que podrían adoptar es la del chantaje. Si se queda y sigue sin renovar podría tener una temporada complicada por la presión de los aficionados que ya le pitaron en la presentación de la plantilla.

Esto también lo tiene que valorar el jugador, que puede acabar cediendo a las presiones de la renovación si finalmente no consigue salir del PSG en este mercado de verano. Por delante, tendría una temporada dura, incómoda, con el frente abierto y un horizonte en el que se seguiría hablando de que quiere llegar gratis al Real Madrid para ganar más dinero.

Kylian Mbappé Florentino Pérez Leo Messi
El redactor recomienda