El Chelsea de Tuchel sufre fuera del césped: de la Superliga a las fiestas ilegales
  1. Deportes
  2. Fútbol
Madrid-Chelsea, a las 21:00

El Chelsea de Tuchel sufre fuera del césped: de la Superliga a las fiestas ilegales

El rival del Real Madrid en las semifinales de la Champions no muestra debilidades en su juego, pero vive un polvorín de distintas polémicas más allá de los terrenos de juego

placeholder Foto: Imagen del partido entre el Chelsea y el West Ham del fin de semana. (EFE)
Imagen del partido entre el Chelsea y el West Ham del fin de semana. (EFE)

Cuando apenas faltan horas para vivir la ida de las semifinales de la Champions League que enfrenta al Real Madrid y al Chelsea, ambos equipos se enfrentan a tiempos revueltos. El intento de la Superliga supuso un cambio de paradigma para esta fase final de la máxima competición continental, incluso con figuras de la UEFA dejando caer que todos los conjuntos involucrados en la rebelión deberían ser sancionados y expulsados de la presente Champions. Si el partido necesitaba morbo, este se ha servido justo a tiempo. Por ejemplo, el vestuario madridista considera que la decisión de crear la Superliga fue precipitada. En el otro lado, el equipo londinense entrenado por Thomas Tuchel llega a la capital española con sensaciones encontradas: en un buen momento futbolístico, pero con polémicas y problemas extradeportivos más allá de la Superliga.

Foto: Aleksander Ceferin durante un congreso de la UEFA. (Reuters)

El Chelsea mostró sus mejores cualidades frente al West Ham en este fin de semana, con una victoria a domicilio por un gol de ventaja en la que los de Londres volvieron a dejar su portería a cero. Sin embargo, los tabloides británicos se hicieron eco de un suceso que tuvo lugar una semana antes. Los jugadores Ben Chilwell y Mason Mount, dos de los futbolistas más importantes en el actual plantel, formaron parte de una fiesta clandestina cerca de la capital de Reino Unido, según 'The Sun'.

placeholder Werner lamenta una ocasión fallada frente al West Ham. (Reuters)
Werner lamenta una ocasión fallada frente al West Ham. (Reuters)

Esta fiesta ilegal tuvo lugar el pasado 18 de abril, en Cobham. Debido a las medidas de salud pública impuestas por el Gobierno de Boris Johnson para luchar contra el covid-19, la policía tuvo que intervenir con el fin de parar una concentración de más de seis personas entre las que se incluían tanto Chilwell como Mount, en una residencia privada. No es la primera vez que ambos jugadores se saltan las normas de sanidad, de hecho, el lateral zurdo se vio involucrado hace seis meses en una situación similar en plena concentración de la Selección de Inglaterra. Tanto el Chelsea como las autoridades inglesas están investigando lo ocurrido, aunque de momento no se ha realizado ningún tipo de comentario al respecto de esta polémica. El daño de este tipo de situaciones es doble, tanto por las consecuencias deportivas de un positivo por coronavirus a estas alturas de la temporada —obliga a, mínimo, 14 días de ausencia— como por la imagen del futbolista como figura pública.

La rajada de Jorginho contra Lampard

Thomas Tuchel se hizo cargo del banquillo del Chelsea en el mes de enero. Poco antes, había sido despedido como entrenador del Paris Saint-Germain, equipo al que llevó a la final de la pasada edición de la Champions, y con el que podría verse de nuevo en una hipotética final de la presente temporada. La opción alemana fue elegida por la dirección técnica del conjunto 'blue' tras el adiós a Frank Lampard, junto a John Terry, el jugador más importante de la historia del Chelsea. Tras una primera toma de contacto en la segunda división inglesa con el Derby County, Lampard llegó al banquillo de Stamford Bridge sin apenas experiencia como entrenador. Una primera temporada ilusionante, con el equipo sancionado sin poder acudir al mercado y la marcha de su gran estrella, Eden Hazard, no fue suficiente para asegurarle la continuidad cuando los resultados se estancaron en el segundo curso. Enfrentado con parte de la plantilla, el técnico inglés fue finalmente despedido.

placeholder Tuchel y Jorginho se abrazan tras una victoria. (Reuters)
Tuchel y Jorginho se abrazan tras una victoria. (Reuters)

Tres meses más tarde, Jorginho, un líder dentro del vestuario, no se ha cortado un pelo a la hora de catalogar la aventura de Lampard al mando del Chelsea con una rajada descomunal. "Seré muy honesto. Creo que como era una leyenda del club se saltó algunos pasos que hay que aprender para entrenar a un grande. Llegó al club donde es una leyenda sin apenas experiencia con otros equipos... Pienso que llegó demasiado pronto, saltándose demasiados pasos. No estaba preparado para un trabajo de ese nivel, la verdad", expresó el italiano ante los micrófonos de ESPN. Unas palabras entendidas como una venganza personal en los medios británicos. El mediocentro compaginó la titularidad con largas temporadas en el banquillo a las órdenes de Lampard, en cambio, Tuchel apuesta por él sin reservas a la hora de llevar la batuta del Chelsea.

Florentino Pérez, señalado por la afición del Chelsea

Este Chelsea no sorprende a nadie futbolísticamente. Tuchel ha dejado atrás el estilo vistoso —y descaradamente despreocupado en defensa— de Lampard para aplicar metodología alemana al conjunto de Londres. Tras la victoria sobre el West Ham, el ex del PSG se convirtió en el primer entrenador del cuadro inglés en encadenar 10 partidos sin conocer la derrota como visitante en Premier League. Desde que se hiciera con los mandos del equipo londinense, Tuchel suma tan solo dos partidos terminados en derrota (2-5 frente al West Brom y 0-1 frente al Oporto). El germano ha conseguido formar un bloque donde la solidez y la entrega táctica son las marcas de la casa. Primero, se construye el equipo desde detrás, después, balones largos a la velocidad de Timo Werner, la gran pieza de ataque del semifinalista de Champions.

Aunque se respira un ambiente crispado por la Superliga, Tuchel quiso mostrar su respeto por la UEFA en la rueda de prensa previa al partido de semifinales, negando que la situación pudiera favorecerles como castigo al Real Madrid. "Confío al cien por cien en el arbitraje y en la UEFA, en cada árbitro en este nivel. Necesitamos el mejor arbitraje, pero confío en que lo haga lo mejor posible. No creo que haya ventaja o desventaja de este tipo por una discusión política. No entra en mi cabeza", aseguró sobre el partido de esta noche.

placeholder Fan del Chelsea, con un cartel sobre Florentino. (EFE)
Fan del Chelsea, con un cartel sobre Florentino. (EFE)

Pese a no contar con la afición en los estadios, los hinchas del Chelsea se han hecho notar durante la pasada semana en diferentes protestas por la Superliga. Más de 1.000 aficionados contabilizó la BBC en los aledaños de Stamford Bridge el pasado lunes. La presión fue tan alta que los dirigentes del conjunto 'blue' decidieron ser los primeros en echarse atrás en el acuerdo, medida que tomarían posteriormente todos los equipos ingleses que figuraban como socios fundadores. “Fuck Pérez”, se oyó cantar a la afición, en una clara mención a Florentino Pérez, erigido como gran impulsor de la propuesta. A este clima de tensión no ayudó la frase empleada por el presidente del Real Madrid para referirse a las protestas en su entrevista con 'El Larguero': “¿Los del Chelsea? Eran 40 y le puedo decir quién los llevó”. Palabras que han sentado mal en el aficionado 'blue', al entender que se resta importancia a la movilización en contra de la Superliga. El partido de esta noche será algo más que fútbol.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Chelsea FC Superliga
El redactor recomienda