por cuarta vez en su carrera como míster

Pep Guardiola vuelve a superar los 100 goles en liga: ¿se puede hablar de decepción?

El Manchester City acaba la Premier League con 102 goles. La cifra es un escándalo y sirve para poner en valor que Guardiola no miente cuando defiende con pasión su idea futbolística

Foto: Pep Guardiola en el partido entre el Manchester City y el Norwich City. (Efe)
Pep Guardiola en el partido entre el Manchester City y el Norwich City. (Efe)

Al Real Madrid le ha valido con marcar 70 goles para ser campeón de la Liga y la Juventus con 75 acaba de conquistar el Scudetto. Pep Guardiola pulveriza, una temporada más y ya es la cuarta en su carrera como entrenador, la cifra de los 100 goles. El Manchester City acaba la Premier League con 102 goles. La cifra es un escándalo y sirve para poner en valor que Guardiola no miente cuando defiende con pasión su idea futbolística. Sus equipos llevan la iniciativa, el peso en los partidos y no especulan con el resultado. Buscan ganar con la posesión y el control de la pelota como fórmula para desgastar al adversario. Pero estos 102 goles no le han dado a Guardiola para ganar la Premier League.

El fútbol, como se puede comprobar, tiene más tácticas que las que aprendemos cuando somos niños. En el patio del colegio, en el parque o en la calle buscamos hacer más goles que el contrario. El instinto natural con el que empezamos a jugar es el de atacar. No somos defensas. Pep Guardiola conserva la esencia del fútbol primario. El gol por encima de todo. La finalidad de un partido es acabar las jugadas, hacer más goles y divertirse. El fútbol de alta competición, la competitividad, nos desnaturaliza. Se puede ganar recibiendo menos goles, con la regla de dejar la portería a cero y con la mayor solidez posible. Siendo más rácanos.

David Silva saluda a Pep Guardiola en el último partido del futbolista en la Premier. (Efe)
David Silva saluda a Pep Guardiola en el último partido del futbolista en la Premier. (Efe)

Probablemente a Guardiola tenga su debate interno. Se le haya pasado por la cabeza, en muchas ocasiones, encerrar a su equipo atrás y ser más equilibrados. Ganar destruyendo, con las líneas juntas, robando la pelota y saliendo al contraataque. Asumir menos riesgos, en definitiva. Pero acaba siendo fiel a su idea. El fútbol es tener la pelota, dominar y hacer más goles que el adversario. El éxito no se puede poner en duda. Los equipos de Pep Guardiola resultan más divertidos para los espectadores que compran una entrada y quieren ver goles. También para los propios jugadores que se sienten realizados con un entrenador que les dice que hay que jugar al ataque. Construir por encima de defender.

La diferencia con el Real Madrid

Es la cuarta ocasión en la carrera de Pep Guardiola como entrenador que consigue rebasar la barrera de los 100 goles. Lo logró dos veces con el Barcelona. En la temporada 2008/09 llegó a los 105 goles. En la 2011/12 alcanzó los 114 goles. Con el Manchester City sumó 106 goles en la temporada 2017-18. Y ahora esta última consigue los 102 goles con el 5-0 que le endosó en la última jornada al Norwich City. Con el Bayern de Múnich estuvo cerca de alcanzar este registro, pero el listón lo dejó en los 94 goles en la temporada 2013/14.

Ahora podemos entrar en el terreno de las tácticas y las estrategias que tienen los diferentes entrenadores para conseguir mejores resultados y títulos con sistemas más rocosos o compactos. Ahí está el Atlético de Simeone. Al Cholo le funcionó el planteamiento conservador en Anfield para eliminar al Liverpool. No tiene nada que ver Simeone con Guardiola. Están en las antípodas en cuanto a su forma de entender e interpretar el fútbol. En la alta competición entran otros conceptos más conservadores con los que se pueden obtener excelentes resultados sin ser Pep Guardiola. Y eso bien que lo sabe el entrenador del Manchester City porque su equipo es una máquina de hacer goles, pero si los 102 tantos le han dado para ser segundo en la Premier es porque ha perdido nueve partidos y empatado otros tres. El Liverpool de Klopp ha conseguido 32 victorias en 38 partidos. Solo tres derrotas. Un total de 85 goles. Y una diferencia de 18 puntos.

Pep Guardiola, relajado en el banquillo del Eitihad. (Efe)
Pep Guardiola, relajado en el banquillo del Eitihad. (Efe)

Los números están ahí para analizarlos y encontrar explicaciones al déficit que tiene Guardiola. Lo que no se puede negar es que hay un superávit goleador que, primero, no está al alcance de cualquier proyecto futbolístico, y segundo que se va confirmando con el paso de los años. ¿Se puede decir que Guardiola defrauda cuando no gana títulos? Es un debate abierto y recurrente. Lo que no se puede obviar es que construye los equipos más ofensivos. Hasta cinco futbolistas han marcado esta temporada en la Premier League un total de 74 goles. Sterling (20), Kun Agüero (16), Gabriel Jesús (14), De Bruyne (13) y Riyad Mahrez (11).

Estos cuatro futbolistas del City han marcado más goles que todo el Real Madrid (70). A Zidane le salen las cuentas para ser campeón por haber recibido 25 goles (10 menos que Guardiola). Pero ahí están los 102 goles por encima, incluso, de los 86 que ha marcado el Barcelona de Leo Messi. En lo futbolístico nadie se puede sentir defraudado con lo que propone el equipo de Pep Guardiola cuando, una vez más y van cuatro, supera el centenar de goles y hasta en once encuentros de la Premier League ha sido capaz de marcar cuatro o más tantos.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios