mantiene la confianza en los veteranos

Zidane no encuentra sitio para Odegaard y Kubo en el Real Madrid

Zidane tiene dónde elegir para refrescar el equipo y darle ese impulso que exige el presidente del Real Madrid. Pero en sus planes no están, todavía, ni el noruego ni el japonés

Foto: Takefusa Kubo, durante el partido entre el Mallorca y el Barcelona. (EFE)
Takefusa Kubo, durante el partido entre el Mallorca y el Barcelona. (EFE)

Habría qué preguntarse en qué momento va a dar el paso Zinédine Zidane y hacer la revolución que estaba programada cuando se hizo cargo del equipo en el declive de 2019. Su mérito es haber reconducido un proyecto con jugadores que le dieron mucho, pero que están más cerca del final de sus carreras. La temporada es un éxito con la consecución de dos títulos (Liga y Supercopa de España) y todavía hay que esperar a ver qué sucede en la eliminatoria contra el Manchester City de Pep Guardiola. Toca revisar, de nuevo, el modelo de presente y futuro en el Real Madrid para que no vuelva a suceder lo que se vio en la temporada 2018-19. Jugadores que estaban saciados de títulos, cada vez más desgastados en lo físico y mental. En ocasiones, fundidos.

El Real Madrid no puede cometer los mismos errores porque, como le gusta comentar a Florentino Pérez, hay que superarse y seguir ganando. Es fundamental no perder el hambre. ¿Es el momento para dar un giro y apostar por los jóvenes talentos? Zidane se sigue resistiendo a desprenderse de su vieja guardia y cuenta con los Marcelo, Modric, Kroos, Isco y, por supuesto, Sergio Ramos y Benzema. Los dos primeros pueden ser los casos que plantean más dudas. Tanto el brasileño como el croata, sobre todo Marcelo, cada vez dan más síntomas de agotamiento y son más propensos a las lesiones.

Martin Odegaard pugna con Frenkie De Jong. (EFE)
Martin Odegaard pugna con Frenkie De Jong. (EFE)

Zidane tiene dónde elegir para refrescar el equipo y darle ese impulso que exige el presidente del Real Madrid. Habrá que esperar a ver qué sucede en la Champions, aunque los planes no contemplan un regreso inmediato de dos futbolistas que han tenido un papel destacado en la Liga. Ni Martin Odegaard, en la Real Sociedad, ni Takefusa Kubo, en el Mallorca, tienen las puertas abiertas para quedarse en la plantilla del Real Madrid. Tampoco hay sitio para otro de los jóvenes fichajes brasileños llegados a mitad de temporada y que tuvo que empezar en el Castilla. Reinier Jesús está analizando con el club cuál es su mejor destino para seguir su proceso de formación. El cupo de extracomunitarios está completo con Vinícius (en proceso de obtener la doble nacionalidad), Militao y Rodrygo.

Modric quiere seguir

Luka Modric cierra a Odegaard su regreso al Real Madrid. El noruego tampoco tiene prisas ni ganas de ser un suplente más en el equipo blanco cuando en la Real Sociedad ha encontrado un equipo y un entrenador (Imanol Alguacil) a su medida con el que tiene continuidad. Modric, que en septiembre va a cumplir 35 años, todavía tiene recorrido para el entrenador francés. No está para jugar todos los minutos ni encadenar dos partidos por semana. La solución de Zidane ha sido dosificarlo y, en ocasiones, hacerle jugar más cerca del área rival. Pero lo que le ha beneficiado al croata, por encima de todo, es el parón de tres meses de la competición por el coronavirus. En este tiempo pudo descansar, hacer un plan físico más personalizado y regresar más fresco.

Odegaard, en cambio, ha tenido un irregular final de temporada por unos problemas en el tendón de la rodilla que le han perjudicado en su rendimiento. Antes del confinamiento era uno de los futbolistas revelaciones de la Liga. Después ha sufrido y tiene que poner remedio a esas molestias para que no se conviertan en crónicas. Para Zidane, no ha llegado el momento de dar el relevo a Modric, al que le queda una temporada más y dice sentirse con fuerzas y energías para más exigencias.

Los pretendientes de Kubo

En la misma situación se encuentra Kubo. Otras de las sensaciones de la temporada, a pesar del descenso del Mallorca. Ha jugado 36 partidos, con cuatro goles y cinco asistencias. Con solo 19 años, demuestra que, además de destacar por su calidad, tiene personalidad. Incluso su entrenador, Vicente Moreno, elogia la evolución de un chico que es demasiado individualista y que ha ido pensando y sacrificándose más en el juego colectivo. Esto es innegociable para entrar en los planes de Zidane. Pero, aun así, el francés es partidario de que siga otra temporada jugando en otro equipo en el que pueda madurar y continuar con su formación. Hay varios clubes (Real Sociedad, Betis, Valladolid…) que están interesados. Para la posición de Kubo, Zidane tiene varias opciones y una de ellas es Isco. El malagueño acaba jugando en cualquier sistema, ya sea con cinco centrocampistas, cuatro o tres.

Podía ser el momento para apostar por Odegaard y Kubo, pero Zidane es de ideas fijas y así lo demostró no poniendo obstáculos a la venta de Achraf al Inter de Milán. Sigue creyendo en un grupo en el que hay una base de jugadores que le han dado mucho y a los que ve capacitados para mantener su rendimiento. Con una mezcla de veteranos y jóvenes (Rodrygo, Vinícius, Fede Valverde, Mendy, Militao e, incluso, Jovic) que tienen que dar un paso adelante la siguiente temporada.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios