por el 'fail play' financiero

Respira, Guardiola: el TAS levanta el veto al City y podrá jugar las próximas Champions

El club inglés consigue que prospere el recurso y no se le excluye de las competiciones europeas. La UEFA pedía una sanción de dos años y una multa de 30 millones de euros

Foto: Pep Guardiola durante un partido con el Manchester City. (Efe)
Pep Guardiola durante un partido con el Manchester City. (Efe)

El Manchester City consigue en los despachos una victoria con enormes repercusiones. El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) falla a su favor y anula la sanción de dos años sin competir en Europa. La victoria la pueden celebrar en el club inglés con la tranquilidad que da saber que su líder, el entrenador Pep Guardiola, no tendrá la tentación de marcharse. Desde que apareció la noticia, a principios de año, de la posibilidad de que pudiera quedar excluido de las competiciones europeas se abrieron nuevos escenarios para Guardiola. Uno de ellos era el interés que tenía la Juventus de contratar al de Sampedor para juntarlo con Cristiano Ronaldo.

La sanción que pedía la Cámara de adjudicación de la UEFA al Manchester City era de dos años sin poder participar en Europa y una multa de 30 millones de euros. El TAS echa para atrás lo que podía haber supuesto un castigo con enormes consecuencias. Permite al Manchester City que siga en las competiciones europeas y la multa se reduce a los 10 millones de euros. La sanción económica responde a la falta de cooperación en la investigación con las autoridades. Esto posibilita que el club pueda seguir su hoja de ruta, proyecto y convencer a Pep Guardiola para que prolongue su contrato.

Guardiola da instrucciones durante una pausa de hidratación. (Efe)
Guardiola da instrucciones durante una pausa de hidratación. (Efe)

La sanción que pedía la UEFA era de dos años de exclusión de las competiciones europeas por inflar los presupuestos de los patrocinios entre los años 2012 y 2016. En el máximo organismo del fútbol europeo tenían indicios y presentó pruebas por los que veía irregularidades en las cuentas y el incumplimiento del Fair Play Financiero. Se volvió a poner la lupa y a aparecer las sospechas en un club, con inyecciones económicas de dudosa procedencia, que tiene como dueño a Mansour bin Zayed bin Sultan Al Nahyan. El propietario del club inglés, viceprimer ministro de los Emiratos Árabes y miembro de la familia Real de Abu Dhabi. Una persona que tiene una fortuna que supera los 15 billones de libras. La acusación estaba referida a la falta de transparencia y exageración de los ingresos por patrocinio en sus cuentas.

Las 'trampas' de los clubes-estado

La sanción ha quedado en una escasa multa de 10 millones de euros, pero sobre todo, en la tranquilidad que va a tener Pep Guardiola sabiendo que en el Manchester City podrá seguir con su proyecto deportivo que tiene como objetivo ser campeón de Europa. Ahora tiene más certezas para sentarse a renovar con los dirigentes un contrato que finalizaba en 2021. Estaba paralizado por las consecuencias que podría tener esta sanción que dejarían al equipo dos años fuera de las competiciones europeas. Aunque Guardiola comentó que era optimista con los recursos y transmitió su confianza en el buen proceder del club, la intranquilidad por una posible marcha estaba ahí.

Pep Guardiola y el Manchester City tienen que jugar el partido de vuelta de los octavos de final de la Champions el próximo 7 de agosto. Será en el Etihad, sin público, con el resultado favorable (1-2) que consiguieron en el Bernabéu contra el Real Madrid. La noticia del TAS es un respiro para un club y un entrenador que llevan tiempo construyendo un proyecto que les sitúe en la cima de la mejor competición europea. Pero vuelve a poner de manifiesto la dificultad que tiene la UEFA para controlar la dudosa procedencia de los ingresos de clubes de fútbol que pertenecen a jeques y multimillonarios que se pueden permitir inyectar dinero, de una u otra manera, por diferentes vías de patrocinios que repercuten en más ingresos, más gastos y la inflación que produce en el mercado.

Ésta es la principal queja y malestar de aquellos otros clubes (Real Madrid, Barcelona, Bayern de Múnich, Juventus…) que declaran estar en desigualdad con respecto a la financiación con clubes como el Paris Saint Germain y el Manchester City. A los que califican como clubes-estado por el gasto sin control que se pueden permitir cuando, por ejemplo, aparece en escena el PSG y ficha en una misma temporada a Neymar (222 millones de euros) con un cheque y a Mbappé (180 millones de euros). Con el francés hace un encaje de bolillos con el Mónaco para que el gasto no compute en el mismo ejercicio y se le pueda demandar por saltarse el juego limpio financiero. La oferta, según medios ingleses, que tiene sobre la mesa Pep Guardiola para renovar el contrato es de 23 millones de euros netos. Actualmente cobra 17 millones de euros.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios