la confianza en el delantero francés

Los motivos por los que el Real Madrid frena el fichaje de Haaland... y mantiene a Benzema

Zidane solo tiene ojos para Karim Benzema. El ‘9’ tiene dueño en el Real Madrid. Haaland tiene que esperar a que el entrenador o Florentino se desenamoren del francés

Foto: Zidane da instrucciones a Benzema en el partido contra el Manchester City en el Bernabéu. (Efe)
Zidane da instrucciones a Benzema en el partido contra el Manchester City en el Bernabéu. (Efe)

En el Real Madrid no se asume como un error no haber fichado antes a Erling Braut Haaland. El delantero de moda en el fútbol europeo tampoco habría tenido la titularidad garantizada con Zidane. Es el verdadero argumento para descartar una operación que tiene demasiados condicionantes. Deportivos y económicos. Haaland, como en su día sucedió con Mbappé, quiere un equipo que apueste a ciegas por él. Y ya se sabe que Zinédine Zidane, desde hace mucho tiempo, solo tiene ojos para Karim Benzema. El ‘9’ tiene dueño en el Real Madrid. El noruego tiene que esperar a que Zidane o Florentino se desenamoren del francés.

Después de muchos años en el Real Madrid, concretamente once temporadas, no se ve el declive en un delantero de 32 años. Todo lo contrario. Se refuerza la apuesta en una de las debilidades del entrenador y el presidente, al que defienden con pasión. “Al que no le guste Benzema no entiende de fútbol”, es la opinión de Zidane. Florentino lo compara con Ronaldo Nazario. Es cuestión de gustos y la confianza está puesta, desde hace muchísimo tiempo, en Karim Benzema. Con esta postura es complicado, por no decir imposible, que Haaland tenga un sitio, a corto plazo, en los planes del Real Madrid.

Erling Haaland celebra un gol con el Borussia Dortmund. (Efe)
Erling Haaland celebra un gol con el Borussia Dortmund. (Efe)

No tiene nada que ver uno con otro, pero el que lleva el ‘9’ y juega siempre en el Real Madrid es Benzema. El delantero del Borussia Dortmund tiene otro perfil y, en el poco tiempo que se le ha visto en Alemania, destaca por su pegada. Es un rematador. Tiene facilidad para finalizar las jugadas. Y, a pesar de ser grandote, no es torpe. Es explosivo y veloz. Pero no es Benzema. Ni tiene la elegancia ni la madurez del ‘9’ que más le gusta a Zinédine Zidane. Con él se tiene toda la paciencia del mundo. Ponen en valor su evolución como jugador de equipo y, desde que se fue Cristiano Ronaldo, como el único que cogió la responsabilidad y el liderazgo en ataque. Gareth Bale decepcionó. Marco Asensio se escondió. Isco se enfurruñó. Vinicius estaba y sigue en la cocina. Mariano, pinchó. Benzema dio el paso al frente y creció como goleador.

Ni Jovic ni Mariano

No es, seguramente, el ‘asesino’ del gol que necesitaría tener un equipo que aspira a ganar todos los títulos. Pero es lo que le gusta a Zidane y respalda Florentino. Con 32 años está en su madurez y tiene el compromiso y la forma física que encaja en los planes del entrenador. Es, incluso, más agresivo y voraz. Hasta desafiante. En el club se recuerda uno de los episodios que, durante el confinamiento, generó polémica. “Soy un Fórmula 1”, dijo Benzema en un directo de Instagram cuando se refirió a sus condiciones y comparó a Oliver Giroud con un kart. No se le puede negar que tiene la autoestima alta y esto se debe a la confianza que siente de los compañeros, el entrenador y el presidente. La afición, la grada, está más dividida.

Haaland es un gran delantero. Pero Benzema es el mejor para los que deciden la planificación en el Real Madrid. No ha dejado ser fiable. Algo que sí sucede con los otros dos jóvenes que están en la plantilla y han llegado lesionados a los entrenamientos después del confinamiento. Ni Luka Jovic ni Mariano Díaz están siendo capaces de hacer dudar a Zidane. El serbio tiene la ventaja de que en su primera temporada tiene que cumplir con un periodo de adaptación que no es fácil cuando se trata de rendir a un altísimo nivel en el Madrid. Jovic ha desperdiciado varias oportunidades y se le recomienda que cambie de actitud. Debería transformar esa personalidad fría y distante en una mayor capacidad de integración. Regresó de Serbia con una fractura extraarticular en el hueso calcáneo del pie derecho después de generar una polémica por haberse saltado el confinamiento en su país. Así es imposible encajar en un gran equipo. Benzema juega hasta con un dedo de la mano roto.

Luka Jovic se lamenta en un partido del Real Madrid. (Efe)
Luka Jovic se lamenta en un partido del Real Madrid. (Efe)

Lo de Mariano es otro caso extraño. Ha tenido bastantes menos posibilidades que Jovic y Zidane ha llegado a decir que es el último delantero. Un golpe a la confianza de un chico que se niega a salir cedido o traspasado. Salió, como recambio para perder tiempo en el Clásico, e hizo un gol. Sorprendente. Para muchos injustamente tratado y desaprovechado.

Ver jugar a Mariano y a Jovic produce sensaciones diferentes. El primero transmite estar enchufado. Pero también ha vuelto con una lesión del confinamiento. Sufre unas molestias en el pie derecho producidas por un coágulo en la parte inferior de los dedos de los pies, según informa Marca. Se ha quedado Benzema como único delantero sano en la plantilla para reanudar los entrenamientos y las competiciones. En el club no mueven ficha por Haaland. En lo económico, el noruego es una operación que supera los 150 millones de euros entre traspaso y comisiones.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios