HACE UN AÑO EL SERBIO COSTÓ 60 MILLONES

El fallido fichaje de Jovic, un aviso para el Real Madrid con el fenómeno Haaland

Hasta su interrupción, el joven delantero noruego era la gran sensación de la temporada y es normal que el Real Madrid le siga los pasos, pero hay un caso muy reciente en el que fijarse

Foto: Haaland celebra un gol con el Borussia Dortmund en un partido de la Bundesliga. (REUTERS)
Haaland celebra un gol con el Borussia Dortmund en un partido de la Bundesliga. (REUTERS)

"Antes de equivocarme, yo no cometo ese error", dijo en cierta ocasión Johan Cruyff, como si en el fútbol fuera tan fácil acertar siempre. Aunque la gran operación que Florentino Pérez tiene entre ceja y ceja es —además de acabar el flamante nuevo Estadio Santiago Bernabéu— el fichaje de Mbappé, el Real Madrid necesita estar atento al mercado de cara a reforzar su delantera, la línea más débil desde la marcha del mayor goleador de su historia, Cristiano Ronaldo, nada menos que 450 en 438 partidos.

Con esa intención el club madridista cerró hace ahora un año el fichaje de Luka Jovic, delantero serbio de 21 años que se había destapado en el Eintracht de Frankfurt con 26 goles en 44 partidos. Como siempre suele suceder en estos casos, el presunto interés de otros grandes de Europa, entre los que, cómo no, se incluyó al FC Barcelona, encareció la operación, que se fue hasta los 60 millones de euros.

[Portazo de Zidane a Odriozola y su ilusión de triunfar en el Madrid]

Esta cantidad, cada vez más habitual en el fútbol de los últimos años, aunque a partir de ahora, y al menos durante un tiempo, costará volver a verla, convirtió el fichaje de Jovic en el octavo más caro del Real Madrid, por detrás de los de Bale, Hazaard, Cristiano, Zidane, James, Kaká y Figo, y el 18º del fútbol español, pues a los ocho madridistas mencionados se suman los cuatro más caros, tres del FC Barcelona y uno del Atlético de Madrid, a saber Coutinho, Joao Félix, Dembelé y Griezmann, además de otros seis más, Neymar, Luis Suárez, Morata, Lemar e Ibrahimovic, cuatro del Barça y dos del Atleti.

Sin embargo, la primera temporada de Jovic en el Real Madrid estaba siendo un fracaso, con un total de 770 minutos disputados, de ellos 166 en la Supercopa de Arabia en ausencia de Benzema, y en los tres últimos partidos sin estar ni siquiera convocado por Zidane. Sus dos únicos goles fueron en LaLiga. El primero, en el 5-0 al Leganés y el segundo en el 1-4 a Osasuna en Pamplona. Por si fuera poco, tras pararse la competición fue acusado de saltarse las normas de confinamiento en Belgrado tras viajar a su país en plena crisis del coronavirus.

Haaland celebra un gol Achraf, el futbolista cedido al Borussia Dortmund por el Real Madrid. (REUTERS)
Haaland celebra un gol Achraf, el futbolista cedido al Borussia Dortmund por el Real Madrid. (REUTERS)

Con 19 años y 40 goles en 33 partidos

Un año después, el nombre que está sobre la mesa del Real Madrid es el de Erling Haaland. El delantero noruego nacido en Inglaterra y que en julio cumplirá 20 años, llegó en el mercado de invierno al Borussia Dortmund, que pagó por él 20 millones al Salzburgo. Sus números son brutales, con 16 goles en 14 partidos en la liga austriaca, 9 en los 8 que lleva en la Bundesliga, 10 en 8 de la Liga de Campeones, 6 con el Salzburgo (8) y 2 con el Dortmund (2), 4 en 2 de la Copa de Austria y 1 en el único partido de la Copa e Alemania. En total, 40 en 33 partidos, además de 9 asistencias.

Las credenciales de Haaland están ahí y son irrefutables. Sin embargo, el reciente caso de Jovic es algo a tener en cuenta en Valdebebas a la hora de valorar su fichaje. A la espera de acontecimientos y cómo sea capaz el fútbol de afrontar las crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus, hay que analizar cómo encajaría el delantero noruego en el Real Madrid, pues no es lo mismo destaparse como goleador en Austria y en Alemania, que hacerlo en el más grande de Europa, donde la sombra de Cristiano sigue siendo demasiado alargada y hoy por hoy solo Mbappé parece ser capaz de taparla.

Económicamente la operación es asumible por Florentino Pérez, quien, a diferencia de los dirigentes de FC Barcelona y Atlético de Madrid, no ha llevado al Real Madrid a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para beneficiarse de ayudas estatales y, por tanto, no va a estar fiscalizado por el Ministerio de Trabajo y Hacienda. Además, y por mucho que el Dortmund pretenda sacar por Haaland más de 70 millones de euros y de este modo triplicar lo que hace apenas unos meses pagó por él, el Real Madrid tiene jugadores de sobra para poder incluir en la operación y de este modo rebajar esa cantidad.

Empezando por Achraf, cedido las dos últimas temporada al equipo alemán, si bien parece que Zidane cuenta con él como recambio de Carvajal y en detrimento de Odriozola. Pero hay más futbolistas como Lucas Vázquez, Mariano, Mayoral, el japonés Kubo, cedido al Mallorca, e incluso Óscar Rodríguez, cedido al Leganés. Es evidente que el Real Madrid hace bien en estar atento al fenómeno Haaland, pero también valorar lo sucedido con Jovic, al que fichó hace un año y de momento solo ha sido noticia por saltarse el confinamiento en Belgrado tras viajar a su país en plena crisis del coronavirus. Y es que, para acabar con Cruyff, "el dinero tiene que estar en el campo, no en el banco", dijo el técnico holandés. Pero sobre todo nunca en el banquillo, podríamos añadir...

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios