la eterna búsqueda del joven talento

Los espasmos que produce Ansu Fati en el Real Madrid (el radar no es infalible)

En el Barcelona se frotan las manos con el guineano mientras que en el Madrid decrecen los niveles de ilusión, principalmente, con Vinicius. Ansu Fati se le escapó a los ojeadores de la casa blanca

Foto: Ansu Fati devuelve los aplausos de los aficionados del Camp Nou en el partido contra el Valencia. (Efe)
Ansu Fati devuelve los aplausos de los aficionados del Camp Nou en el partido contra el Valencia. (Efe)

El fenómeno Ansu Fati produce alteraciones en el Real Madrid. Como al guineano le dé por romper a crack se pueden imaginar la frustración que provocará en la casa blanca. De momento, está en el camino. El joven consigue ilusionar a la afición del Barcelona, que le ovacionó en el Camp Nou en el partido contra el Valencia, y genera inquietud en el madridismo. En la táctica de tener controlados a los mejores jóvenes del mundo se le escapó a José Ángel Sánchez y a sus colaboradores el de Guinea-Bisáu, que despuntaba en el Sevilla y estaba pendiente de la llamada de uno de los dos grandes clubes de España. Bori Fati, el padre de la perla, desveló tras el deslumbrante debut del niño contra el Betis que el Madrid le ofrecía mejores condiciones que el Barcelona, pero eligieron al club catalán porque se presentaron en su casa y le convencieron.

La Asamblea del Real Madrid sirvió para conocer cuál es el nuevo rumbo de Florentino Pérez en la política deportiva que maneja junto a José Ángel Sánchez, el brazo ejecutor, y lo que propone Zinédine Zidane. Al presidente se le quitan las ganas de fichar 'galácticos' y prepara un criadero de potenciales cracks entre los que destaca a Vinicius, Rodrygo, Odegaard y Kubo. No tiene intención de salirse de esta apuesta de futuro. Una estrategia que, por otra parte, no es nada novedosa y tienen todos los clubes del mundo. La diferencia es cuándo y cómo se materializa. En este inicio de temporada el Barcelona toma la delantera con la irrupción de Ansu Fati. El juvenil que lanza al ruedo Ernesto Valverde y provoca admiración por el desparpajo de ver a un chico de 16 años hacer goles con facilidad en la Primera división. Florentino tiene un caladero de jóvenes futbolistas, pero la elección es que se fogueen fuera por el tapón que producen los Marcelo, Isco, Modric, Bale...

Vinicius en el partido contra el Levante en el Bernabéu. (Efe)
Vinicius en el partido contra el Levante en el Bernabéu. (Efe)

Hay errores o directamente se puede decir que el radar del scouting en el Real Madrid no es infalible y, si realmente de lo que se trata es de volcarse en este mercado de promesas, Florentino debería tirar de las orejas a los que tenían controlado al chaval y no lo cerraron. Se le adelantó y lo disfruta el Barcelona. Ya se sabe que en estos casos la alegría del rival enoja al otro contrincante. A Ansu Fati lo disfruta hoy el barcelonismo y le viene de perlas a Josep María Bartomeu esta aparición para presumir de la cantera y calmar las aguas de un verano turbulento con el asunto de Neymar. Imaginar que Ansu Fati pueda llegar a triunfar en el Barcelona produce espasmos en el Real Madrid.

La fiabilidad de Vinicius

La risa va por barrios en esto de sacar joyas de la cantera que llegan al primer equipo. Si ya tienen madera de crack, el asunto es serio. Florentino Pérez tuvo su momento de gloria con el fichaje de Marco Asensio. Le salió a pedir de boca y en él está el punto de partida de su apuesta por las jóvenes promesas. El balear entró con muy bien pie en el primer equipo. Hizo goles en finales, algunos de ellos asombrosos y provocó una herida en el barcelonismo que reprochaba a la directiva que se les hubiera escapado este talento. Marco Asensio llegó al Real Madrid por menos de 4 millones de euros y cada gol o buena actuación molestaba. Como se puede comprobar, en esto del fútbol nunca conviene sacar pecho ni confiarse. Ahora es el Barcelona el que alardea de Ansu Fati. Hay que tener calma. Aunque el chico tenga buena pinta, habrá que ver si tiene continuidad cuando esté sano Dembélé.

La situación en la comparativa entre el Barcelona y el Real Madrid, a día de hoy, es la siguiente. Los niveles de ilusión en el bando azulgrana están muy por encima que los que hay en el Real Madrid con los jóvenes del primer equipo. Se frotan las manos no solo con Ansu Fati. También está Frenkie de Jong cogiendo su sitio como fijo en el once de Valverde y ha aparecido Carles Pérez. En el Real Madrid siguen debatiendo la fiabilidad de Vinicius de cara al gol y todavía no se ha visto a Rodrygo. La percepción es que el aficionado está más pendiente de lo que pueda hacer Odegaard en la Real Sociedad o Kubo en el Mallorca. Incluso, se miran los partidos de Ceballos en el Arsenal. También los de Reguilón en el Sevilla y los de Achraf en el Borussia Dortmund. Este es el patrimomio del que presume Florentino Pérez cuando comparece con los socios compromisarios para recordar que hay un gran provenir.

Marco Asensio en un partido de Liga contra el Celta. (Efe)
Marco Asensio en un partido de Liga contra el Celta. (Efe)

El presidente del Real Madrid tuvo, incluso, un tono reivindicatico en la Asamblea cuando se refirió en estos términos a una sala semivacía: "Miren, la gente dice que yo sé de números. Pero si de algo sé es de fútbol". Faltaría más que Florentino (58 años de socio en el Real Madrid) no sepa qué jugador es bueno, regular o malo después de ver una infinidad de partidos y, desde que está en el cargo presidencial, tener información privilegiada de cómo entrenan unos y otros y su profesionalidad. El problema, y lo sabe Florentino, es que cualquier jugador no da la talla para jugar en el Real Madrid. Como tampoco en el Barcelona. La clave es tener un entrenador que crea en los jóvenes de la cantera y esto, de momento, no es lo que está en la cabeza de Zidane cuando va a por Mendy y deja salir a Reguilón o no hay manera de retener a Marcos Llorente cuando no tiene sustituto para Casemiro.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios