Los consejos de Florentino Pérez a Isco para tranquilizar los nervios en el Real Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
el presidente calma al malagueño

Los consejos de Florentino Pérez a Isco para tranquilizar los nervios en el Real Madrid

Florentino Pérez transmite a Isco su apoyo para que compita y no se rinda en un momento delicado para el malagueño. Confía en que la suplencia y los pitos no afecten su rendimiento

Foto: Florentino Pérez abraza a Isco y Marco Asensio en la comida navideña. (foto vía @realmadrid.com)
Florentino Pérez abraza a Isco y Marco Asensio en la comida navideña. (foto vía @realmadrid.com)

Florentino Pérez ha dado el paso para atajar, a corto plazo, la última polémica que envuelve a Isco después de que el malagueño se encarara con la afición del fondo norte del Bernabéu en el partido contra el CSKA de Moscú. La postura del presidente del Real Madrid es ayudar a Isco. Lo ha hecho en la comida navideña que se ha celebrado este viernes en el antepalco del estadio con la presencia de las plantillas de fútbol y baloncesto. Isco era uno de los grandes protagonistas en un día en el que Florentino pidió unidad y superación a los equipos que entrenan Solari y Pablo Laso. A lado de la mesa presidencial, en la que estaban los entrenadores de ambas secciones y los capitanes –Sergio Ramos y Felipe Reyes–, se encontraba la de Isco. Junto a él sus inseparables amigos: Carvajal y Marco Asensio. Isco dio síntomas de estar más animado después de los pitos que sufrió en el encuentro y la goleada contra el equipo ruso.

El objetivo en el Real Madrid, en una comida en la que se celebró con satisfacción el triunfo del equipo de Pablo Laso ante el Barcelona en la Euroliga, es cerrar el año con el triunfo ante el Rayo Vallecano y el título del Mundial de clubes que se disputa en Emiratos Árabes la semana que viene. La obsesión de Florentino es acabar el 2018 con un nuevo título y para ello adopta una estrategia más conciliadora que distante. Ha decidido que hay que estar cerca de Isco y ayudarle a que recupere la confianza. El presidente tranquiliza a un jugador que está en una situación delicada por una decisión técnica. A Solari no le encaja en su propuesta de fútbol y, de momento, sólo le ha puesto en dos onces: contra el Melilla y CSKA de Moscú. Dos partidos que Isco considera que tienen trampa porque hay mucho que perder si se produce un mal resultado –como sucedió ante los rusos– que ganar. Poco o nada se habla –dicen los que están más cerca de Isco– de su golazo por la escuadra al Melilla.

Foto: Isco se encaró con la grada en el partido del Real Madrid ante el CSKA de Moscú. (Reuters) Opinión

Florentino valora el caso Isco como una decisión deportiva de Solari y evita pronunciar la palabra castigo o referirse a un asunto extradeportivo. Lo primero es la estabilidad. Hay que evitar divisiones. El malagueño no es un jugador más. Está frustrado por su suplencia o jugar pocos minutos y producto de su situación se produjo este calentón. El presidente pide que lo olvide, se centre y motive para ponérselo difícil al entrenador y ayude con su experiencia a subir el nivel de competitividad del equipo. Entiende que la mejor solución es convencer a Isco de la importancia que tiene en la plantilla y recordarle que ha sido fundamental en los éxitos de las últimas Champions. Hay que rebajar las tensiones y los malos rollos. Solari ha dejado de obviar un tema que le incomoda para ser más cariñoso. "Isco es un hombre maduro. Un profesional que ha dado un montón de alegrías y estamos seguros que las seguirá dando. La labor más ingrata es elegir a los once", comentó el día antes del partido contra el Rayo Vallecano.

El apoyo del vestuario

El Real Madrid cierra este sábado el año en el Bernabéu y la comida navideña también sirve de estímulo para borrar los irregulares meses de la temporada en los que el equipo ha perdido ocho partidos y el club ha tenido que tomar la decisión de prescindir de Lopetegui y poner a Solari. El propósito y la actitud de un Florentino Pérez más conciliador es pedir a los jugadores que peleen y no se rindan. El mismo mensaje que le ha transmitido a Isco para que esté tranquilo con un episodio que no lleva nada bien porque no acepta o comprende cómo ha caído en desgracia para Solari.

Antes del partido contra el Rayo Vallecano está programado que Luka Modric ofrezca el Balón de Oro a los aficionados. El croata, uno de los ídolos y jugadores más queridos, se llevará la ovación de la grada en un momento necesario después de la sufrida victoria contra el Huesca y la derrota ante el CSKA. Un acto que puede ayudar mucho a aplacar el enfado que tiene una afición por la trayectoria del equipo. Apoyar a Isco, en su peor momento de los cinco años que lleva en el Madrid, es fundamental para Florentino y sus compañeros. Solari lo ha manejado con más distancia. Carvajal ya lo ha hecho públicamente para explicar que Isco no rechazó el brazalete de capitán que le dio Marcelo cuando el brasileño fue sustituido contra el CSKA de Moscú. "Me cedió el brazalete. No lo rechazó porque Isco está superorgulloso de llevarlo", sale en su defensa el lateral derecho.

Isco vuelve a sonreír y parece más animado después del abrazo navideño de Florentino. Pero la realidad es que el presidente del Real Madrid tiene que poner buena cara a los malos tiempos porque está decepcionado con derrotas como las de Eibar y CSKA de Moscú. Accidentes serios que dañan la imagen y hacen dudar de la fiabilidad de la plantilla cuando llegue lo más duro de la temporada. Estos consejos a Isco son un plan de ayuda a corto plazo. Más adelante, cuando acabe la temporada, el proyecto pide a Florentino remover la plantilla y dar salidas a los que han perdido la ambición.

Isco Florentino Pérez Santiago Bernabéu
El redactor recomienda