refugiado en la familia y los amigos

Qué ha sido de Fernando Hierro: de sentirse traicionado por Lopetegui al abrazo de Raúl

No se sabía nada del ex seleccionador que abandonó el Mundial de Rusia con la frustración de no haber podido reconducir la crisis que estalló en la concentración de Krasnodar

Foto: Fernando Hierro con gesto de decepción tras la eliminación de España en el Mundial de Rusia. (Reuters)
Fernando Hierro con gesto de decepción tras la eliminación de España en el Mundial de Rusia. (Reuters)

Fernando Hierro está más animado y recuperado del Mundial de Rusia en el que se 'quemó' en el banquillo por la crisis desatada entre Luis Rubiales, Lopetegui y Florentino Pérez. El malagueño vuelve a sonreír en un campo de fútbol y este pasado fin de semana se dejó ver -con dificultades- por la Ciudad Deportiva de Valdebebas para presenciar el debut en los banquillos de su amigo Raúl. Han sido tres meses en los que ha pasado desapercibido y ha asimilado el golpe moral de Rusia, ya no sólo por la derrota, sino por cómo se sintió tratado tanto por Luis Rubiales como por Julen Lopetegui.

Desde el 8 de julio, día en el que dejó de ser seleccionador de fútbol y renunció a su cargo de director deportivo de la Federación, hasta el domingo 23 de septiembre no se sabía nada del exseleccionador, que abandonó Rusia con la frustración de no haber podido reconducir la crisis que estalló en la concentración de Krasnodar a dos días del debut contra Portugal en Sochi. El ‘luto' de Hierro empieza a romperse con el inicio de las competiciones de fútbol base y el abrazo que le dio a su amigo íntimo Raúl González Blanco en su primer partido como nuevo entrenador del cadete B del Real Madrid.

Raúl, el 'Nene' de Hierro

Fue una escena emotiva y cargada de sentimiento. Hierro siguió, desde un rincón de la grada, el encuentro del filial blanco contra Los Yébenes, con victoria para los madridistas por 5-0. Hierro, como un espectador más, disfrutó al ver a Raúl de pie en la banda, concentrado, dando instrucciones tácticas y consejos a los chavales. El ‘Nene’, como llama Hierro a Raúl, vivió este debut en los banquillos con la pasión y energía que le caracterizaba en su etapa de jugador. “Estoy más nervioso que cuando era futbolista”, reconoció al final del partido.

Esos nervios los compartió con Fernando Hierro, quien ha estado refugiado en la discreción y el apoyo de sus familiares y amigos. Entre Madrid, Vélez-Málaga e Ibiza ha ido recuperando la normalidad y la tranquilidad después de la decepción de tener que hacer de ‘apagafuegos’ de Luis Rubiales, convertirse en un seleccionador interino y cerrar su etapa un calusoro domingo de julio con un frío y escueto comunicado de la Federación para concluir que declinaba regresar a su anterior cargo como director deportivo “para buscar nuevos horizontes y emprender nuevos retos profesionales”. Le quedaban dos años de contrato y tenía esperanzas de seguir como seleccionador.

Hierro junto a Iniesta. (Efe)
Hierro junto a Iniesta. (Efe)

Infantino le quiere a su lado

Fernando Hierro no se da por derrotado. Tiene la ilusión de volver a entrenar, pero su entorno le ha recomendado que se tome un tiempo, incluso un año sabático, y si hay una oferta de un club que sea mejor fuera que dentro de España. Después de haber sido ayudante de Ancelotti en el Real Madrid, dirigir al Oviedo una temporada en Segunda división y hacerse cargo de la Selección española de fútbol valora con calma y tranquilidad las cosas que le llegan. Entre esos amigos y ofertas se encuentra el interés del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, que le ha ofrecido un cargo de asesor.

De momento no tiene prisa y se lo toma con mucha tranquilidad porque el desgaste que sufrió en Rusia fue importante. Se sintió ‘traicionado’ por Julen Lopetegui cuando saltó la noticia del fichaje por el Real Madrid. Hierro no había sido informado por el que por entonces era el seleccionador. Buscó frenar la crisis aceptando coger el cargo de técnico a dos días del debut mientras Rubiales empezaba las gestiones para buscar un relevo que acabó siendo Luis Enrique y no confiando en su continuidad al frente de la Selección.

Esta decepción y desengaño ha ido desapareciendo con el cariño de la familia -su mujer Sonia y sus hijos Álvaro y Claudia- y el apoyo de los amigos. Y uno de ellos, muy importante para él, es Raúl González Blanco. Ha tenido más gente que se ha interesado. Como los veteranos del Real Madrid que entrenan y juegan partidos y le han llamado. Pero Hierro sufre molestias en una rodilla que han provocado que en este tiempo sólo haya podido hacer un entrenamiento. Sigue en el paro hasta que llegue esa oferta que le convenza. Mientras, dedica el tiempo a la familia, y a ver mucho fútbol tanto profesional como de cantera. El balón le da y le quita.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios