¿Quién es Borja Garcés? El escudo de Simeone ante los pitos (y nuevo goleador)
  1. Deportes
  2. Fútbol
TERCER DEBUT MÁS JOVEN EN EL ATLÉTICO EN 1ª

¿Quién es Borja Garcés? El escudo de Simeone ante los pitos (y nuevo goleador)

Borja Garcés es el tercer jugador más joven en debutar con la camiseta del Atlético de Madrid. A sus 19 años logró el gol del agónico empate ante el Eibar y un suspiro para Simeone

Foto: Koke felicita al joven Borja Garcés por el gol del empate al Eibar en el Metropolitano. (Efe)
Koke felicita al joven Borja Garcés por el gol del empate al Eibar en el Metropolitano. (Efe)

Borja Garcés recordará el debut con el Atlético de Madrid por lo que sucedió cuando entró al campo, además de por su gol, que sirvió para salvar al equipo -minuto 94- de la derrota contra el Eibar en el Wanda Metropolitano (1-1). El melillense tiene el bautismo de Simeone por responder a la confianza en un momento delicado y en el que Diego Costa, Griezmann, Correa, Saúl o Koke se atascaban con la definición, pero sobre todo porque los pitos contra el técnico argentino tuvieron un efecto rebote. Los que silbaron a Simeone se marcharon del estadio con la cabeza agachada como los pecadores que pierden la fe en sus creencias, y Simeone les mandó un recado desde la sala de prensa: "El entrenador sabe que puede entrar uno que tiene olfato de gol. Y al final ese chico hace gol”.

La noticia en el estreno de la nueva perla del club rojiblanco quedó eclipsada por los pitos a Simeone cuando, en el minuto 70, retiró del campo a Rodrigo Hernández y metió a un joven de 19 años: Borja Garcés. La grada reaccionó como nunca se había visto contra una decisión del Cholo. Pitos de desaprobación y malestar porque no entendían lo que pretendía con la sustitución y, probablemente, tampoco confiaban en que el chaval fuera capaz de dar soluciones a los problemas de pegada. Costa, Griezmann, Godín y Saúl se estrellaban contra un soberbio portero: el serbio Marco Dmitrovic.

Foto: Diego Costa se desespera por una ocasión fallada en el empate contra el Eibar. (Reuters)

Perdía el Atlético en el 87 (gol de Enrich), el ambiente en el Metropolitano se contaminó de negatividad y las gradas empezaron a vaciarse. Ya no llegaba al césped la suficiente energía y aliento que pide Simeone a los aficionados para que empujen al equipo. Esa ola de frustración la rompió Borja Garcés, que cazó un balón en el tiempo de descuento para hacer el empate y callar a los que habían pitado a Simeone. Una situación extraña y sorprendente que provocó que el Cholo estallara de alegría y rabia en la celebración.

Borja Garcés -con el dorsal 32 a su espalda- fue el flotador al que se agarró un angustiado Simeone y con él llegó a la orilla; estaban lesionado Kalinic y Vitolo; salieron del campo dos fichajes: Lemar y Rodri; Lucas fue hospitalizado en la mañana del partido por un dolor abdominal; Costa, Griezmann y Correa tuvieron uno de esos días negados de cara al gol... El Cholo miró al banquillo y fue valiente en su apuesta por el canterano. Los de los pitos se ahogaron con el gol del empate.

placeholder Simeone con Borja Garcés. (Efe)
Simeone con Borja Garcés. (Efe)

Olfato goleador

Garcés llegó al Atlético de Madrid en 2016, procedente del Rusadir de Melilla. La temporada pasada fue uno de los futbolistas claves para que el juvenil A consiguiera el triplete: Liga, Copa de Campeones y Copa del Rey. Un delantero con olfato de gol, físicamente fuerte, potente y con mucha personalidad. De los que tiene gatillo. Simeone le había echado el ojo y se lo llevó a la pretemporada, donde el melillense hizo dos goles: al Paris Saint Germain y Cagliari. En el último partido de la pasada temporada, en Nigeria, hizo otro golazo por la escuadra que significó la victoria (2-3).

Toda esta información y su seguimiento diario estaba en la libreta de Simeone. “Está muy bien. La gente viene al estadio y ve que un jugador juega bien y quiere que siga jugando. Pero el entrenador sabe que puede entrar uno que tiene olfato de gol. Y al final ese chico hace gol”, se despachó el Cholo en la sala de prensa cuando le pidieron su opinión sobre los pitos. El chaval, convertido en héroe, demostró que tiene algo especial: “Es un debut amargo porque me hubiera gustado ganar. No estoy contento”. Simeone sólo le dio un consejo en el momento del polémico cambio: “Sal y enchúfala”.

Borja Garcés, a sus 19 años, se convierte en el tercer futbolista más joven que debuta con el primer equipo del Atlético de Madrid en Primera División tras Miguelín -17 años en 1984- y Villaverde -18 años en 1958-. Un chaval que tiene la cabeza bastante bien amueblada y que da muestras de su madurez con frases como esta: "El único lugar donde el éxito viene antes que el trabajo es el diccionario".

Foto: Saúl se dirige a los aficionados rojiblancos. (Reuters)
Diego Simeone Atlético de Madrid Wanda Metropolitano
El redactor recomienda