Es noticia
Menú
Cómo sería Ferrari si Adrian Newey hubiera aceptado aquella oferta "de estrella de cine"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
UN NUEVO TÍTULO PARA EL BRITÁNICO

Cómo sería Ferrari si Adrian Newey hubiera aceptado aquella oferta "de estrella de cine"

Red Bull logrará el título batiendo a Ferrari. En 2014, sin embargo, Luca de Montezemolo puso el equipo en sus manos con una oferta mareante. ¿Y si la hubiera aceptado?

Foto: Ferrari le hizo la gran oferta a Newey con Alonso todavía en Ferrari. (EFE/Valdrin Xhemaj)
Ferrari le hizo la gran oferta a Newey con Alonso todavía en Ferrari. (EFE/Valdrin Xhemaj)

La pista y los resultados confirman que Red Bull lo ha vuelto a hacer. Con un reglamento nuevo, empezó con Ferrari dominando la nueva era. Los dos títulos en 2022 son ya una formalidad, mientras que el RB18 se ha convertido en la referencia de la parrilla gracias al talento del equipo técnico liderado por Adrian Newey. ¿Qué escenario viviría ahora la escudería italiano si uno de los grandes genios de la Fórmula 1 trabajara ahora en Maranello? Pudo haber sucedido.

Se trataría solo de un ejercicio de ciencia ficción, en la medida que Newey rechazó una espectacular oferta del equipo italiano cuando Fernando Alonso todavía competía con Ferrari. Sin embargo, de aquí surgió uno de los superdeportivos más espectaculares fabricados en los últimos tiempos. No, no se trataba de un Ferrari. Curiosamente, Red Bull solventó la papeleta al copiar la estrategia que antes había tomado otro rival para no dejar escapar a Newey.

placeholder Montezemolo se fue a por Newey en la crisis de la salida de Domenicali en Ferrari (EFE/EPA/SRDJAN SUKI)
Montezemolo se fue a por Newey en la crisis de la salida de Domenicali en Ferrari (EFE/EPA/SRDJAN SUKI)

Como una estrella de cine

Un monoplaza de Fórmula 1 no es fruto de un individuo, por muy genial que este pueda ser. "Tengo la suerte de tener un muy buen grupo de personas en Milton Keynes y es un muy buen equipo. Todos los de Fórmula 1 son grandes equipos de ingeniería", apunta Newey para explicar su aportación y posición. "Pero, en términos de participación en las reuniones, aporto mi valor de dos chavos. Son los muchachos los que discuten esas ideas, tal vez crean una lista, se van y hacen el trabajo... Específicamente, en este RB18 hice la suspensión delantera, trasera y algunas otras piezas". Curiosamente, el RB18 es uno de los monoplazas con menos 'porpoising', y de mayor evolución durante la temporada. Red Bull ganó con Verstappen el último título del anterior reglamento, pero también lo hará con un monoplaza del nuevo. Quizá que Adrian Newey esté en ambos años casualmente tenga algo que ver.

"Me habían cortejado antes, pero esta vez hablaban en serio. Viajé para visitar a Luca Montezemolo, el presidente de Ferrari en ese momento, y lo vi en su casa de campo cerca de la Toscana", explica Adrian Newey en su libro 'Cómo construir un coche' respecto a la oferta de Ferrari en 2014. "Tuvimos conversaciones serias y su oferta fue increíble. Luca quería darme todo el funcionamiento de Ferrari, carretera y coches de carreras. La promesa era un estilo de vida casi de estrella de cine y la oferta financiera más ridículamente grande, más del doble del ya generoso salario que recibía en Red Bull". En concreto, le ofrecieron 20 millones de euros.

placeholder Newey intentó marcharse de McLaren, pero Dennis le disuadió con una oferta más allá de la F1. (Fórmula 1)
Newey intentó marcharse de McLaren, pero Dennis le disuadió con una oferta más allá de la F1. (Fórmula 1)

Con aquello de "me habían cortejado antes", Newey se refería a distintos contactos previos para fichar por Ferrari, muy anteriores a 2014. El primero, cuando Ferrari se planteó el salto a los Estados Unidos en los pasados 80 al IndyCar, donde Newey tenía experiencia. La segunda vez, ahora sí para la Fórmula 1, cuando Jean Todt le ofreció el puesto de director técnico en 1996, cuando también Williams y McLaren se disputaban sus servicios. Terminó más tarde en el equipo británico.

A Ferrari se le escapó el tren

Marco Mattiacci llegó a Ferrari en 2014, en sustitución de Stefano Domenicali. Con escasa idea de Fórmula 1, Binotto siguió las directrices del presidente. "Haremos lo que sea necesario, incluso saliendo al mercado, pero con la clara idea de no solo ir de compras. Si encontramos un valor añadido extremo para un equipo que, según todos nosotros, es uno de los más importantes de la Fórmula 1… Esta es la filosofía, por el momento. Cualquier cosa que sea necesaria, se hará". Esa cosa se llamaba Adrian Newey.

Después de los éxitos de Red Bull desde 2010 a 2013, a Montezemolo le costó comprender que Ferrari había perdido el tren de las tendencias en vigor de la Fórmula 1. Es decir, dotarse de potentes herramientas de desarrollo en el terreno aerodinámico, que Red Bull le había entregado al ingeniero británico desde que llegó al equipo austríaco en 2006. Al confiar en el valor de contar con dos pistas de pruebas reales, (Fiorano y Mugello) Montezemolo no entendió el nuevo modelo que triunfó en la Fórmula 1. Newey había marcado la pauta con sus escapes de soplado y otras innovaciones que hacían de sus máquinas armas imbatibles. Si no puedes con tu enemigo, róbales sus mejores armas, pensó Montezemolo. Aunque sea tirando la casa por la ventana. Newey era un virrey en Red Bull, con poder de decisión político en la gestión del equipo. Que se quedara fascinado con la oferta de Montezemolo daba una idea de las intenciones de Ferrari.

placeholder Desde su llegada a Red Bull en 2006, Newey ha formado parte de la cúpula gestora del equipo. (Reuters/Bernadett Szabo)
Desde su llegada a Red Bull en 2006, Newey ha formado parte de la cúpula gestora del equipo. (Reuters/Bernadett Szabo)

Sin embargo, como ha demostrado en numerosas ocasiones en su carrera, Newey se mueve por grandes desafíos. En aquellos tiempos, comprendió que Renault nunca iba a implicarse para liderar la nueva era de tecnología híbrida. "En aquel entonces estaba bastante desilusionado con todo el asunto, para ser sincero", recordó en una reciente entrevista. "Obviamente casi me uní a Ferrari, pero no lo hice. Pero, más que nada, aunque me sentía feliz en Red Bull y realmente no quería cambiar de equipo, lo único que me había empujado a siquiera considerarlo era que estábamos atrapados con un motor poco competitivo".

La Copa América y el Walkiria

Newey se ha mostrado generalmente reacio al cambio en su trayectoria deportiva. En Red Bull disfrutaba de una posición privilegiada, pero había perdido la motivación. Aquí entró en juego la creatividad de Christian Horner y Dietrich Mateschiz. Porque Newey se había enfrentado antes a un dilema similar en McLaren. Los responsables de Red Bull actuaron como lo hizo… Ron Dennis en McLaren.

Jaguar, propiedad de la multinacional Ford, firmó un contrato con Adrian Newey. El equipo era entonces dirigido por su amigo íntimo, el expiloto Boby Rahal. ¿Dejar McLaren en beneficio de un equipo de media tabla? Así era Newey, también cansado en aquel entonces de la asepsia de McLaren y el temperamento obsesivo de Ron Dennis. Pero este contraatacó. Uno de los patrocinadores de McLaren –SAP- había anunciado el apoyo al equipo de Nueva Zelanda, ganador de la edición previa de la Copa América. Además de amenazas legales, Dennis le ofreció el caramelo de un sustancioso incremento económico y la participación en los proyectos técnicos de los barcos de la Copa América. una vez terminara la extensión del contrato que le proponía, hasta 2005. Newey accedió. O se rindió.

placeholder Los espectaculares Valkyrie diseñados por Adrian Newey para Aston Martin desde Red Bull Advanced Technologies. (Aston Martin)
Los espectaculares Valkyrie diseñados por Adrian Newey para Aston Martin desde Red Bull Advanced Technologies. (Aston Martin)

Para estimular su hambre de desafíos, Mateschitz y Horner le ofrecieron la contrapropuesta de Montezemolo. "¿Que te ofrece el control de su gama de deportivos? Nosotros también". "Pero si no tenéis coches…". "Pues los creamos, o mejor, lo haces tú". Red Bull le ofreció la creación de Red Bull Advanced Technologies para desarrollar vehículos superdeportivos de calle. El proyecto debía ser autosuficiente desde el punto de vista financiero. Para lograrlo, se llegó a un acuerdo con Aston Martin, y Adrian Newey concibió el impresionante Valkyrie, uno de los coches más fascinantes que han aparecido en los últimos tiempos. Destinado en principio para competir en las 24 Horas de Le Mans y el Mundial de Resistencia bajo el nuevo reglamento Hypercar, fue paralizado por Lawrence Stroll tras tomar el control de la marca británica. Hoy es cotizado objeto de deseo para multimillonarios coleccionistas. Los últimos rumores apuntan a que Stroll podría estar reconsiderando su decisión.

"Tuve que tomar una decisión muy difícil, y me costó muchas noches de sueño mientras repasaba una y otra vez los diversos factores: diferencias familiares, culturales, laborales, las posibilidades de éxito o fracaso, las repercusiones de uno u otro... Pero al final le agradecí la oferta a Luca y lo rechacé". De haber aceptado, hoy la Fórmula 1 sería distinta.

La pista y los resultados confirman que Red Bull lo ha vuelto a hacer. Con un reglamento nuevo, empezó con Ferrari dominando la nueva era. Los dos títulos en 2022 son ya una formalidad, mientras que el RB18 se ha convertido en la referencia de la parrilla gracias al talento del equipo técnico liderado por Adrian Newey. ¿Qué escenario viviría ahora la escudería italiano si uno de los grandes genios de la Fórmula 1 trabajara ahora en Maranello? Pudo haber sucedido.

Red Bull Fórmula 1 McLaren Fernando Alonso
El redactor recomienda