Es noticia
Menú
'Nuevo' RB18: habrá que esperar un poco más para conocer el toque genial de Adrian Newey
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
Decoración y nuevo 'Title Sponsor'

'Nuevo' RB18: habrá que esperar un poco más para conocer el toque genial de Adrian Newey

El equipo austriaco mostró un coche real, pero casi la misma maqueta de Liberty y la FIA de Silverstone del pasado año. Salvo la decoración y algún retoque estético, nada a destacar

Foto: La presentación del RB18 no enseñó casi nada. (Red Bull)
La presentación del RB18 no enseñó casi nada. (Red Bull)

"Al ser un reglamento nuevo, los coches van a evolucionar muy rápidamente y, cuando lleguemos a la primera carrera, no se van a parecer mucho a este". Christian Horner usaba un eufemismo en una larga frase para sintetizar el lanzamiento del RB18. Nada por aquí, un poco por allá.

Parece que será la tónica de las presentaciones de esta temporada: cuanto menos, mejor. Es el caso en las dos primeras, Haas y Red Bull. Al menos, el equipo austriaco mostró un coche real, pero casi la misma maqueta de Liberty y la FIA de Silverstone del pasado año. Salvo la decoración y algún retoque estético en la carrocería, nada para presumir. Eso sí, la elevación de Oracle a la categoría de 'title sponsor' en sustitución de Honda, que supondrá una fenomenal inyección económica para el equipo.

'Pelotazo' con Oracle

Que ni Adrian Newey ni ningún miembro del equipo técnico de Red Bull estuviera presente en el acto hablaba alto y claro de la naturaleza de la presentación. Horner repitió varias veces lo del 'cambio más grande en treinta o cuarenta años', pero nadie entró en materia técnica sobre el RB18. Porque tampoco Red Bull quiere mostrar sus armas hasta Baréin, y nada que rompiera los estándares conocidos se presentaba en escena.

Nadie quiere dar pistas sobre la interpretación de cada equipo del "cuaderno de reglas enorme que nos ha dado el regulador", explicaba Horner, por lo que resulta estéril entrar en detalle. En realidad, la presentación de Red Bull realmente destacó por el extraordinario acuerdo de patrocinio en términos económicos firmado con Oracle. La compañía americana ya formaba parte del plantel de patrocinadores del equipo, pero la marcha de Honda ha permitido subir la apuesta hasta entrar en la categoría de 'title partner', lucrativo concepto que había decaído en los últimos años en la Fórmula 1. Especialmente desde la crisis económica de la pasada década. Oracle asocia ahora su nombre al del equipo, con todas las implicaciones en términos de marketing y retorno. En consonancia, el acuerdo de cinco años supone para el equipo austriaco unos cien millones de dólares anuales, un elevado porcentaje del tope presupuestario en vigor para 2022, de 140 millones.

placeholder Horner y Kerman, vicepresidente de Oracle, anunciando el nuevo acuerdo. (Red Bull)
Horner y Kerman, vicepresidente de Oracle, anunciando el nuevo acuerdo. (Red Bull)

"La vista desde dentro del coche"

Pero también se trata de una colaboración tecnológica de enorme valor para el equipo. No solo en materia de desarrollo de la plataforma de relación que Red Bull desarrollará con los aficionados, sino también de gestión de la competición. "Hemos explorado muchas áreas el pasado año y una de las más interesantes son las estrategias de simulación de carrera. Usando nuestra plataforma en la nube, el equipo va a poder llevar a cabo miles de simulaciones en cada carrera para explorar estrategias óptimas. Y queremos mejorar añadiendo numerosos proyectos de inteligencia artificial y aprendizaje de máquinas para intentar automatizar cosas que antes eras bastante manuales", explicaba el vicepresidente de Oracle, Ariel Kelman.

En el terreno deportivo, Horner llamaba la atención sobre la incertidumbre ante el nivel de Red Bull respecto a sus rivales debido al intenso trabajo de desarrollo que el equipo austriaco hubo de mantener la pasada temporada en la carrera por el título con Mercedes. "Con este nuevo juego de normas, todo va a ir sobre el desarrollo, va a depender de lo rápido que podamos exprimir estas nuevas reglas. El desarrollo va a ser intenso y rápido, y con el tope presupuestario, ha de ser eficiente", apuntaba Horner. "El coche es más limpio, no tiene todos esos añadidos aerodinámicos". Según el responsable de Red Bull, "básicamente todo es nuevo con el cambio de reglamento. La filosofía ha cambiado desde el año pasado, cada componente es nuevo, el coche con efecto suelo está diseñado para que los coches se sigan mejor. Esto cambia toda la filosofía de cómo diseñamos estos coches, es una curva de aprendizaje muy acusada, y será una carrera de desarrollo desde la primera a la última".

placeholder Hasta Baréin no se conocerá la versión del RB18 que iniciará la temporada. (Red Bull)
Hasta Baréin no se conocerá la versión del RB18 que iniciará la temporada. (Red Bull)

Max Verstappen y Sergio Pérez estaban presentes en el acto, y comentaron algunas de las novedades que supondrá la nueva generación desde el punto de vista del pilotaje. Pero el holandés reconocía que ni siquiera lo había probado demasiado en el simulador. "Para mí, lo más importante es la vista dentro del coche con estos neumáticos tan grandes, coger el vértice de las curvas será difícil. Parece que el coche tiene menos 'grip', pero te acostumbras rápido, para eso tenemos los días de pruebas para ver cómo desliza o las apuradas de frenada".

Adrian Newey, el máximo responsable técnico de Red Bull, siempre ha buscado los grandes cambios reglamentarios para aplicar su capacidad innovadora y creativa, abriendo nuevas tendencias seguidas luego por otros en diferentes fases técnicas de la Fórmula 1. Los escapes de soplado o el elevado 'rake' han sido algunas de los ejemplos más recientes. Para conocer su sello en el RB18, habrá que esperar todavía un tiempo.

"Al ser un reglamento nuevo, los coches van a evolucionar muy rápidamente y, cuando lleguemos a la primera carrera, no se van a parecer mucho a este". Christian Horner usaba un eufemismo en una larga frase para sintetizar el lanzamiento del RB18. Nada por aquí, un poco por allá.

Red Bull
El redactor recomienda