El español está centrado en McLaren

El ninguneo de Ferrari a Vettel que confirma que Carlos Sainz era la primera opción

Las palabras del alemán fueron un bombazo. El reconocimiento por parte del propio Vettel de que nunca fue valorada su continuidad en Maranello confirmaba la posición de Ferrari sobre Sainz

Foto: Carlos Sainz y Sebastian Vettel en la rueda de prensa del GP de España de 2019. (EFE)
Carlos Sainz y Sebastian Vettel en la rueda de prensa del GP de España de 2019. (EFE)

“Fue una sorpresa para mí cuando recibí la llamada de Mattia (Binotto) y me dijo que no había sitio para mí en el equipo. Así que no hubo puntos de fricción. No había ninguna oferta sobre la mesa”. Sus palabras fueron un bombazo este jueves en la rueda de prensa previa al Gran Premio de Austria. El reconocimiento por parte del propio Sebastian Vettel de que nunca fue valorada su continuidad en Maranello confirmaba la posición de Ferrari sobre Carlos Sainz: el español fue siempre la primera opción de Binotto para sustituir al alemán. Una oferta absolutamente irrechazable, sustituir a un cuatro veces campeón del mundo, cuya admisión pública en el Red Bull Ring de su situación hubo de ser un trago amargo bebido públicamente. Indirectamente, también un espaldarazo para Sainz.

El español llegaba a la primera carrera de 2020 rodeado por el halo de su fichaje por Ferrari, reforzado además por las palabras de Vettel. Pero también eufórico ante el retorno a la competición y las pistas. "Estoy muy contento. Hace dos días que pillamos un avión y han sido los días más felices de los últimos meses”. El alemán, por su parte, comienza la temporada mostrando al mundo la humillación sufrida y como Ferrari y Binotto jugaron con él mientras negociaban a sus espaldas con el piloto español. “Vettel es nuestra primera opción”, decía Binotto hace unos meses en una palabras envenenadas para el alemán.

Sainz era el elegido

Como Vettel ha confirmado el jueves y este medio ya había avanzado desde antes de la confirmación de su fichaje, Sainz supo desde finales de la pasada temporada del interés claro y directo de Ferrari para ocupar el puesto del piloto alemán. Por ello mantuvo en todo momento informado a McLaren de sus movimientos en una política de cartas sobre la mesa por ambas partes. El piloto español fue avanzando poco a poco en su acuerdo, mientras los rumores de las disensiones a la hora de negociar el contrato eran aireadas por la prensa italiana, sin fundamento alguno, de creer la versión de Vettel, quien parecía pretender desmentir con sus declaraciones en la rueda de prensa que hubiera planteado a Ferrari peticiones estratosféricas para su renovación. O, en otro caso, que la oferta de renovación era tan baja que la Scuderia obligaba a Vettel prácticamente a rechazarla. Nada era cierto. La realidad es que Binotto consideró que el paquete ofrecido por Carlos Sainz encaba en varias facetas en su proyecto para Ferrari.

"Cuando anuncié que me marchaba de McLaren fue muy emocionante. Escribir la carta y leerla en voz alta fue especial. Creo que también lo fue para todo el equipo, incluso para este chico sentado a mi izquierda”, reconoce. “Habrá dos momentos importantes y emocionantes, el que he mencionado y la última carrera con ellos. Seguiremos pasándolo bien y siendo profesionales. Tuvimos un gran año en 2019 y quiero seguir así en 2020". Sainz también hablaba en un podcast estos días de su actitud y mentalidad hacia el equipo británico en su última temporada con McLaren. “Todos pueden estar seguros al cien por cien que hasta la última vuelta de la última carrera voy a ser un piloto de McLaren empleándome a fondo y totalmente concentrado en el trabajo en McLaren. Cuando esto acabe, me concentraré en Ferrari, pero no quiero que una cosa me interfiera en la otra. Estoy totalmente entregado a este proyecto, este equipo, quiero acabar en lo alto y darlo absolutamente todo. Llegará el momento de empezar a pensar en Ferrari, que seguro tendrá sus desafíos y no será fácil para nada, pero al menos quiero acabar arriba con McLaren”.

Centrado en McLaren

Carlos Sainz tiene ganas de enfundarse el mono rojo, pero quiere estar centrado en su paso anterior en McLaren, aunque reconoce que no perderá de vista lo que haga su futuro equipo. "Seguro que algo observaré, pero voy a intentar que eso no ocupe ningún espacio en mi cabeza, porque suficiente tengo con preocuparme de la lucha que vamos a tener en McLaren contra coches rosas y amarillos, y compañía, y por otro coche naranja", confiesa.

El piloto español quiere despedirse de la mejor manera de Woking, pero sabe que este año puede ser más complicado que el anterior por el nivel de sus rivales en la zona media, especialmente el de Racing Point. “Puede ser muy diferente a lo que todos podemos predecir”. Racing Point llama su atención por el papel hecho en pretemporada y porque han dicho que quieren pelear con los tres equipos punteros, sacando partido de que disponen de un monoplaza inspirado en el Mercedes W10 de la temporada 2019. “Tienes que estar muy confiado para decir eso, de modo que quiere decir que tienen un coche muy bueno. Tienen una oportunidad muy buena de usurpar ese cuarto puesto que hicimos nosotros el año pasado. Nos va a tocar sufrir, pero aun así vamos a intentar darlo todo y vamos a asegurarnos de que se lo ponemos lo más difícil posible", dice.

"Aquí tuvimos una muy buena carrera el año pasado, pero es verdad que el coche ha cambiado mucho en estos doce meses, como el resto de coches. Tengo mucha curiosidad por ver dónde está cada uno, por ver cómo me siento con este coche en un circuito que no es Barcelona. Quiero ver cómo se adapta a diferentes circuitos y ver qué armas tenemos para poder luchar. Mi sensación es que Racing Point y Renault nos lo van a poner muy difícil”, explica. "Yo creo que Renault tuvo un año difícil en 2019, pero que, si nos vamos a años anteriores, han sido los que más han mejorado y los que siempre han conseguido liderar esa mitad de parrilla. Son un equipo con más recursos que donde está y un equipo con las cosas bien claras y gente muy buena al frente”.

Sainz afrontará una temporada extraña también en cuanto al tipo de calendario y su exigencia, pero confiesa que se va a tomar el año como si fuera una temporada normal. "Mi mentalidad a nivel personal no va a cambiar. Yo me la voy a tomar como si fuera una temporada normal y corriente. Pero es verdad que cada fallo contará un poco más, porque si hay menos carreras cada prueba tendrá más valor. Eso tendremos que tenerlo en cuenta, pero eso es algo en lo que intentaré no pensar demasiado", finaliza un Carlos Sainz que está deseando que comience la acción en el Red Bull Ring.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios