La fia cambia los criterios para los acuerdos

Zak Brown cuestiona con un raquetazo tras otro el egoísmo de Ferrari y Mattia Binotto

Zak Brown ha reaccionado rápidamente a la defensa de Ferrari de una Fórmula 1 con un techo presupuestario superior al que persiguen la mayoría de equipos ante la nueva crisis

Foto: Zak Brown se ha erigido en el líder de los equipos dispuestos a sacar una más ambiciosa tijera para competir en Fórmula 1 (REUTERS)
Zak Brown se ha erigido en el líder de los equipos dispuestos a sacar una más ambiciosa tijera para competir en Fórmula 1 (REUTERS)

Poco y nada ha tardado Zak Brown en contestar a Mattia Binotto en la pugna por el rumbo económico a adoptar para la Fórmula 1. Porque el responsable de McLaren se ha erigido como líder de la facción que pretende una reducción sustancial del límite presupuestario para gastar en una temporada. Enfrente, Ferrari y, en menor medida, Red Bull, para quien el americano también tuvo algún comentario. Y con la FIA pitando como árbitro al introducir el viernes una modificación legal que podría debilitar la posición del equipo italiano.

"Sus argumentos no se sostienen, se contradicen a sí mismos y no refleja con precisión lo que creo que es la realidad", resume Brown sobre las recientes palabras de Binotto, que defiende un presupuesto no inferior a 145 millones por temporada, insinuando la posibilidad de que Ferrari acuda a otros campeonatos para mantener su estructura si se reduce dicha cantidad. Y entre las salvas del americano, no podía faltar la andanada por la integridad del pacto de silencio la FIA con Ferrari como desenlace de la investigación sobre la irregularidad del motor italiano en 2019.

Pero, por si no fuera suficiente, a Brown no parece preocuparle una hipotética marcha de Ferrari de la Fórmula 1. “No me gustaría, odiaría que cualquiera se marchara, no es algo que nos gustaría que ocurriera. Sin embargo, el deporte puede sobrevivir con 18 coches. Y creo que habría otros fabricantes que podrían cubrir a los dos equipos clientes a quienes suministran motores”. Brown fue contestando a los argumentos de Binotto, casi uno detrás de otro.

"¿Ética y transparencia?"

“Obviamente, esta es una situación en la que si la Fórmula 1 vuelve a sus viejos hábitos, se corre un gran riesgo para su futuro. Pero creo que si avanzamos y vamos con los tiempos, no solo podemos sobrevivir a lo que está pasando ahora, sino que creo que finalmente el deporte puede prosperar y ganar todos”, explica Brown, quien por otro lado también avisa del grave peligro financiero para los equipos la no celebración de carreras en 2020. “Al final, todo se reduce a los aficionados. Porque si lo haces bien con ellos, entonces todo lo demás encaja: los promotores querrán más carreras, los gobiernos querrán más carreras, habrá más patrocinadores, habrá más televisión, más periodistas cubriendo el deporte. Creo que tenemos una verdadera oportunidad aquí para tener una Fórmula 1 saludable en el futuro”.

Brown no perdió la oportunidad de recuperar el pacto de Ferrari con la FIA tan criticado por los equipos. Si Binotto hablaba del ‘deber ético’ hacia sus trabajadores para intentar mantener la plantilla, el americano le cogió el concepto por la mano para ir más alla. “Estoy totalmente de acuerdo con los deberes éticos y, de ética, creo que sería genial si Mattia compartiera con nosotros, al igual que la FIA se ha ofrecido voluntariamente a ello, cuáles fueron los detalles del acuerdo secreto al que llegaron por la supuesta violación del reglamento sobre sus motores. Hablando de ética y transparencia, creo que sería un buen momento”.

"Es una solución de los años setenta"

Según matizó el propio equipo Ferrari tras su entrevista, Mattia Binotto no habló de retirada de la Fórmula 1, aunque sí de participar en otros campeonatos, una suerte de pérdida de exclusividad para la Fórmula 1. Brown también fue directo al respecto. "No entiendo bien su comentario sobre la posibilidad de buscar otro sitio para competir. No veo ningún otro sitio con el ADN de la Fórmula 1. Conociendo bastante bien el automovilismo, creo que si compitieras también en otra modalidad, aún tendrías exceso de personal. Así que no estoy seguro de compartir esa la lógica del ADN y a la vez poner a las personas a trabajar en otras formas de deportes de motor", declaraba el americano para señalar las contradicciones en el discurso del italiano. “Todos conocemos bien el deporte de motor, y no hay nada que se le acerque en cuanto a sofisticación técnica con 180 millones, y esa es solo una parte del gasto. Depende de lo que pagues a los pilotos, por tus motores, aún superas los 200 millones. El resto de las disciplinas son chasis iguales y con pocos motores, así que no creo que un presupuesto reducido comprometa el ADN de la Fórmula 1 como líder tecnológico en el deporte automovilístico”.

También Brown tenía argumentos contra la propuesta del responsable de Red Bull, Christian Horner, quien sugería a varios de sus rivales que usaran ‘coches cliente’, de los principales equipos para reducir costes si tienen problemas económicos. “Si este deporte es sobre todo futuro, la última vez que tuvimos ‘coches cliente’ fue en los setenta. De modo que si se trata de ser un constructor en la Fórmula 1, y hace décadas que no tenemos ‘coches cliente’, no entiendo la consistencia de la solución si el otro comentario (de Binotto) habla que la Fórmula 1 es un campeonato de pilotos y de evolución tecnológica. Parece una solución de los años setenta”.

La FIA entra en juego estos días cruciales

Brown también rechazaba los argumentos de Binotto sobre la necesidad de ralentizar la decisión. "Estoy sin palabras a qué decir sobre ello. Creo que todos reconocemos que estamos atravesando la mayor crisis que el mundo ha visto. Tenemos a países cerrados, industrias cerradas. Y no tener prisa para abordar lo que está sucediendo, es un error crítico. Es vivir en la negación de la realidad. Creo que descubrirían que casi todos los presidentes, primeros ministros o CEO de todo el mundo están trabajando con celeridad para abordar este problema frontalmente. Y no creo que ninguno de nosotros sepa cuánto va a durar, ni cuánto tiempo, ni lo profundo que será el impacto. Pero creo que tomarnos tiempo es una estrategia de liderazgo muy pobre. Ciertamente, no es algo que estamos haciendo, yo en McLaren y muchos de los CEO con los que he hablado en todo el mundo están haciendo cosas. A nadie le he escuchado "tómate tu tiempo".

En este contexto de evidentes posturas enfrentadas sobre un tema que marcará el futuro de la Fórmula 1 - incluso en el rendimiento en pista -, la FIA ha sorprendido al modificar los criterios para la aprobación de reglas y acuerdos. Así, Código Deportivo Internacional determinaba que cualquier cambio para 2021 realizado requería el apoyo unánime de todos los equipos. Pero ante las nuevas circunstancias, se permitirá solo el criterio de la mayoría con una nueva cláusula que reza así: “en circunstancias excepcionales, y si la FIA considera que el cambio en cuestión es esencial para la salvaguarda del campeonato, copa, trofeo, desafío o serie en cuestión, el acuerdo de la mayoría de los competidores debidamente inscritos será suficiente".

En principio, la inclusión por FIA del supuesto de ‘circunstancias excepcionales’ permite deducir que recoge la pandemia del coronavirus y la incertidumbre que ha generado para el futuro de la Fórmula 1. Un cambio que podría debilitar la fortaleza política y la inflexibilidad de Ferrari, habitualmente apoyado políticamente en otros temas por sus clientes, pero que ahora tienen su propia agenda ante el techo presupuestario y, por tanto, su futuro deportivo y empresarial.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios