Es noticia
Menú
Cuando el río suena, agua lleva: por qué Toto Wolff pisa ya en dos equipos de F1
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
LA POSIBLE JUGADA DE FUTURO

Cuando el río suena, agua lleva: por qué Toto Wolff pisa ya en dos equipos de F1

Wolff invirtió en Williams y Mercedes, y en ambos alcanzó roles directivos. Ahora acaba de entrar en Aston Martin, que llega a la Fórmula 1 con Racing Point. ¿Qué puede haber detrás?

Foto: Por tercera vez en su trayectoria, Wolff invierte en una marca o equipo de la Fórmula 1 (REUTERS)
Por tercera vez en su trayectoria, Wolff invierte en una marca o equipo de la Fórmula 1 (REUTERS)

Toto Wolff ha adquirido estos días una participación en Aston Martin, marca de vehículos deportivos cuyo delicado estado financiero ha empeorado con la crisis del coronavirus. Un movimiento que abre diversas especulaciones e interpretaciones. Lo anunciado como una mera inversión personal podría también anticipar en el futuro uno de los movimientos de mayor alcance para la Fórmula 1.

Porque todas las inversiones anteriores de Wolff en la Fórmula 1 confirmaron su carácter instrumental, y no únicamente financiero, ya que tanto en Williams como en Mercedes terminó ocupando altas funciones ejecutivas. Ante el incierto horizonte para la Fórmula 1 y del fabricante alemán, la llegada de Aston Martin a través de Force India podría interpretarse como una fase de transición ante una hipotética marcha de Mercedes de la Fórmula 1. Hoy Toto Wolff ya tiene un pie accionarial en ambas marcas, abriendo así diferentes escenarios y posibilidades.

Foto: Mbappé y Nasser Al-Khelaïfi, tras el fichaje del francés por el Paris Saint-Germain. (EFE)

¿Inversión financiera personal?

Wolff ha adquirido 14 millones de participaciones, lo supondrá un 0,95 del cap o ital de la compañía, poco representativa en principio para considerar capacidad ejecutiva. Desde Mercedes se ha catalogado como “una inversión financiera, y su participación y rol ejecutivo con Mercedes no se ha visto afectado por la transacción”. Efectivamente, una primera hipótesis dejaría en esta dimensión privada su entrada en Aston Martin.

Es bien conocida la magnífica relación de Wolff con Lawrence Stroll, que adquiría la mayoría en la marca británica tras el colapso de su cotización en el mercado ya antes de la crisis del coronavirus. En este nuevo e inesperado contexto, Stroll habría necesitado ‘pasar el platillo’ entre grandes inversores. Tras su inversión inicial de 500 millones de dólares, Stroll buscaría otros 670 millones de euros adicionales para relanzar la marca británica. Wolff se habría unido así a otros grandes inversores como Ernesto Bertarelli, el mayor multimillonario suizo, que ha adquirido el 0,7% de Aston, porcentaje inferior al de Toto Wolff.

A la crisis de la marca se une una fábrica cerrada y un mercado quizás en recesión en los próximos meses. La estrategia y plan de negocio presentado por Stroll a los inversores debería ser suficientemente atractivo para invertir a pesar de las negras nubes que oscurecen el horizonte inmediato de Aston Martin. Pero ¿y si la estrategia de Wolff estuviera engarzada al futuro próximo de la Fórmula 1 y del destino de Mercedes?

Los vínculos de Stroll y Wolff

“Tras entrar en el equipo desde una perspectiva meramente financiera, pronto me ví en un rol mucho más activo, ayudando a reestructurar este gran equipo independiente de Fórmula 1”. Curiosamente, así se expresaba Wolff al salir del capital social de Williams una vez asentada su responsabilidad con Mercedes en la Fórmula 1. Antes, había adquirido un rol ejecutivo de primer nivel en el equipo británico, escaparate que convenció a Mercedes para dirigir su proyecto. Con el 30 por ciento del capital del equipo de Fórmula 1 junto con Niki Lauda y la propia Daimler. Por tanto, en dos ocasiones inversoras también dirigió sendos equipos. ¿Por qué no Aston Martin en el futuro? De momento, la marca británica ya está en la parrilla rebautizando con su nombre el de Racing Point.

¿Es la presencia de Aston Martin tanto una estrategia de relanzamiento como una posible operación puente relacionada con Mercedes? Con cierta malicia resuena ahora la operación técnica del equipo alemán con Racing Point y ese “Mercedes Rosa” de Pérez y Stroll como prueba de vínculos de calado entre Mercedes, Wolff y Stroll. La congelación hasta 2020 del nuevo reglamento técnico y el impacto de la crisis del coronavirus en la Fórmula 1 pueden congelar varios frentes. Pero también crea incertidumbres como la continuidad de Mercedes, Renault u Honda ante la situación del mercado global.

Foto: Jorge Lorenzo durante la temporada pasada. (EFE)

Algo se mueve

Si el próximo año o en 2022 el fabricante alemán decidiera la retirada, la potente estructura dirigida por Toto Wolff ahora bajo el paraguas de Mercedes necesitaría la cobertura de un fabricante oficial a riesgo de convertirse en otro equipo privado ¿Podría recoger ese testigo Aston Martin? Mercedes seguiría en Fórmula 1 suministrando motores a varios equipos y amortizando su inversión híbrida, pero aliviando el coste del equipo de carreras. Además, el fabricante alemán integra el accionariado de Aston Martin como suministrador de motores de su gama. De aquí que no se pongan reparos a la entrada de Wolff en Aston Martin. En este contexto cabría relacionar los contactos de Lewis Hamilton con Ferrari como síntoma de una hipotética reconsideración de Mercedes y la Fórmula 1. El Confidencial ya recogía rumores según los cuales Toto Wolff habría sondeado meses atrás a Fernando Alonso en caso de abrirse un escenario distinto al actual sin Mercedes ni Hamilton a bordo.

De momento, la inversión de Wolff en Aston Martin permite trepar por un árbol ramificado de especulaciones. Abandone o no Mercedes la Fórmula 1 en 2021 o 2022, de momento, el gestor de más éxito en los últimos tiempos tiene sus dos pies accionariales en dos equipos diferentes. Uno, a través del la estructura que compite en Fórmula 1, con Daimler como socio. El otro, en la propia marca de Aston Martin. Como en el pasado. Se anticipan movimientos de alcance. En la Fórmula 1, nada es casual ni lleva puntada sin hilo.

Toto Wolff ha adquirido estos días una participación en Aston Martin, marca de vehículos deportivos cuyo delicado estado financiero ha empeorado con la crisis del coronavirus. Un movimiento que abre diversas especulaciones e interpretaciones. Lo anunciado como una mera inversión personal podría también anticipar en el futuro uno de los movimientos de mayor alcance para la Fórmula 1.

Fórmula 1 Toto Wolff Fernando Alonso Lewis Hamilton
El redactor recomienda