EL REGRESO A LA F1 O LA VUELTA AL WEC

El gran horizonte que se abre para Fernando Alonso si no vuelve a la Fórmula 1

El reciente anuncio de la nueva plataforma común para Estados Unidosy Europa abre grandes perspectivas para Le Mans y el mundo de la resistencia como alternativa a la F1

Foto: La evolución del mundo de la resistencia y las 24 Horas de Le Mans abre posibilidades muy atractivas para Fernando Alonso (EFE)
La evolución del mundo de la resistencia y las 24 Horas de Le Mans abre posibilidades muy atractivas para Fernando Alonso (EFE)

Es el equipo con más victorias en las 500 Millas de Indianápolis. Ha ganado las 24 Horas de Daytona, las 12 de Sebring, las carreras más importantes del campeonato americano Nascar. Su propietario ha adquirido recientemente el IndyCar americano y las mismísimas 500 Millas. Roger Penske es una figura legendaria en Estados Unidos y su estructura una de las más potentes de la historia del automovilismo. Sin embargo, no lo tiene todo. “Hay un objetivo que no hemos conseguido todavía, hemos ganado otras muchas carreras por todo el mundo, y espero que con el nuevo reglamento, tengamos la oportunidad de correr en Le Mans”. ¿Cabe imaginar que Roger Penske y Fernando Alonso unieran algún día sus destinos? Desde el pasado fin de semana, es teóricamente posible. ¿O podría Alonso volver a reunirse con McLaren? Pues también.

En Daytona se anunció un acuerdo histórico, Penske o McLaren, Toyota o Peugeot o cualquier otro fabricante podría competir tanto en las 24 Horas de Le Mans como en las de Daytona, en Sebring o en Spa. Es decir, por primera vez, las carreras de resistencia tendrán a partir de 2022 una plataforma común para Europa y Estados Unidos. Alonso y otros pilotos de élite podrían acometer entonces un programa inédito en las últimas décadas en el automovilismo.

"Este año no quiero programar nada para después de Indianápolis, sino pensar bien en 2021. Quiero reflexionar por si quiero regresar a la Fórmula 1 todavía algunos años, no soy demasiado viejo para regresar", ha sido el mensaje de Fernando Alonso en estas últimas fechas, "después del Dakar y las 500 Millas de Indianápolis en mayo es el momento de pensar en 2021, una temporada importante, ya que el WEC cambia a los Hypercars, y la Fórmula 1 a reglas completamente nuevas. Una de las dos opciones será la elegida".

La Fórmula 1, cerca y lejos

En estos momentos, Alonso está sentado en su atalaya oteando el panorama y los acontecimientos en los próximos meses. En la Fórmula 1, la evolución del mercado y las opciones para volver a la Fórmula 1. Por otro, el retorno al Mundial de Resistencia y Le Mans, donde los recientes acontecimientos hacen sumamente atractiva la perspectiva del mundo de la resistencia. El español mantiene actualmente contactos abiertos para volver a la Fórmula 1, aunque a día de hoy las posibilidades no son muy elevadas. Sin embargo, la potencial evolución del mercado hasta después de verano mantiene las puertas abiertas.

Sin embargo, de cara a 2020, Alonso valora enrolarse en un programa de amplio recorrido y que no sea condicionado por participaciones puntuales en determinadas carreras, como ha sido el caso de este último año con el Dakar e Indianápolis. O Fórmula 1 o Mundial de Resistencia. Una vez concretado uno u otro, ya se verá. La presencia en el Indycar americano a tiempo completo es en este contexto la más remota de las posibilidades.

Los fabricantes, a la expectativa

El anuncio conjunto del acuerdo de convergencia logrado por el ACO (organizadores de Le Mans) y el IMSA americano ha supuesto en terremoto en el automovilismo internacional. Separadas durante décadas ambas organizaciones, un cúmulo de circunstancia e intereses ha impedido durante décadas un reglamento común para los prototipos y las carreras de resistencia. Numerosos fabricantes y organizaciones (McLaren por ejemplo), venían presionando para crear esa plataforma común con un esquema competitivo y de contención de costes. Este septiembre entrará así en juego el concepto Hypercar en Le Mans y el WEC, heredero de los prototipos híbridos de estos últimos años. Para 2022, en Estados Unidos se creará el nuevo concepto de prototipos LMDh. En pocas palabras, ACO e IMSA desarrollarán un reglamento técnico para que ambas categorías compitan una contra otra a ambos lados del Atlántico y por todo el mundo. Y dado el interés mostrado por múltiples fabricantes, se espera en los próximos años la presencia de una importante nómina de ellos. Como McLaren.

Fernando Alonso al finalizar el Dakar. (EFE)
Fernando Alonso al finalizar el Dakar. (EFE)

Acura (Honda), Cadillac y Mazda están compitiendo en Estados Unidos. Toyota y Aston Martin arrancan este año en el WEC y Le Mans y Peugeot lo hará en 2022. Ford, Lexus, McLaren y Porsche han mostrado su interés en el nuevo proyecto, así como otras marcas que van a estudiar el reglamento técnico que se hará público en los próximos meses. Y para Roger Penske, como para McLaren, la plataforma única era condición imprescindible para entrar en la disciplina. Sobre el papel, su futuro se antoja extraordinario en los próximos años. Con una nómina tan amplia de fabricantes, los Alonso Button o Hulkenberg encontrarán un entorno sumamente atractivo. Para el español, su principal destino de no cuajar el retorno a la Fórmula 1 en 2021.

La carrera de las carreras

“Le Mans es la carrera de las carreras, el desafío que aún no he logrado. Lo situó al nivel de las 500 Millas de Indianápolis. Es una carrera icónica, con pilotos y equipos de categoría mundial”. Y más si cabe, ante el singular horizonte del centenario de las 24 Horas en 2023. Antes, y a partir de 2022, Roger Penske podrá competir si lo desea en la carrera francesa, como probablemente también McLaren en los próximos años. "Noticias realmente positivas para el mundo de los prototipos globalmente del ACO e IMSA. Gran visión y colaboración para crear las mejores carreras y mejor entretenimiento para los aficionados. Es el nuevo amanecer para los ‘sportcars’".El propio Brown confirmaba con su reacción al acuerdo la postura que siempre ha defendido, la de esa plataforma común para competir tanto en las carreras de resistencia icónicas de Estados Unidos como en las 24 Horas de Le Mans o pruebas del Mundial de Resistencia. La pelota está en su tejado ahora, como en la de otros muchos fabricantes.

Sin finalmente Zak Brown cuaja los proyectos anunciados para McLaren, sin duda el español estará en su lista. Como en la de Toyota. Y por qué no, algún día también en la de Roger Penske, siempre a la caza de los mejores pilotos en Estados Unidos. Fernando Alonso tendrá entonces un mercado amplio donde elegir. Con este singular matrimonio entre Estados Unidos y Europa ¿Se subirá Fernando Alonso a esta nueva singladura inédita en el automovilismo?

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios