un rendimiento del coche "desconcertante"

McLaren, un bofetón en cada mejilla: fuera de la Q3 y con un Toro Rosso sexto

Contra todo pronóstico, McLaren quedó fuera del Q3 de forma estrepitosa, muy lejos de Renault, y con el agravante de un Gasly y Toro Rosso, que finalmente saldrán quintos

Foto: Fernando Alonso pasó a la Q2 por los pelos y se quedó fuera de la Q3. (EFE)
Fernando Alonso pasó a la Q2 por los pelos y se quedó fuera de la Q3. (EFE)

"Mala sorpresa, no esperábamos estar tan atrás". Al final de los entrenamientos oficiales del Gran Premio de Bahréin, McLaren parecía un boxeador desorientado ante un golpe inesperado. Éric Boullier calificaba la situación y el rendimiento del MCL33 como "desconcertante". Los dos monoplazas británicos se habían quedado fuera de la Q3 cuando los datos recogidos en las sesiones de libres ofrecían fundadas esperanzas para clasificar entre los diez primeros. El propio Fernando Alonso así lo había dejado entrever el viernes.

Pero el cariz del resultado se vuelve más oscuro con el contexto de sus rivales. Los dos Renault pasaron a la Q3, y con un buen margen. Sin embargo, la bofetada más dolorosa llegó por la sexta posición de Pierre Gasly y la undécima de Brendon Hartley, este último fuera de la Q3 por milésimas. En la segunda carrera, Toro Rosso y Honda superaban ampliamente a McLaren y Renault. Flor de un día o no, fue casi un segundo de diferencia entre el francés y el español. ¿Qué pasó en McLaren y el MCL33 para semejante debacle?

Pudo haber sido peor para Alonso

Y Alonso tuvo suerte, porque la imagen pudo haber sido infinitamente más embarazosa. El piloto español estuvo a punto de quedarse atrapado en la Q1 de no haber cometido Romain Grosjean un error en la última curva. Tanto el español como el francés lograron el mismo tiempo hasta la milésima, pero el primero pasó el corte porque había marcado su crono antes. "Fue todo más complicado de los que esperábamos. Ya en la Q1, empatados a tiempos, y creo que Romain tuvo un momento por encima del piano en la última curva, si no, nos hubiéramos quedado en la Q1. Demasiadas sorpresas negativas, a ver si podemos revertir esto en la carrera", declaró Alonso.

¿Qué sucedió de los libres a los clasificatorios para semejante desconcierto? Boullier anticipaba una profunda investigación para conocer las razones técnicas, señalando que los pilotos no apuntaban una causa concreta. Alonso tampoco podía dar explicaciones, y lo resumía en la imposibilidad "para extraer el máximo del neumático y sacar velocidad a un giro".

El día anterior, el español pronosticaba una clasificación apretada "en un par de décimas" para ese grupo que lucha por detrás de los tres grandes. Salvando el accidente de Max Verstappen y el error de Grosjean, en realidad McLaren solo tenía por detrás solo a Williams y a Sauber. Pasar a la Q2 maquilló ligeramente la ya de por sí inesperada debacle del equipo británico si se consideran también las diferencias con Renault y Toro Rosso. "Nuestro rendimiento hoy ha estado por debajo de nuestras expectativas. Los dos pilotos no se sentían tan cómodos o confiando con el coche como lo estaban ayer, algo que necesitamos analizar con nuestros ingenieros", apuntó Éric Boullier al terminar la jornada.

Pierre Gasly saldrá quinto este domingo en el GP de Bahréin. (EFE)
Pierre Gasly saldrá quinto este domingo en el GP de Bahréin. (EFE)

Una carrera que se presenta complicada

El resultado de los entrenamientos no fue negativo solo en términos de imagen. La retrasada posición de parrilla también complica las aspiraciones para la carrera, a pesar del relativo optimismo de Alonso con el rendimiento del MCL33 en estas condiciones. La dificultad de adelantar en la Fórmula 1 actual pone gran énfasis en la posición de pista. Y no todos los días sale un coche de seguridad tan afortunado para McLaren como en Australia.

"Por la mañana, con la pista caliente, el coche iba bien y cuidábamos el neumático trasero, lo que supondrá una ventaja para la carrera. Pero, obviamente, nuestra posición de salida está comprometida, ya porque salimos bastante atrás, así que veremos lo que podemos hacer". El piloto español se refugiaba sin embargo en la mayor competitividad de su monoplaza en condiciones de carrera, aunque aún haya dudas sobre la estrategia a seguir para ganar posiciones este domingo. Alonso recordó también el aviso del viernes: “Hay mucha degradación, solo tenías la segunda sesión de ayer (viernes) que es de noche para probar los neumáticos. Ya comenté el jueves que este circuito fue especialmente mal para nosotros en el pasado, tenemos que ver".

A pesar del desconcierto por el resultado de los entrenamientos, Alonso se concentra en el vaso medio lleno. "No estoy del todo preocupado: salimos once en Australia, decimoterceros aquí, creo que tenemos mejor ritmo de carrera que a una vuelta. Aunque nos quedamos con algunas dudas de si será una parada o dos. Ahora que podemos elegir saliendo fuera de la Q3, a ver si podemos inventar algo. Los puntos son el domingo. Allí pudimos puntuar con los dos coches, esperemos que el domingo también". Mientras tanto, Pierre Gasly saldrá en la quinta posición por la sanción de cinco puestos a Lewis Hamilton. En McLaren rezarán para que los Toro Rosso no terminen el Gran Premio de Bahréin. Por aquello de aguantar lo que vendría a continuación.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios