Renault: Cuando Alonso se marchó y Boullier se plantó: Les dije que no podíamos seguir así. Noticias de Fórmula 1
esperan que la experiencia sea mejor que con honda

Cuando Alonso se marchó y Boullier se plantó: "Les dije que no podíamos seguir así"

Eric Boullier recuerda estos días el impacto que supuso para McLaren descubrir otra vez que la temporada estaba perdida con Honda. Pero aún queda conocer la integración con Renault

Foto: Fernando Alonso y Eric Boullier en una carrera. (EFE)
Fernando Alonso y Eric Boullier en una carrera. (EFE)

En la Fórmula 1, cada final de temporada saca a la luz algunas piezas que permiten encajar otras sueltas que, en su momento, solo se dibujaban como rumores. Aquel pasado 1 de marzo comenzó a circular como la pólvora en el paddock de Montmeló uno que se antojaba peregrino en momentos tan madrugadores. No había empezado el campeonato, pero McLaren se quería desprender de Honda sustituyendo al fabricante japonés por Renault.

También interpretado en aquellos momentos como una forma de presionar a Honda, el tiempo ha confirmado las intenciones de McLaren, aunque hicieran falta meses y recorrer muchos vericuetos para hacerse realidad. Éric Boullier recordaba estos días el impacto del fracaso ya prematuramente anunciado en Montmeló para 2017.

Cuando Alonso se marchó del circuito

Fernando, ¿qué le dirías a los aficionados, en el tercer año con McLaren Honda, y que se encuentran este primer día casi como hace dos años?” le preguntaba El Confidencial al piloto español tras una frustrada primera jornada de pretemporada en la que Alonso ni rodó por un problema con el depósito de aceite. Al bajarse del monoplaza tras una sola vuelta abandonó el circuito y se marchó al hotel para entrenar en el gimnasio y jugar luego al tenis, “para no perder el día”.

Con el gesto abatido, Alonso respondió. “Sí, la verdad, es comprensible. Es fácil el titular, es jugoso que después de los dos años que hemos tenido con dificultades, llegar al tercero y que en la primera vuelta tengamos que cambiar la unidad de potencia... Es fácil el titular, porque todos podemos opinar lo mismo o tener esta sensación”. El tiempo confirmó que no era cuestión de titulares, y analizar la temporada con toda su perspectiva concede otro valor a aquellos momentos.

Alonso explicaba entonces la trascendencia de aquellas jornadas. “Necesitamos conseguir mucha información en un período muy corto de tiempo, en mi caso ahora quedan tres días. No solo desde el punto de vista técnico, también del piloto, tienes que encontrar tus límites, un estilo de pilotaje para este coche y los neumáticos, tienes que familiarizarte con muchas cosas, con el volante, con los paradas en boxes… Muchas muchas cosas que este año son distintas". Algo que vale para cualquier pretemporada.

Estos días, el propio Yusuke Hasegawa confirmaba hasta qué punto aquellos días perdidos resultaron críticos para el retraso en la evolución del monoplaza. Los problemas con el depósito de aceite se resolvieron provisionalmente, luego se reproducirían de otra forma, y surgieron otros nuevos durante el año. Como se ha comprobado posteriormente, estaba ya perdido sin haber competido en la primera carrera.

El monoplaza con motor Honda de Alonso. (Reuters)
El monoplaza con motor Honda de Alonso. (Reuters)

"Les dije que no podíamos seguir otro año así"

Aunque esperada, para McLaren la decepción supuso un verdadero bombazo. Estos días, Éric Boullier lo recordaba en una entrevista en la página oficial de la Fórmula 1. Al comprender los errores que Honda había cometido antes de empezar la pretemporada, el francés entró al despacho de los responsables de McLaren una vez visto el fiasco en el asfalto catalán: “Les enseñé los datos (a la cúpula) y les dije que no podíamos aceptar otro año así. Tuvimos uno primer año duro con Honda, otro segundo año también duro, y esperábamos suficientes progresos que nos llevaran a donde deberíamos estar. Pero en Barcelona se confirmó que íbamos hacia atrás, y esa no era en absoluto una opción. Obviamente, avisé de las consecuencias de otro año sin resultados, donde mantienes a la gente simplemente a flote. Tenemos un equipo nuevo, que ha sido reconstruido en los tres últimos años: gente nueva, competitiva, habituada a ganar, y corríamos el peligro de perderla. Esa fue la discusión que mantuve al principio de la temporada”. Y los rumores de Renault comenzaron a circular por el paddock de Montmeló.

En la misma entrevista, Boullier recuerda como un gran éxito la progresión del equipo a pesar de la falta de esperanzas con Honda, y lo que ha supuesto para la moral colectiva semejante navegación contra corriente. “Cuando ves lo que hemos conseguido en cuanto a rendimiento del monoplaza —del chasis— sabemos que estamos de vuelta al podio. Para mí es una gran recompensa el haber logrado esto en circunstancias difíciles. La otra parte positiva que he sacado de estos tres años es que el equipo está realmente unido. Hemos sufrido mucho durante tres años, pero al mismo tiempo nadie ha dejado el equipo”.

A partir de la próxima temporada, Alonso ya no tendrá que preocuparse de Honda. (Reuters)
A partir de la próxima temporada, Alonso ya no tendrá que preocuparse de Honda. (Reuters)

Para Toro Rosso no va a resultar tan fácil

A pesar de dicha progresión, el ingeniero francés también confesabva su esperanza en la integración del nuevo motor de Renault con el chasis no será problemática. "Tienes que adaptarte al diseño del motor, pero la arquitectura es la misma. Tenemos un concepto inteligente, así que no va a ser un gran drama. Tomamos la decisión de cambiar de motor dos semanas demasiado tarde para nuestro calendario, pero ya casi las hemos recuperado”.

Si embargo, la experiencia demuestra que es necesario esperar para comprobar el resultado de esa integración de un nuevo motor en otro monoplaza no concebido para él, también válido para McLaren. Precisamente estos mismos días el responsable técnico de Toro Rosso, James Key, reconocía el desafío que está suponiendo para el equipo italiano la adopción del motor japonés ante la configuración de un monoplaza diseñado para el propulsor de Renault. “Son completamente diferentes, es un motor muy compacto, pero la unidad de potencia completa es una arquitectura totalmente diferente”, explica el ingeniero británico en relación a los diferentes elementos al margen del bloque principal. "No encaja en el mismo espacio. Tiene que llevarse a cabo una parte importante del diseño para adaptarlo”.

¿Le ocurrirá a McLaren algo parecido? ¿O resultará menos problemático integrar un motor Renault en un chasis diseñado para un propulsor de Honda, a la inversa de Toro Rosso? En todo caso, McLaren y Fernando Alonso ya no puede permitirse días más días como los del pasado marzo en Montmeló.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios