la posicion en el rectángulo, clave

A por los Bottas y Vettel: saltarse un semáforo será ahora más difícil en la F1

La FIA anucia nuevas restricciones para la temporada que viene y zanja la ambigüedad de las salidas en falso con una normativa extricta en lo que se refiere a la posición de parrilla

Foto: La FIA prevé sanciones incluso cuando el sistema de detección automático no se active. (Reuters)
La FIA prevé sanciones incluso cuando el sistema de detección automático no se active. (Reuters)

"Estoy convencido de que Bottas se saltó la salida, no me lo saco de la cabeza". Sebastian Vettel no consiguió adelantar al finés a lo largo de las 71 vueltas que tuvieron que efectuar en el pasado GP de Austria. Allí el piloto de Mercedes hizo una salida 'paranormal', que para el alemán no fue legal. Sin embargo, los comisarios analizaron la acción y determinaron que Bottas no había protagonizado una salida en falso por milésimas de segundo. Quien sí pudo incurrir en ella fue el mismo Vettel, alemán, quien en el GP de China aparcó su monoplaza en la línea de salida fuera de su cuadrícula. No fue sancionado, pero todo indica que aquella maniobra y no la de Bottas es el detonante para la nueva regulación de la F1 para 2018.

Según indica el artículo 23.3 del Reglamento Deportivo de la F1 para 2018, los pilotos se enfrentarán a una sanción si estacionan de forma irregular su monoplaza de forma que el sensor no pueda determinar el momento exacto de su salida. "Sería bueno tener claridad respecto al piloto en su cuadrícula ¿Es sólo una línea o es una caja?", se quejó Christian Horner, tras lo sucedido en China, donde Vettel quiso alcanzar la parte seca del asfalto cuanto antes y burló el sistema de la FIA, en el que se centra en la nueva normativa. A partir de ahora, el artículo 36.13 del Reglamento Deportivo determina que "cualquiera de las penalizaciones de los artículos 38.3 c) o d) serán impuestas sobre cualquier piloto que sea juzgado por colocar el coche en la parrilla de salida de manera en la que el transpondedor no pueda detectar el momento en que el coche se mueve por primera vez en su posición de la parrilla después de que se dé la señal de salida".

La sanción será un parada en box de diez segundos y volver a salir, sin que los mecánicos puedan realizar ninguna acción, o simplemente pasar por el 'pitlane' respetando su límite de velocidad para volver a la pista sin hacer ninguna parada. El reglamento no especifica sin embargo nada sobre la posible salida en falso, simplemente expresa lo siguiente: "Las penalizaciones serán impuestas por una falsa salida juzgada con un transmisor que debe estar, como se especifica, en el coche". Ahora, si ese transmisor no activa la detección automática, el piloto también puede ser sancionado.

Bottas hizo una salida de vértigo en el GP de Austria. (Reuters)
Bottas hizo una salida de vértigo en el GP de Austria. (Reuters)

El margen de movilidad en la salida

La detección automática sigue prevista en la nueva legislación con una sanción que se efectuará, bajo las mismas condiciones expuestas anteriormente, si el monoplaza se mueve "antes de que se dé la señal de salida, un fallo que será determinado por un transmisor colocado en cada coche aprobado y provisto por la FIA", expone su artículo 36.13 a). Ese mismo sensor determinó que Bottas había reaccionado 201 milésimas después de que las luces se apagasen, algo que Vettel no se creyó. Después las cámaras determinaron que su monoplazas se había movido con las luces encendidas. Pero dentro de la legalidad.

Las ruedas delanteras del monoplaza del finés se movieron cuando las luces rojas aún no se habían despedido del circuito austriaco, pero la FIA explicó que existe un margen en el que el piloto puede ajustar la leva del embrague para hallar el punto idóneo para arrancar de la forma más eficiente. Y ese breve movimiento es que el lee el transpondedor ubicado en el eje delantero, que determina si el movimiento ha sido excesivo. Acelerar antes de tiempo era la norma establecida hasta la fecha; ahora, será también responsabilidad de los pilotos posicionar sus coches de forma adecuada en la parrilla para que el transpondedor analice con éxito las salidas. Si fallan en alguna de las dos, se enfrentarán a una sanción por salida en falso.

Una nueva normativa que zanja la ambigüedad que dejó Charlie Whiting, director de las carreras de F1, tras lo sucedido en China (que también lo hizo Daniel Ricciardo el año pasado en Japón). "Charlie nos dijo que si lo de Vettel sucede de nuevo, puede que los pilotos no nos salgamos con la nuestra", desveló Sergio Pérez. "Espero que no sucede ya que podríamos entrar en una situación confusa si otro conductor recibe una penalización", añadió el piloto mexicano. Ahora, ya no habrá confusión: sanciones incluso cuando el sistema de detección automático no se active. Bottas y Vettel medirán al milímetro sus trucos.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios