en singapur, nuevo abandono

Y solo queda Alonso: por qué a falta de pan, buenas son las tortas de McLaren

En Marina Bay se escapó una de las escasas opciones para un gran resultado. Pero a falta de un coche netamente ganador, McLaren parece el mejor entorno para el español y la F1

Foto: En la imagen, Fernando Alonso en su coche. (EFE)
En la imagen, Fernando Alonso en su coche. (EFE)

“A veces salen las cosas de cara, otras veces no”. Fernando Alonso reflexionaba estoicamente por la gran oportunidad perdida en el Gran Premio de Singapur. “Cuando salimos últimos con penalizaciones o cambiamos el motor acaban los veinte coches, y aquí, que íbamos bien, el podio estaba asegurado, incluso luchando por la victoria, pasa un poco de todo”. ¿Podio? ¿Victoria?

Ciertamente, Alonso no ha tenido opciones deportivas estos tres últimos años. Pero la fortuna tampoco ha acompañado en las dos grandes oportunidades que hubieran roto todos los esquemas. Marina Bay fue uno de ellas. Porque si la victoria sonara un tanto utópica, el desarrollo de la carrera confirmó que el podio estaba al alcance de la mano. Como la posible victoria en las pasadas 500 Millas de Indianápolis.

“Creo muchísimo en la suerte, y cuanto más trabajo, más suerte tengo”, escribió el escritor norteamericano Stephen Crane. Quizás la primera parte —el trabajo— cumpla para Alonso, aunque no ha acompañado la segunda. Desvelado el futuro de McLaren con Honda, pronto se confirmará el de Alonso con el equipo británico. Y a ver si cambia el tercio. Porque desde el punto de vista personal McLaren parece hoy el mejor lugar para Alonso en la Fórmula 1. En el asfalto, ya se verá.

Alonso fue embestido nada más arrancar la carrera. (EFE)
Alonso fue embestido nada más arrancar la carrera. (EFE)

El gran éxito de Alonso estos años

La lluvia que tantas veces pedía Alonso esta temporada llegaba en el mejor circuito. Pero el español no pudo superar la primera curva tras una sensacional salida. También se recordaba esa profunda decepción de Zak Brown al acabar las 500 Millas, cuando en el equipo Andretti comprobaron cómo Alonso lo tenía todo en la cabeza para ganar cuando inició su ataque de las últimas vueltas. Pero se rompió el motor de Honda. En las circunstancias actuales, ¿qué hubiera supuesto para su imagen aquella frustrada victoria en Indianápolis, o un increíble podio con McLaren en Singapur?

Alonso atraviesa un desierto deportivo desde 2014 si de compensaciones deportivas se trata. Sin embargo, ha triunfado en esa línea de la que hablaba Crane, ya que su extraordinaria determinación competitiva ha evitado que su cotización e imagen se fueran por el sumidero del proyecto de McLaren y Honda. Zak Brown lo confirmaba el otro día al insinuar que la renovación de Alonso será cuestión de poco tiempo. Y en qué términos.

“Para que podamos retenerle, seguirá siendo uno de los pilotos mejor pagados del deporte”. Pero, dado el panorama económico de McLaren, ¿no tendría que asumir el español un recorte a su millonario salario? “No necesariamente, los grandes cuestan dinero”. Si finalmente se confirmara su renovación en semejante términos, Alonso ha cosechado los frutos de su trabajo estos tres años con McLaren.

Fernando Alonso, en las 500 millas de Indianapolis. (EFE)
Fernando Alonso, en las 500 millas de Indianapolis. (EFE)

Será por dinero

El americano también confirma la férrea determinación de remover cielo y tierra para que McLaren vuelva a lo más alto. ¿Empezando por renovar el elevado contrato de Alonso a pesar de las implicaciones económicas de la ruptura con Honda? “Contamos con unos accionistas muy determinados, quieren que ganemos carreras, y este es el mandato y cometido que nos han encomendado. Hacer lo que haga falta para ganar”. Y uno de ellos es Mansur Ojjeh, ganador de la pugna con Ron Dennis, artífice también de los éxitos de los ochenta… "Trabajaremos juntos para solventar el tema financiero, y llegaremos a las soluciones financieras que necesitemos”.

Respecto al equipo, Brown repetía en Singapur otra declaración de intenciones. “Eric (Boullier) tiene un buen presupuesto, y estamos invirtiendo más. Seguimos liberando dinero según lo solicita, así que no vamos a comprometer nuestro equipo de carreras”. La ruptura con Honda es el mejor ejemplo. ¿No sonará todo ello a música celestial a un piloto que también ve renovado su magnífico contrato económico?

En la imagen, Fernando  Alonso. (EFE)
En la imagen, Fernando Alonso. (EFE)

Ahora, las 24 Horas

Pero no se trata solo de recursos económicos y potencial deportivo. Desde la llegada de Brown se comprueba cómo McLaren está mimando a su piloto. Fue algo único, hasta insólito, el apoyo de Brown, los accionistas y muchos técnicos de McLaren hacia la ambición personal de Alonso y la Triple Corona, empezando por las 500 Millas de Indianápolis. Hasta Flavio Briatore lo reconocía recientemente en Monza. Fue algo más que una brillante jugada comercial y deportiva. Fue un proyecto humano compartido que no se ha visto desde los sesenta con ningún otro equipo de F1 hacia uno de sus pilotos.

En Singapur, Brown iba más allá al reconocer que McLaren también estaría dispuesto a apoyar a Fernando Alonso para su presencia en las próximas 24 Horas de Le Mans si se dieran las circunstancias propicias. El español ya insinuó el pasado jueves esa posible participación. Por algo sería. “Hemos hablado de ello, y es algo que nos gustaría hacer en las circunstancias adecuadas, es algo a lo que estaríamos abiertos”, confirmaba Brown. Recordando el espectacular éxito comercial en Estados Unidos para el equipo, patrocinadores y el propio piloto, ¿por qué no intentarlo ahora en Le Mans?

Todo indica que la renovación llegará pronto. No parece mal sitio McLaren para Fernando Alonso. Y juntos, quizás aún coincidan algún día suerte y trabajo en la misma mano.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios