los dos ferrari se embisten en la salida

Vettel delata la presión en Ferrari: ¿Hubiera hablado así a Alonso o Hamilton?

Ferrari no puede con Mercedes. Para colmo, los dos monoplazas italianos arruinan sus opciones al tocarse entre sí. La actitud de Vettel delataba la presión en la Scuderia

Foto: Vettel y Kvyat, protagonistas.
Vettel y Kvyat, protagonistas.

Parecía una escena montada para la galería. Cuando la cámara se movió hacia Sebastian Vettel, este levantó exageradamente la voz y adoptó un tono de profesor autoritario y enfadado con Daniel Kvyat ¿Le hubiera montado Sebastian Vettel un numerito semejante y con los mismos tonos a Fernando Alonso o Lewis Hamilton?

Los dos monoplazas italianos se habían tocado en la curva 2 del circuito de Sanghai. Un auténtico anatema para cualquier equipo. Sin embargo, en esta ocasión estaba presente en el box nada menos que el presidente de Ferrari, Sergio Marchionne. Rara vez viaja a la Fórmula 1. La  actitud de Vettel en el Gran Premio de China delataba que la presión comienza a hacer mella en Ferrari. Hoy, Mercedes lleva tres victorias, otras tantas poles, y el equipo alemán dobla en puntos al italiano (114-61).

[>El éxito invisible de McLaren en el GP de China]

La obsesión de Vettel por justificarse

“¿Qué paso en la salida? le preguntó ingenuamente el ruso a Vettel en la sala prepodio. “¿Qué qué paso en la salida”, te tiraste contra nosotros y nos salimos los tres…” Llegaste como un torpedo!” Vettel elevó el tono casi de forma sobreactuada. “Estaba compitiendo...” respondía el ruso con cierto embarazo y media sonrisa. “No estabas disputando (la posicion), si sigo por la misma trazada, ¡nos estrellamos!”. Kvyat mantenía cierta actitud de respeto hacia al alemán, aunque defendiendo su postura. Pero parecía un combate desigual ante la postura de Vettel. “Tienes que esperar que si atacas como un loco chocamos con tu coche. Tuviste suerte esta vez“ “No lo hicimos…” “¡Tú no lo hiciste!”.

“Loco”, “maniobra suicida…”. Antes dejó patente su agobio ante el incidente. El piloto alemán suele disculparse pronto con su equipo cuando comete un error (recordemos México el pasado año), en esta ocasión lo hizo durante la misma carrera, y luego en la vuelta de deceleración. "Os pido disculpas, pero os aseguro que yo no lo hice a propósito, lo siento por Kimi. No pude hacer nada, Kvyat entró como un torpedo”. Luego, llegaría la escena anterior. Volvió a insistir en el podio, quizás el lugar menos apropiado para discutir un incidente de carrera.

[>Hamilton tiene una carrera y media de desventaja con Rosberg]

"Nunca he tenido un coche tan equilibrado"

Dicen que pSergio Marchionne repite constantemente aquello de que “el segundo es el primero de los que pierden”. Y quienes trabajan directamente con  él saben que odia y no admite las excusas. A Arribavene le puso un objetivo claro y público para 2016. “Tenemos que ganar a Mercedes desde Australia”. Que en Maranello comienzan a ver la historia complicada es un hecho. “Respecto a las expectativas de esta temporada, puedo decir que el equipo Mercedes de este año es el más fuerte que he visto en los últimos diez años, porque ya llevo bastantes años aquí, y para ganarles, hay que trabajar mucho y ser mejores”. ¿La venda antes de la heridanbsp;

Y qué pensarían Arrivabene y sus ingenieros al ver el ritmo en carrera de Rosberg, al escuchar su mensaje por radio tras ganar la carrera, y que repetiría después en la rueda de prensa: “Nunca había tenido un coche tan equilibrado como el de hoy, era realmente perfecto”. Después de los dos últimos años de Mercedes, oir algo así…Con Red Bull rozandole ahora los talones a Ferrari en Sanghai.

"Estos son carreras, no el Monopoly"

Sin embargo, Rosberg repitió el mismo mensaje escuchado ya en pasadas fechas: “Por ahora tenemos el monoplaza más rápido, pero creo que Ferrari no ha confirmado todavía lo que pueden hacer. Han tenido demasiados problemas en las tres primeras carreras”. No le falta razón al piloto alemán, pero la prueba china confirmó la clave que Ferrari necesita y no alcanza: dominar los entrenamientos o superar a Mercedes en la primera vuelta, ganar la ventaja de la posición en pista (como fue el caso de Australia), condicionar el ritmo de quien te sigue. El caso de Lewis Hamilton es la mejor prueba en las tres primeras carreras. Pero Ferrari no lo consigue.

[>Alonso, "decepcionado" por no entrar en los puntos]

Cuando un piloto se baja de un monoplaza con la adrenalina chorreando no siempre tiene una noción clara de lo ocurrido. Luego, con más calma y tiempo para visionar la jugada, el propio Sebastian Vettel recogió velas. “Racing incident”, lo calificaría. El piloto alemán suele destacar por su educación, sentido del humor y capacidad para desdramatizar situaciones (salvo con Webber). No fue el caso ayer. Pocas veces se le han visto reacciones con otro piloto como las vividas en Sanghai. Ni siquiera le habían tocado.

Una victoria es ya para Maranello algo más que oxígeno. Sería impagable poder haber escuchado la conversación privada entre Marchionne y Arrivabene tras la carrera de Sanghai. Y ni siquiera el propio Arrivabene apoyó a su piloto. “Señalar con el dedo a alguien no es correcto, Kvyat estaba haciendo su carrera en la curva a alta velocidad, pero creo que Kimi y Seb estaban haciendo lo mismo. Esto son carreras, no el Monopoly”. seguro que Arribavene hablaba para su presidente. Sergio Marchionne, ya se sabe, odia las excusas.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios