ESTA MADRUGADA ARRANCÓ LA NBA

Del sueño de Ricky Rubio al rol de Pau Gasol: qué esperar de los españoles en la NBA

Desde la esperanza de luchar por el anillo de Ricky Rubio y Serge Ibaka a la necesidad de hacerse un hueco de los Hernangómez. Nueve españoles en una NBA con LeBron como protagonista

Foto: Marc Gasol comienza su undécima temporada en la NBA, todas en los Memphis Grizzlies. (EFE)
Marc Gasol comienza su undécima temporada en la NBA, todas en los Memphis Grizzlies. (EFE)

Todo lo que no sea contar en junio un nuevo anillo de los Golden State Warriors (el cuarto en cinco años, tercero consecutivo) podría considerarse una sorpresa. ¿Hay equipos con opciones de ganarles? Sí, pero ese puñado de rivales con capacidad para apartarles del título, donde se puede colocar a los Houston Rockets, los Boston Celtics y abriendo un poco la mano también a Philadelphia 76ers, Toronto Raptors y Utah Jazz, tiene escasas posibilidades. Eso, que para cualquier otra competición sería un lastre, no daña a la NBA, la liga que nunca duerme y que ha arrancado esta madrugada (los Celtic ganaron a los Sixers 105-87 y los Warriors a los Thunder 108-100), donde brotan historias sin parar y donde un dominio que ya casi es una dinastía apenas afecta a su seguimiento.

El mejor ejemplo es la llegada de LeBron James a Los Angeles Lakers. Uno de los mejores jugadores de todos los tiempos (que cada uno lo coloque en el puesto que quiera en su lista) en uno de los equipos más importantes de la liga y del deporte mundial. Una superestrella en Hollywood con la misión de despertar a un equipo dormido desde que Phil Jackson se fue en 2011. Es la penúltima piedra de una reconstrucción que recuerda que en la NBA hasta la realeza toca fondo de vez en cuando. Los Lakers no están entre los candidatos al anillo. Demasiado pronto. Esa tarea parece inalcanzable incluso para LeBron, pero si alguien puede hacerlo es él. Ha jugado ocho finales seguidas.

Por primera vez, LeBron James jugará en la Conferencia Oeste. (USA TODAY Sports)
Por primera vez, LeBron James jugará en la Conferencia Oeste. (USA TODAY Sports)

Otra historia que recibirá mucha atención: la primera temporada de Luka Doncic en la NBA. El esloveno será una de las grandes atracciones, sobre todo para los madridistas, que lo han visto crecer y convertise en el mejor jugador del continente antes de marcharse. Peleará para que los Dallas Mavericks se metan en 'playoffs', tarea complicada en la Conferencia Oeste, y para ganar el premio al mejor debutante.

Entre los españoles hay de todo, tanto a nivel colectivo como personal. Todos tienen opciones importantes de meterse en los 'playoffs' y la mayoría tendrá que tomar decisiones importantes para su futuro el próximo verano. Pau Gasol solo tiene garantizados seis de sus 16 millones de dólares la próxima temporada. Su hermano Marc puede elegir seguir en Memphis un año más a cambio de 25 millones o ser agente libre para buscar su último gran contrato a los 34 años. Y Ricky Rubio y Nikola Mirotic también serán agentes libres al final de temporada.

Pau Gasol: unos Spurs desconocidos

Hace dos años se retiró Tim Duncan y este verano lo ha hecho Manu Ginóbili. Tony Parker se ha ido a los Hornets y Kawhi Leonard, el heredero cocinado a fuego lento y ya una superestrella, forzó su traspaso a los Raptors tras un año casi en blanco. Por si fuera poco, el base titular, Dejounte Murray, se ha lesionado de gravedad. ¿Qué queda en San Antonio? Pues LaMarcus Aldridge, el recién llegado DeMar DeRozan y Gregg Popovich, un genio de los banquillos y la gran razón para no descartar a los Spurs en los 'playoffs'. El papel de Gasol no cambiará mucho al de la temporada pasada: seguirá siendo un arma importante en ataque y agrandando sus números.

Pau Gasol sigue en unos Spurs ya sin Duncan, Parker y Ginóbili. (EFE)
Pau Gasol sigue en unos Spurs ya sin Duncan, Parker y Ginóbili. (EFE)

Marc Gasol: los Grizzlies no están muertos

La última fue la peor temporada de los Memphis Grizzlies desde que Marc Gasol llegó la franquicia en 2008. Solo 22 victorias y una imagen que sacó de quicio al pívot español, incapaz de jugar sin otro objetivo que no sea ganar. La lesión de su Mike Conley, la otra estrella de los Grizzlies y amigo inseparable y los problemas con el entrenador David Fizdale, despedido al poco de comenzar la liga, destrozaron a un equipo que no se recuperó. Pero en vez de tirar la casa abajo y empezar de cero, los Grizzlies han redoblado su apuesta por sus dos líderes. Se ha reforzado bien y salen en busca de los 'playoffs'. Que los encuentren será otra historia bien diferente.

Ricky Rubio: soñar en Utah

Parecía imposible recuperarse de la marcha de Gordon Hayward a los Celtics, pero los Jazz lo consiguieron. Tardaron, porque a mitad de temporada todo apuntaba a un naufragio, pero cuando explotaron se convirtieron en uno de los mejores equipos de la liga y se metieron en 'playoffs', donde perdieron en semifinales de conferencia. La trayectoria de Ricky Rubio fue paralela a la del equipo: de menos a más hasta completar la mejor temporada de su carrera. Unos meses después, todo sigue igual. Utah mantiene todas las piezas y el objetivo de mantener el nivel de la segunda parte de la pasada temporada. No son pocos los que creen que los Jazz son candidatos a meterse en la final del Oeste. Lo tienen muy complicado.

Nikola Mirotic: pieza clave en los Pelicans

Una pelea con un compañero de equipo cambió la carrera de Nikola Mirotic en la NBA. La temporada pasada tenía que haber sido la mejor de su carrera en los Bulls, pero lo terminó siendo en los New Orleans Pelicans, adonde fue traspasado porque su permanencia en Chicago era inviable. En Luisiana, el hispano-montenegrino encajó a la perfección con Anthony Davis, uno de los mejores jugadores de la liga, y ayudó a que el equipo se metiera en 'playoffs', donde ganó una eliminatoria antes de perder ante los Warriors. El objetivo es repetirlo, pero el oeste es mucho oeste.

Ricky Rubio termina contrato a final de temporada. (EFE)
Ricky Rubio termina contrato a final de temporada. (EFE)

Serge Ibaka: con Scariolo en el banquillo

Serge Ibaka es, junto con Ricky Rubio, el que tiene más opciones de llegar muy lejos. Es una pieza fundamental en los Toronto Raptors, que ha incorporado a Kawhi Leonard, uno de los mejors jugadores de la liga. La franquicia canadiense peleará con los Celtics y los Sixers por ganar el Este. La marcha de LeBron a los Lakers abre el abanico. Ver a Toronto en la final de la NBA no sería una gran sorpresa. Si lo hacen, quizá consigan mantener a Leonard, agente libre en verano. En los Raptors también estará Sergio Scariolo, nuevo técnico asistente del equipo. Compaginará el cargo con el de seleccionador: en las ventanas de noviembre y febrero dejará el equipo para viajar a España y dirigir a la Selección.

José Manuel Calderón: regreso a Detroit

José Manuel Calderón regresa a los Detroit Pistons, donde ya jugó en el tramo final de la temporada 2012-2013 tras ser traspasado por losToronto Raptors, hasta entonces su único equipo en la NBA. Será el base suplente, papel que lleva ocupando unos años de manera fantástica. Será un líder en el vestuario y un seguro sobre el parqué. Si todos hablan muy bien de él, será por algo. Los Pistons se quedaron la temporada pasada muy cerca de entrar en 'playoffs', su objetivo en el curso que empieza.

Willy Hernángomez comienza su segunda temporada en Charlotte, adonde llegó traspasado en febrero. (USA TODAY Sports)
Willy Hernángomez comienza su segunda temporada en Charlotte, adonde llegó traspasado en febrero. (USA TODAY Sports)

Willy: más músculo en los Hornets

Willy Hernangómez es uno que ha aprovechado bien el verano. Ha ganado en músculo, necesario para jugar de cinco en la NBA. Tras un segundo año extraño, en el que dejó de contar en los Knicks y fue traspasado a los Hornets, tiene una buena oportunidad. Su nuevo entrenador, James Borrego, cree que es capaz de promediar un doble-doble, pero esas buenas palabras no aseguran los minutos. Si los tiene, puede volver a mostrar el nivel de su primer año en la liga.

Juancho: recuperar el sitio en los Nuggets

Igual que su hermano, Juancho Hernangómez viene de una segunda temporada con problemas en la que sufrió una mononucleosis al principio que le dejó sin sitio en la rotación. También cuenta con el apoyo del entrenador, lo que sumado a una menor competencia, debe darle más minutos. Luego dependerá de él hacerse con un hueco. En pretemporada tuvo buenas actuaciones.

Álex Abrines: tercer año en los Thunder

Lleva el mismo tiempo que los Hernangómez en la NBA, pero su caso es diferente al de los hermanos madrileños. Él si ha tenido continuidad, tiene un hueco en la rotación del entrenador, Billy Donovan, y ha jugado casi todos los partidos de los Oklahoma City Thunder. Sus estadísticas en las dos últimas temporadas son casi calcadas: 15 minutos por partido, un 38 % en triples y cinco o seis puntos por noche. En lo suyo, es importante para el equipo. Pero puede hacer más y quizá ha llegado el momento de que lo haga.

NBA
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios