ganó al herbalife gran canaria en la final

El Valencia se acostumbra a ganar y levanta la Supercopa, su segundo título en 2017

Ganó al Herbalife Gran Canaria para llevarse el único título español que le faltaba. Cierra un 2017 espléndido con cuatro finales y dos trofeos. Erick Green fue elegido 'MVP'

Foto: El Valencia Bakset posa con el título de campeón de la Supercopa Endesa. (ACB Photo)
El Valencia Bakset posa con el título de campeón de la Supercopa Endesa. (ACB Photo)

Si había alguna duda de que el Valencia Basket era el mejor equipo español del año, el propio club 'taronja' se encargó de disiparla este fin de semana en Gran Canaria. Allí ganó la Supercopa Endesa, el primer título de la nueva temporada o el nuevo de la pasada. Da igual. El verano no parece haberle pasado factura a un equipo que ha vuelto a presentar su candidatura a todo tras vencer primero a Unicaja en semifinales y después al Herbalife Gran Canaria en la final por 63-69.

En 2017, el Valencia ha dado un paso adelante. Ya no es ese equipo que aspiraba a molestar a Real Madrid, y FC Barcelona Lassa.Ahora mismo les mira de igual a igual, e incluso por encima a alguno de esos tres. En los últimos siete meses ha jugado todas las finales a las que aspiraba, cuatro, y ha vencido en la mitad. Perdió las dos primeras, las de Copa del Rey y Eurocup, y se ha llevado las dos siguientes, la de Liga Endesa contra el Madrid en junio y la de Supercopa este sábado.

De tanto ganarla, Madrid y Barça provocaron que se infravalorara la Supercopa. Lo que para ellos podía parecer el último acto de la pretemporada, para el resto e sla señal de que comienza la importante. Y si encima no hay costumbre de levantar copas, la alegría es aún mayor. No hay más que ver la reacción del Gran Canaria hace un año cuando inauguró su palmarés en la edición celebrada en Vitoria.

Fernando San Emeterio, con 18 puntos, fue el máximo anotador de la final de la Supercopa entre Gran Canaria y Valencia. (EFE)
Fernando San Emeterio, con 18 puntos, fue el máximo anotador de la final de la Supercopa entre Gran Canaria y Valencia. (EFE)

El Valencia tiene algo más de práctica: este es su sexto título. Y tiene todos los mimbres para que no sea el último. Ni la salida del entrenador que le llevó al título de la ACB, Pedro Martínez, ni de algunos jugadores importantes como Pierre Oriola le debilitado. No lo ha hecho porque ha mantenido la columna vertebral (Vives, Diot, San Emeterio, Sastre, Dubljevic) y porque ha acertado en los fichajes (como Vidorreta en el banquillo y Green, 'MVP' de la Supercopa, en el parqué). Si a eso se le suman Abalde y Williams, que no jugaron en Gran Canaria, el resultado es una plantilla larga en la que cualquiera puede ser decisivo.

En la final lo fue San Emeterio, que en seis días ha ganado un bronce europeo con la selección y un nuevo título con su equipo. Él fue quien reenganchó al Valencia en el tercer cuarto, después de una primera parte dominada por el Granca. El alero anotó 14 puntos en ese período, le dio la vuelta al marcador y le dio un empujón a sus compañeros. San Emeterio no volvió a jugar en el último cuarto por lesión, pero su aportación ya había sido fundamental. Su relevo lo tomaron Erick Green y Bojan Dubljevic en el tramo final.

La victoria del Valencia alargó la racha negativa del anfitrión. En 14 ediciones nunca ha ganado el equipo de casa. Esta vez le tocó la Gran Canaria quedarse con la miel en los labios. Salvando las distancias, el caso del equipo grancanario se parece al del Valencia: un crecimiento constante que le ha permitido codearse con los grandes del baloncesto español. En poco más de dos años ha jugado cuatro finales, una de ellas europea. Por desgracia para ellos, la última se la llevó el Valencia.

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios