diez años de su llegada a la selección

Algún sinsabor y muchas sonrisas: así ha vivido Scariolo todos sus torneos con España

Antes de la Copa del Mundo, el seleccionador repasa la última década de la Selección, en la que ha entrenado al equipo en siete torneos y ha ganado seis medallas

Foto: Sergio Scariolo, durante uno de los entrenamientos de la Selección española en la concentración previa a la Copa del Mundo. (EFE)
Sergio Scariolo, durante uno de los entrenamientos de la Selección española en la concentración previa a la Copa del Mundo. (EFE)

"Ningún entrenador con ningún equipo se puede imaginar estar tanto tiempo y tan a gusto", dice Sergio Scariolo (Brescia, 1961). En 2009 llegó a una selección que venía de rozar el cielo con la plata olímpica de de Pekín. El tamaño del reto lo refleja muy bien una de las frases que pronunció en su presentación: "La Selección es el mejor equipo que habré entrenado nunca". ¿Lo mantiene una década después? "Sí, aunque obviamente han pasado muchas cosas y ha habido más versiones de ese equipo", responde a El Confidencial tras una de las sesiones de entrenamiento en el Triángulo de Oro de Madrid.

"Era un muy buen equipo, también los años anteriores. Sumando realmente todos esos grandes jugadores, con la generación histórica de los Júniors de Oro en el pleno de sus facultades, los mejores de la generación anterior que todavía aportaban y los que se habían incorporado del 85, que ya estaban con una capacidad de hacer cosas", recuerda. "Claro, este año he ganado la NBA. ¿Puedo decir que ese equipo era mejor que los Raptors? Es difícil decirlo, y además la comparación con diez años de distancia es imposible. Pero bendito problema. No me puedo quejar, la verdad".

Scariolo ha ganado más medallas que ningún otro entrenador con la selección masculina: tres oros europeos y una plata y un bronce olímpicos. Un palmarés que le coloca en un puesto muy destacado en la historia del baloncesto español. "El mérito del entrenador siempre es un mérito complementario respecto al de los jugadores", señala. Este es su repaso a todos los torneos en los que ha participado con España, todos desde 2009 salvo 2013 y 2014, en los que el seleccionador fue Juan Antonio Orenga.

2009: oro en el EuroBasket

"(Resopla) Se sumaron problemas físicos, problemas de encajar con una nueva química y estructura de equipo... Hubo bastantes complicaciones al inicio. Pero los momentos de crisis, bien manejados, siempre son oportunidades para dar el salto. Pueden hundirte o pueden compactarte y fortalecerte, y eso fue lo que nos pasó (...) Estar a la altura del equipo de Pekín no me preocupaba. No es mi forma de ser. Había una cosa fundamental: nunca se había ganado el Campeonato de Europa, y era un déficit que se percibía como muy grande a la hora de poder acabar de certificar la presencia de España entre los grandísimos. Pero no era una preocupación".

2010: sexto puesto en el Mundial

"La valoración de los resultados externamente muchas veces se aleja de la realidad. Pau (Gasol) no es que fuera un referente, era el referente del equipo. Y de repente desapareció. Marc (Gasol) tenía nueve años menos de los que tiene ahora. Y el problema fundamental fue que se nos lesionó el base titular (José Manuel Calderón), el jefe del equipo, sin margen. Fue un palo gordísimo. Aquí a este señor (Scariolo se gira y señala a Raül López, que presencia el entrenamiento de la Selección desde la grada) lo pillamos de vacaciones. Además, Ricky estaba en ese verano jodido donde salía del Joventut, y era un chico de 19 años. El equipo se quedó sin sus dos pilares. Tuvimos que hacer malabarismos para llegar allí y luego te eliminan con un tiro de esos que entran una vez cada cien. ¿Fue un mal resultado un sexto puesto? Es probable que numéricamente sí, pero ¿las circunstancias pueden hacerte valorar negativamente la competición? En absoluto. Dadas las circunstancias, el equipo también esa vez hizo un buen campeonato".

2011: oro en el EuroBasket

"Fue el torneo el que tuvimos menos complicaciones de tipo físico, etc. Tuvimos una inyección muy grande de vitalidad con Ibaka, que nos dio energía y algo que no teníamos: sus cualidades físicas. A nivel de continuidad en la calidad del juego, probablemente ha sido el torneo más bonito que yo recuerde, incluido cuando se ganó al Mundial. En su totalidad, fue el torneo con una estética, una fluidez y una eficacia tremendas".

La actuación de Juan Carlos Navarro en los tres últimos partidos

"Esos tres partidos quedarán en la memoria histórica del baloncesto español. En el baloncesto FIBA, eso está al alcance de muy pocos, puedes contarlos con los dedos de una mano. Algún tiro específico, alguna situación concreta, están en el 'hall of fame' de las jugadas y participaciones en un gran campeonato".

2012: plata en los JJOO

"Se llegó a la final con esfuerzo, tras una semifinal con Rusia complicadísima. Al descanso la situación era muy difícil y recuerdo a Pau en el vestuario dando tranquilidad y a Felipe (Reyes) luego en la cancha haciendo dos o tres jugadas de pura garra que le dieron confianza al equipo. Eso nos permitió meternos en la final, que desde luego fue en la que más cerca estuvimos en la historia del baloncesto español de ganar a Estados Unidos".

La charla de Pau Gasol

"Son situaciones en las que la concentración está enfocada a la tarea, a lo que hay que hacer en la segunda parte. Eso no se sustituyó, fue nada más entrar en el vestuario, en un momento en el que los jugadores se relajan y los entrenadores se reúnen para establecer la estrategia y los ajustes. Tampoco fue mucho, unos 30 segundos, y no contuvo un mensaje técnico o táctico especial. Fue sencillamente decir: 'Tranquilidad, que podemos ganar'. Eso insufló confianza al resto de sus compañeros tras una primera parte en la que se había perdido un poco".

2015: oro en el EuroBasket

"En los inicios difíciles siempre hay un componente de problemas físicos y de voluntad de estar bien cuando toca, que es el momento de los cruces. Es una mezcla de una situación objetiva contra la que no puedes hacer nada y también la decisión de asumir riesgos para estar al tope de la foma cuando realmente importa estarlo. En 2015 no fue una excepción. Realmente el equipo sí que tenía un déficit de cohesión, pero no por mala voluntad, sino porque llevaban tiempo sin ganar juntos. Las muchas bajas fueron un factor más para unir fuerzas. Y hubo una progresión muy vertical desde el inicio al final".

La actuación de Pau Gasol

"Ya era una superestrella, pero fue el campeonato de su consagración como mito. Sobre todo tras el partido contra Francia, una situación que parecía montada para que nos pudiera ganar. Y no fue así. Por absurdo que parezca, los momentos decisivos fueron cuando Pau no estaba en la cancha. No solo no se amplió el déficit que teníamos, sino que cuando volvió sus comñaero le reentregaron el equipo más cerca. Eso creo que fue el momento clave para que luego Pau brillara y nos llevara a la final".

2016: bronce en los JJOO

"(Resopla) Ese sí que fue muy, muy, muy meritorio, porque también las circunstancias fueron complicadas. No teníamos a Marc y tuvimos un inicio difícil al que fuimos capaces de sobreponernos. Nunca habíamos perdido los dos partidos de inicio. Abrines se lesionó el primer día... Hubo un inicio duro, pero una vez más el equipo fue supersólido, supercohesionado y supercompacto a la hora de salir adelante y finalmente poder superar una semifinal tremenda con Estados Unidos, con mucha entereza y mucha humildad. Fue un trabajo de hormiguitas, estuvimos siempre en el partido. Fue el que menos diferencia hubo después de Japón 2006. Pero el partido realmente meritorio, por la dificultad, fue la final por el bronce, porque Australia era un equipo durísimo y muy talentoso. Ganamos con la barbilla en la 'photo finish".

España sufrió para ganar a Australia en el partido por el bronce en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. (EFE)
España sufrió para ganar a Australia en el partido por el bronce en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. (EFE)

2017: bronce en el EuroBasket

"Fue un grandísimo campeoanto respecto a la realidad, porque pasamos por situaciones muy comlpicadas. La lesión de Sergi (Llull) fue un golpe tremendo para el quipo. La ausencia de Rudy (Fernández), titular indiscutible durante muchísimos años. La ausencia del cuatro (Mirotic) que había frotalecido una posición que desde que Jorge (Garbajosa) se retiró, francamente, tenemos coja. Intentamos jugar otra vez con dos grandes cuando ya digamos que la situación de nuestros grandes ya no lo permitía. Tuvimos que hacer tantos ajustes, tantos arreglos, que perder un solo partido, contra un equipo al que ese mes no le hubiese ganado nadie, creo que tiene muchísimo mérito. Esa me parece otra de las medallas con más métito. En función, como siempre, de las circunstancias".

Las ventanas

"El único mérito por parte de los 'no jugadores' ha sido cómo lo hemos planteado, darle importancia, respeto, preparación, e invertir sobre un grupo de jugadores. El resto es todo respuesta de los jugadores, que entendieron que podían tener un retorno inesperado, porque lo han tenido incluso a nivel de proyección de carrera. Lo han aprovechado. Parecía un equipo júnior por su hambre, desde el primer partido hasta el último. No ha sido solo poder empezar a dar camisetas de la selección a la clase media, sino haber empezado a hace tocar la Selección a a jugadores jóvenes para poder intentar repetir ese efecto de herencia y contagio que ha sido el secreto todos estos años. Ojalá pueda funcionar en el futuro. Eso casi ha pasado desapercibido, pero creo que uno de los grandes valores de esta experiencia ha sido justo ese".

¿Y en 2019?

"Que nos divirtamos, que estemos con el gusto de estar juntos, de tabajar juntos, de pasarnos la pelota, defender, ayudarnos, disfrutar del camino, de poder llegar al momento de al competición con la cabeza limpia y a la vez activada, con entusiasmo, energía y positividad, pero a la vez compitiendo porque la tarea es prohibitiva. Pero no nos ponemos ningún tipo de objetivo mínimo ni de techo. Vamos a competir en circunsntancias un poco especiales, pero recordando una cosa que yo siempre digo: no hemos tenido casi nunca todos los jugadores presentes y sin que les haya pasado nada durante la competición. Cada año hemos tenido problemas. ¿Que igual este año se han sumado de inicio más de la cuenta? Pues igual sí. ¿Que la competencia ha crecido? Seguramente sí. Hay muchos equipos que han alcanzado un nivel de talento muy alto. Es un escenario nuevo para nosotros, porque realmente hay empezar desde una segunda linea de parrilla".

*****

¿Y dónde se ve Sergio Scariolo dentro de diez años?

"Espero que haciendo algo con el baloncesto, divirtiéndome como sigo haciendo milagrosamente como el primer día que entré en una pista. ¿Dónde? ¿Haciendo qué? Diez días son muchos en la trayectoria de un entrenador, diez años son imprevisibles. No siento la necesidad de descansar del baloncesto. Cuando decido desconectar, el imán del baloncesto me lleva siempre a querer reconectar antes de lo que había planeado".

Baloncesto

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios