Es noticia
Menú
A Rubiales le crecen los enanos y pierde a otro directivo de confianza por inhabilitación
  1. Deportes
EL GALLEGO RAFAEL LOUZÁN, EL ÚLTIMO

A Rubiales le crecen los enanos y pierde a otro directivo de confianza por inhabilitación

El presidente de la Real Federación Gallega de Fútbol y vocal de la RFEF, condenado por prevaricación a siete años de inhabilitación para empleo o cargo público... y veremos si también del fútbol

Foto: Luis Rubiales y Rafael Louzán, en A Coruña. (RFEF)
Luis Rubiales y Rafael Louzán, en A Coruña. (RFEF)

Pocas veces el refrán "dime de qué presumes y te diré de qué careces" podría ser más apropiado. El pasado 29 de marzo, con motivo del partido España-Islandia en Riazor, el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, visitó a su homólogo de la Real Federación Gallega de Fútbol (RFGF), Rafael Louzán, además de vocal de su propia junta directiva y presidente de la Comisión de la Tercera RFEF. Lo hizo para firmar un acuerdo calificado de "histórico" y "promovido por la RFEF dentro de su estrategia para impulsar el desarrollo del fútbol regional [Plan eVolución], que supondrá una importante inyección económica para la RFGF".

Según explicó Louzán, la mitad de ese dinero "se destinará a cancelar los préstamos correspondientes a la financiación de la construcción de las nuevas sedes de la federación gallega. Además, este acuerdo nos permitirá afrontar desafíos muy importantes dentro de un gran marco estratégico en el que se está trabajando". La RFGF recibió cinco millones de euros de la RFEF y la mitad del dinero iba a ser destinado a cancelar esos préstamos correspondientes a la financiación de la construcción de las nuevas sedes, gracias a las cuales su patrimonio pasó de 600.000 euros a más de ocho millones.

Foto: Iceta saluda al Rey, en presencia de Rubiales. (EFE) Opinión

"Para nosotros es siempre un placer venir a Galicia. Es una tierra maravillosa y que sepáis que la federación gallega es una referencia", dijo Rubiales a lo Pepe Isbert en su visita a A Coruña. "Es un día importante para el fútbol gallego, pero también para el fútbol nacional. Nosotros hemos aportado nuestro grano de arena, pero lo importante es destacar el trabajo que está realizando esta federación, con Rafael Louzán a la cabeza. Los números no engañan y están ahí. En todos los comités importantes de la RFEF hay un gallego. Mirad si se trabaja bien aquí o no", sentenció Rubi, para dejar clara su cercanía y complicidad con el ahora inhabilitado Louzán.

Menos de dos meses después, la Audiencia Provincial de Pontevedra ha confirmado la pena de siete años de inhabilitación para empleo o cargo público al mencionado Rafael Louzán, expresidente de la Diputación de Pontevedra, por cometer un delito de prevaricación al conceder a una empresa una subvención de 86.311 euros para la mejora del campo de fútbol de Moraña, "obras que ya estaban, en su mayor parte, ejecutadas", según el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

Cierto es que Louzán fue absuelto del delito de fraude por el que había sido condenado en febrero de 2021, pero, según la sentencia, prevaricó al votar a favor del acuerdo de conceder la subvención "a sabiendas de que era ilegal y arbitrario porque respondía a un artificio para, burlando las barreras de la normativa, satisfacer las reclamaciones del contratista, infringiendo el deber de transparencia y no protegiendo los derechos de la Administración".

placeholder Rubiales y Louzán, con la alcaldesa de A Coruña, Inés Rey. (EFE/Cabalar)
Rubiales y Louzán, con la alcaldesa de A Coruña, Inés Rey. (EFE/Cabalar)

La Audiencia pontevedresa considera probado que la constructora a la que la Diputación había adjudicado en 2011 la instalación de hierba artificial en el campo de fútbol de Moraña y otras obras en edificaciones anexas aumentó su coste en 86.816 euros. Al tratarse de una obra ejecutada con subvención, la legislación impedía rebasar el importe subvencionado, por lo que, para hacer frente a ese pago, "se ideó un sistema artificioso, en fraude de ley, tendente a abonar a la empresa el importe que reclamaba sobre el presupuesto aprobado", según puntualiza la resolución del tribunal provincial.

Subies, Suárez, Peláez...

Al hilo de lo sucedido ahora con el gallego, cabe recordar el caso del catalán Andreu Subies, quien no tuvo más remedio que dimitir al desvelarse un informe de la Guardia Civil en el caso Soule, en el que concluyó que se apropió de "casi medio millón de euros" de la RFEF entre 2013 y 2014 para construirse una vivienda en Cambrils y un restaurante para su mujer. La Policía Judicial le acusó de "abusar del patrimonio de la FCF" y utilizar facturas falsas para camuflar el desvío de fondos. Subies fue detenido y, a pesar de su arresto, siguió en el cargo, toda vez que Rubiales defendió su presunción de inocencia hasta que hubiera una sentencia condenatoria.

Foto: Joan Soteras, en un acto de la Federación Catalana de Fútbol. (FCF)

Por no extendernos también con los casos de Antonio Suárez Santana, presidente de la Federación Interinsular de Fútbol de Las Palmas (FIFLP) y vicepresidente de Rubiales, que fue imputado por un presunto desvío de fondos federativos en la instalación de césped en el Colegio Heidelberg de Las Palmas de Gran Canaria, o José Ángel Peláez, presidente de la federación cántabra y vocal de Rubiales, investigado por la financiación también de un campo de fútbol.

La pregunta es: ¿defenderá también ahora Rubiales a Louzán? Del mismo modo que hay quien pone un circo y le crecen los enanos, podría decirse que Rubiales preside una federación y le inhabilitan a sus directivos, aunque ni así él los echa o, cuando menos, les invita a marcharse. Este es el panorama del deporte español, donde hay presidentes de federaciones que no dimiten ni aunque todo apunte a su culpabilidad, mientras presumen de tener comités de ética y departamentos de integridad, que se ve que vigilan la ética y la integridad de los demás, pero no la de sus directivos, pues ahí siguen todos. ¿Será que dan por bueno el refrán de "Dios los cría y ellos se juntan"?

Pocas veces el refrán "dime de qué presumes y te diré de qué careces" podría ser más apropiado. El pasado 29 de marzo, con motivo del partido España-Islandia en Riazor, el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, visitó a su homólogo de la Real Federación Gallega de Fútbol (RFGF), Rafael Louzán, además de vocal de su propia junta directiva y presidente de la Comisión de la Tercera RFEF. Lo hizo para firmar un acuerdo calificado de "histórico" y "promovido por la RFEF dentro de su estrategia para impulsar el desarrollo del fútbol regional [Plan eVolución], que supondrá una importante inyección económica para la RFGF".

Real Federación Española de Fútbol Luis Rubiales Ángel María Villar
El redactor recomienda