UN REPASO A LAS MEJORES OFERTAS DEL MERCADO

Las mejores lavadoras de carga frontal

Analizamos los precios, las prestaciones y las opiniones de los usuarios para recomendar algunas de las lavadoras de carga frontal más vendidas

Foto: Éstas son algunas de las mejores lavadoras de carga frontal del mercado
Éstas son algunas de las mejores lavadoras de carga frontal del mercado

Imaginar la vida sin una lavadora en casa es imposible. De hecho, cuando se estropea, la echamos mucho de menos al hacer la colada hasta que recibimos la nueva. Por ello, aquí queremos realizar una comparativa de lavadoras de carga frontal que nos lleve a esclarecer cuál es el modelo más interesante del momento. Lo haremos atendiendo a precios, prestaciones y, por supuesto, opiniones de lavadoras de carga frontal aportadas por usuarios y clientes de comercios especializados.

Primera opción: Bosch WUQ28478ES

La mejor lavadora de la marca Bosch por precio y prestaciones de El Corte Inglés y, sin duda, una de las opciones más interesantes que ofrece el mercado.

Esta lavadora Bosch posee un tambor de 8 kg de capacidad y una potencia de centrifugado de 1400 rpm. Además, posee un elegante y moderno diseño en blanco y, gracias a su motor EcoSilence, su nivel de emisión de ruido y de vibraciones es mínimo.

Una de las mejores lavadoras de Bosch por precio y prestaciones
Una de las mejores lavadoras de Bosch por precio y prestaciones

Por su parte, la Bosch WUQ28478ES es una lavadora A+++, es decir, una lavadora de alta eficiencia que cuenta, además, con función de Pausa + Carga, lo que te permitirá detener el programa en cualquier momento para introducir cualquier prenda olvidada. También dispone de 17 programas de lavado diferentes, los cuales se controlan desde su intuitivo panel LED.

2ª opción: Samsung WW90K5410WW

Esta lavadora de carga frontal de la marca Samsung también es una buena opción. Su capacidad de lavado es de 9 kg y, al igual que el modelo de Bosch, centrifuga a una velocidad de hasta 1400 rpm. La etiqueta de eficiencia energética de esta lavadora es A+++.

La puerta XXL de esta lavadora de Samsung se abre desde arriba
La puerta XXL de esta lavadora de Samsung se abre desde arriba

Destaca en su diseño, de color blanco, que la puerta XXL de esta lavadora de carga frontal de Samsung se abre desde arriba, no desde el extremo derecho como es habitual. La lavadora Samsung WW90K5410WW dispone también de 11 programas de lavado específicos para prendas de ropa concretas como vaqueros y para tejidos como la lana o el algodón.

Estos programas de lavado se seleccionan a través de su panel electrónico con pantalla LED. También dispone de temporizador y de inicio diferido. Emite 53 dB de ruido durante el lavado y 75 dB durante el centrifugado.


Comprar en Amazon

3ª opción: AEG L6FBG144 10 kg

Una lavadora de carga frontal recomendada por los clientes de El Corte Inglés. De hecho, posee una valoración de 4,7 sobre 5. Esto queda patente en opiniones como la de Blanca, que la tilda como una “lavadora fácil de usar y con muchos programas”, o como la de Miryta, que afirma que se trata de una “lavadora con mucha capacidad y centrifugado silencioso”.

Pero vamos a analizar esta lavadora de carga frontal de la marca AEG en detalle. Su tambor posee una capacidad de 10 kg y alcanza una velocidad de centrifugado de 1400 rpm. Su diseño, en blanco, gris y negro, es realmente moderno y elegante. Además, la puerta de apertura es de tamaño XXL. También es una lavadora A+++ en términos de eficiencia energética.

La tecnología ProSense de esta lavadora eficiente ajusta el tiempo y el gasto de agua a la carga de ropa depositada
La tecnología ProSense de esta lavadora eficiente ajusta el tiempo y el gasto de agua a la carga de ropa depositada

Además, la tecnología ProSense de esta lavadora AEG L6FBG144 10 kg eficiente ajusta el tiempo y el gasto de agua a la carga de ropa depositada. Por su lado, el sistema SoftPlus garantiza que el suavizante llega a todas las prendas. Sus niveles de emisión de ruidos son de 51 dB durante el lavado y de 75 dB durante el centrifugado gracias a la tecnología SilentPlus. Ofrece también función de Pausa + Carga, display monomando de programación electrónica y más de 20 programas entre los que elegir.

Cómo elegir una lavadora frontal

Comprar una lavadora es algo que se hace, como mucho, cada 7 u 8 años. Además, se trata de una inversión económica importante, por lo que se debe meditar la decisión mucho antes de tomarla. De entre los diferentes tipos de lavadoras, las más habituales en los hogares son las de carga frontal. Por este motivo, nos vamos a enfocar en ellas.

Estos consejos para comprar una lavadora de carga frontal que ofrecemos pueden resultar de mucha ayuda:

1. La capacidad del tambor de la lavadora: hay que pensar en cuántas personas viven en casa. Si se reside solo o en pareja, una lavadora de carga frontal de 6 kg será suficiente. En cambio, si la familia va a crecer próximamente o ya se tiene un bebé, entonces, una lavadora de 8 kg vendrá mucho mejor. Finalmente, si en la vivienda viven 5 personas o más, una lavadora de 10 kg es lo ideal. Conviene recordar que una lavadora grande también consume más energía que una lavadora pequeña, por lo que no tiene por qué ser siempre la mejor elección.

2. La eficiencia energética: una lavadora de carga frontal A+++ gasta, de media, un 30 % menos de energía que una lavadora con clasificación energética A a la hora de realizar la misma tarea. Éste es uno de los aspectos que más incrementa el precio de la lavadora. Sin embargo, aunque una lavadora eficiente cueste un poco más cara, será una inversión más rentable con el paso del tiempo gracias a al ahorro de agua y de luz que proporcionará.

3. ¿Dónde se va a colocar? La altura de las lavadoras de carga frontal es de 85 cm. Esto es así de manera estandarizada. Sin embargo, dicha altura puede ser un problema si se desea integrar la lavadora bajo la encimera de la cocina. En ese caso, lo adecuado es elegir un modelo con la tapa superior removible. Y, si se va a tapar el tambor con una puerta de mobiliario, mejor comprar una lavadora panelable.

La eficiencia energética de una lavadora es uno de los aspectos que más incrementa el precio

4. La potencia de la lavadora: las mejores lavadoras de carga frontal llegan a ofrecer hasta 1800 rpm durante el centrifugado. Sin embargo, la mayoría de modelos oscilan entre las 1200 y las 1400 rpm, cifras más que suficientes para un hogar medio. En cualquier caso, es necesario elegir en función del tipo de colada que se suele realizar. Por ejemplo, para una persona que trabaja en la construcción y que llega cada día a casa con la ropa llena de manchas difíciles, lo mejor es que apueste por una lavadora potente.

5. Los niveles de emisión de ruidos: estos son detalles que a los compradores se les suele olvidar revisar y que, al final, acaban convirtiéndose en problemas. Una lavadora muy silenciosa debe definirse como aquella que, durante la fase de lavado, no supera los 40 dB y, durante el centrifugado, no pasa de los 65 dB.

6. Características que facilitan la colada: a todos nos gusta tener una lavadora sencilla de usar. Para ello, elementos como, por ejemplo, los paneles electrónicos con pantalla digital y los dispensadores inteligentes de suavizante y detergente con sistema de dosificación son muy útiles.

7. La garantía: las lavadoras, como cualquier producto electrónico, tienen dos años de garantía. Sin embargo, las mejores lavadoras de carga frontal y, especialmente, aquellas diseñadas y producidas por marcas de reconocido prestigio, llegan a ofrecer períodos de garantía muy superiores. Por ejemplo, LG ofrece hasta 5 años de garantía en algunos de los motores de sus lavadoras.

Mejor detergente para lavadora

La elección del detergente de lavadora es más importante de lo que se suele pensar. De hecho, puede determinar, y mucho, la durabilidad de la lavadora comprada.

Los fabricantes de las mejores lavadoras de carga frontal del momento como son, por ejemplo, Samsung, AEG o Bosch, recomiendan que sus modelos empleen detergentes líquidos. Esto se debe a que los detergentes en polvo pueden obstruir sus rendijas metálicas y sus filtros con el paso del tiempo y con el uso. Se trata de un principio aplicable a cualquier lavadora barata o con buena relación calidad-precio.

Sin embargo, cuando de lo que se trata es de blanquear la ropa, los detergentes en polvo suelen ser más adecuados. Por lo general, solo este tipo de jabón para lavadoras contiene enzimas que eliminan las manchas y que recuperan el blanco original de las prendas.

Por su parte, tampoco se debe comprar un detergente concentrado porque sí. Estos productos están reservados a manchas especialmente difíciles, por lo que no siempre son necesarios. Además, son más caros que los convencionales.

Los detergentes concentrados están reservados a manchas especialmente difíciles, por lo que no hace falta comprarlos a menudo

Por último, aunque se disponga de un presupuesto sea ajustado, tras hacer un desembolso importante en comprar una lavadora eficiente y silenciosa, no hay que lanzarse a por los detergentes de marcas blancas de los supermercados. La decisión más sabia es leer las instrucciones de uso y elegir siempre el detergente recomendado por el fabricante. ¿Aconsejan su compra por motivo de un acuerdo comercial? Sí, pero también porque está pensado para preservar la vida útil de sus componentes. Lo mismo podemos decir respecto al suavizante para lavadora.

Limpiar lavadora de carga frontal

Las lavadoras de carga frontal son eficientes y permiten limpiar mucha ropa gastando poco detergente y agua. Sin embargo, requieren de un mantenimiento adecuado para no acumular bacterias y generar mal olor. No hay que olvidar que las puertas de las lavadoras de carga frontal poseen cierres herméticos para evitar que el agua se salga durante el lavado y que esto puede impedir que se oreen adecuadamente.

Lo primero que recomendamos es no cerrar la puerta de la lavadora de carga frontal nada más retirar la colada. Tampoco se debe mantener la ropa dentro del tambor durante demasiado tiempo una vez acabado el ciclo de lavado.

Dicho esto, es necesario hacer lo siguiente para limpiar una lavadora de carga frontal:

1. Seleccionar el programa de limpieza de la lavadora de carga frontal. Si es un modelo antiguo y no cuenta con él, entonces hay que elegir aquel que permita realizar un lavado a carga completa con agua caliente.

2. Mezclar un vaso de agua tibia con otro de vinagre blanco. Es necesario verterlo todo en el cajetín del detergente y del suavizante de la lavadora.

3. Iniciar el ciclo de limpieza. Cuando el tambor esté lleno de agua caliente, hay que colocar en el cajetín dos vasos de cloro.

4. Esperar a que finalice el ciclo de limpieza de la lavadora. Después, volver a iniciarlo pero, esta vez, sin verter vinagre ni cloro en el cajetín.

No se debe cerrar la puerta de la lavadora nada más retirar la colada; tampoco se debe mantener la ropa dentro del tambor durante demasiado tiempo

5. Una vez finalizado este segundo programa de limpieza, retirar el dispensador de detergente y suavizante y lavarlo. Para ello, lo mejor es sumergirlo en un cubo con agua y cloro, dejarlo reposar 20 minutos y, después, retirar la suciedad con un paño. También hace falta secarlo antes de volver a introducirlo en la lavadora.

6. Mojar un paño en agua con cloro y abrir la puerta de la lavadora. Probablemente, en la junta de sellado habrá suciedad que hay que retirar con cuidado para no deteriorar la goma.

7. Retirar el filtro de la lavadora de carga frontal. Este se encuentra en la parte inferior derecha o izquierda del electrodoméstico, justo sobre el suelo. Eso sí, antes de hacerlo, lo mejor es colocar un paño absorbente debajo ya que saldrá bastante agua. Eliminar del filtro cualquier resto de suciedad y limpiarlo con cloro antes de volver a colocarlo.

Hacer esto una vez al mes supondrá prolongar ostensiblemente la vida útil de la lavadora de carga frontal.

¿Cómo se usa?

“Mamá, papá, me da mucha vergüenza pero, ¿podéis explicarme cómo poner la lavadora?” No importa si fue de pequeño haciendo las primeras tareas del hogar, el primer fin de semana que nos quedamos solos en casa o cuando nos fuimos a estudiar la carrera a otra ciudad y nos independizamos. Todos hemos dicho esa frase en alguna ocasión. ¡Nadie nace sabiendo cómo se lava la ropa!

Pero, para generaciones venideras y nuevos lectores, aquí queremos explicar cómo se pone la lavadora paso a paso:

1. Introducir la ropa dentro del tambor de la lavadora de carga frontal. ¡Ojo! No hay que mezclar prendas blancas y de color, sobre todo, si pueden desteñir. ¡Ah! Y las camisetas, sudaderas y pantalones con estampado, siempre introducirlas del revés. Tampoco es recomendable poner toallas o ropa de cama con prendas de vestir.

2. Rellenar el tapón de la botella de detergente con el jabón y ponerlo en el dispensador correspondiente del cajetín. Después, añadir también el suavizante para lavadora. Si es ropa blanca, se puede usar un poco de lejía.

3. Seleccionar el programa de lavado.

4. Pulsar el botón de inicio y esperar a que termine.

5. ¡Listo!

¿Qué programa uso?

Seguramente, el punto que más dudas genera es el de seleccionar el programa de lavado. Para que sirva como referencia, según una encuesta de IPSOS, el 82% de los españoles no selecciona el programa adecuado para el tipo de tejido que va a lavar y el 38% reconoce, muy a su pesar, haber estropeado alguna prenda por este motivo.

Hoy en día, las mejores marcas de lavadoras de carga frontal incluyen en sus modelos decenas de programas de lavado. Como tardaríamos horas en explicarlos todos, vamos a resumirlos así:

El 82 por ciento de los españoles no selecciona el programa adecuado para el tipo de tejido que va a lavar

1. Programa rápido: suele estar recomendado para lavados de media carga y para prendas que no están excesivamente sucias como, por ejemplo, las que no están manchadas pero han empezado a oler a sudor. Suele durar unos 30 minutos, se lleva a cabo con agua fría o, como máximo, a 30 ºC y su centrifugado es de baja potencia (400 o 600 rpm, como máximo).

2. Programas delicados: están pensados para lavar prendas de tejidos como la seda, el lino o cualquier otro que sea especialmente susceptible de deteriorarse durante la limpieza. Suelen requerir de detergentes y suavizantes especiales. Se realizan también a baja temperatura y con centrifugados de escasa potencia, aunque tienen una duración elevada (1 hora y media o más). En esta categoría se pueden encuadrar también los programas para lavar ropa infantil o de bebé.

3. Programas específicos: son aquellos destinados a lavar toallas, ropa de cama o cortinas, por ejemplo. Conllevan el uso de agua caliente (entre 50 ºC y 60 ºC) y centrifugados intermedios (entre 800 y 1000 rpm). También poseen una duración alta.

4. Programas para ropa blanca: el ideal para prendas de este color. Se lleva a cabo con agua a temperaturas de hasta 80 ºC o 90 ºC y con centrifugados de 1200 rpm o más. Tardan más de dos horas en ejecutarse.

5. Programas para ropa de color: los que usamos con más asiduidad. No suelen usar agua caliente ya que estas prendas, sobre todo si han sido confeccionadas en algodón, tienen a encoger por su culpa. La duración y la potencia del centrifugado son intermedias.

Dicho esto, solo queda estar atento a una buena oferta en lavadoras de carga frontal y aprovecharla.

DeCompras

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios