Cómo limpiar tu lavadora paso a paso para que funcione correctamente
  1. Alma, Corazón, Vida
LIMPIEZA DOMÉSTICA

Cómo limpiar tu lavadora paso a paso para que funcione correctamente

En tiempos de cuarentena hay que aprovechar para poner a punto los electrodomésticos que usamos de manera frecuente. Sin ir más lejos, la máquina que se ocupa de lavar las prendas

Foto: Cómo limpiar tu lavadora paso a paso para que funcione correctamente
Cómo limpiar tu lavadora paso a paso para que funcione correctamente

Nuestra vida doméstica no sería nada sin nuestros electrodomésticos. Y en tiempos de cuarentena, más aún, ya que inevitablemente los usamos mucho más y, por tanto, el riesgo de avería es mucho mayor. Además, un correcto cuidado de los mismos consigue evitar imprevistos que en esta época son más difíciles de solucionar al estar muchos establecimientos cerrados o servicios inoperativos.

Dentro de todos ellos, hay uno que destaca por su gran utilidad: las lavadoras. Normalmente no solemos reparar en quee tenga un buen mantenimiento, pero ahora que estamos confinados podemos aprovechar para dedicarle el tiempo que se merece. Y no, aunque lo lleve en su mismo nombre, la lavadora no se limpia sola. En su interior, existen múltiples elementos que permiten que nuestras prendas de vestir salgan limpias como por arte de magia. Y al igual que otros aparatos, estos mecanismos pueden llegar a ser relativamente frágiles o tener cierto riesgo de que se estropeen y así hacer que el conjunto del electrodoméstico no funcione correctamente.

Limpia y seca bien la goma después de cada ciclo de lavado para evitar que pueda aparecer moho o restos de suceidad

Hay múltiples trucos para mantener completamente limpias estas zonas de la lavadora y conseguir así que funcione mejor y no se estropee. Los expertos de Beko, una compañía de electrodomésticos, han descrito una serie de medidas para llevar a cabo una limpieza eficaz del mecanismo. Lo primero que deberás hacer será lavar el depósito de detergente cada 4 o 5 ciclos de lavado, con el fin de evitar la acumulación de restos de detergente o polvo.

Foto: Resucitan a un gato después de pasar 20 minutos dentro de la lavadora funcionando

Para ello, el primer paso es ponerte unos buenos guantes para proteger tus manos. Después, extrae el cajetín y lávalo con abundante agua tibia y jabón. Es recomendable utilizar un cepillo para llegar las zonas más inaccesibles de su interior. Sécalo todo bien y vuélvelo a introducir en el electrodoméstico. También es posible que se hayan quedado restos de jabón en el panel frontal de la lavadora, por lo que límpialo con un paño húmedo, sin ningún tipo de detergente.

Por otro lado, la goma de la escotilla de la puerta es una zona especialmente sensible, ya que se acumula agua y no suele secarse de manera manual al terminar la colada, lo que a largo plazo puede generar moho y zonas ennegrecidas. En caso de sea así, limpia bien esas zonas con lejía y sécalas. ¿Cómo evitar que vuelva a suceder y no tener que repetir el proceso? Lo mejor será secar bien la goma después de cada ciclo de lavado.

¿Y el filtro?

Otro de los elementos más importantes de la lavadora es el filtro, el cual evita que los objetos sólidos como los botones, las monedas o las pelusas de los tejidos atasquen el electrodoméstico durante la evacuación del agua de lavado. Por ello, es recomendable limpiarlo cada tres meses y hacerlo con la lavadora desenchufada sin que se haya usado en el mismo día de la limpieza.

Foto: Las cosas que puedes meter en el microondas (y las que no: cuidado)

Para acometer su limpieza, deberás poner un pequeño cubo debajo de su cubierta, que encontrarás en la parte inferior delantera de la lavadora, distinguiéndolo por su forma circular. Después, deberás abrir la cubierta, sacar la manguera de drenaje y situarla encima del cubo para que caiga todo el agua residual. Una vez finalizado el proceso, cuando ya no caiga más agua, gira el filtro y extráelo tirando del mismo. Luego, limpia los residuos del filtro y vuelve a colocarlo.

El poder del vinagre

Este líquido ácido no solo sirve para aderezar ensaladas, sino que también es un potente agente desinfectante y antibacteriano. Ideal para acabar con el moho o los restos de detergente del interior de los compartimentos de tu lavadora, como reconocen varias webs. Por ello, viértelo en un paño y pásalo por esas zonas en las que se aloja más suciedad. En caso de dudas, lo mejor será que llames a tu Servicio Técnico.

Trucos Limpieza Electrodomésticos Beko
El redactor recomienda