'ADIÓS' EN EL FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN

Mario Casas busca venganza en las Tres Mil Viviendas de Sevilla

El director sevillano Paco Cabezas vuelve a España y se reencuentra con Mario Casas en este 'thriller' caló protagonizado por Mario Casas y Natalia de Molina

Foto: Un fotograma de 'Adiós', de Paco Cabezas. (Sony)
Un fotograma de 'Adiós', de Paco Cabezas. (Sony)

Paco Cabezas vuelve a España, aunque siga con un pie en Los Ángeles, donde ahora mismo probablemente mientras usted esté leyendo esta noticia rueda la última temporada de ‘Penny Dreadful’. Pero no sólo vuelve a España, sino que regresa a su Sevilla natal, al barrio de las Tres Mil Viviendas, una de las zonas más conflictivas de la capital hispalense.

Lo hace en ‘Adiós’, su reencuentro con Mario Casas casi una década después de ‘Carne de Neón’, la ópera prima del director, el segundo trabajo en cine de un actor que, por entonces, intentaba dar el salto de la televisión a la gran pantalla. Ahora, con sus respectivas carreras en lo alto, se cruzan en un ‘thriller’ “que es como una letra de flamenco, que es un género que habla de la muerte y de la traición”, ha adelantado el director en la presentación del film en el Festival de San Sebastián, donde se proyecta fuera de concurso antes de su estreno el 8 de noviembre.

Cartel de 'Adiós'
Cartel de 'Adiós'

Igual que un soneto, igual que el flamenco, ‘Adiós’ “está dividida en tres capítulos”, ha explicado durante la rueda de prensa. “Y hay dos tramas que se desarrollan de forma paralela: por un lado la historia de la familia Santos y por otro la trama de la Policía”. Los Santos son Juan (Mario Casas), que acaba de conseguir la condicional, y Triana (Natalia de Molina), su esposa y madre de su hija Estrella.

Los Santos son, además, uno de los dos clanes que controlan las Tres Mil Viviendas, y viven una guerra fría con los Fortuna. Un conflicto latente que estallará cuando después de lo que parece un ajuste de cuentas entre traficantes de droga, un coche en fuga se estrelle contra el coche en el que viaja la familia y mate a la niña. Una agente de policía de vuelta de una baja larga (interpretada por Ruth Díaz), encabezará la investigación de un crimen mucho más complejo y con más implicaciones de las que parece a primera vista. Como en la canción de Camarón de ‘Un tiro al aire’, “el personaje de Ruth Díaz es el que pide justicia y los que piden venganza son Mario Casas y Natalia de Molina”.

El reparto, los productores y la presentadora Elena Sánchez en la presentación de 'Adiós' en San Sebastián. (Efe)
El reparto, los productores y la presentadora Elena Sánchez en la presentación de 'Adiós' en San Sebastián. (Efe)

‘Adiós’ es la primera película de ficción de estreno comercial que se rueda en las Tres Mil Viviendas. “Fue muy difícil. Pero en ningún momento nos planteamos no rodarla allí”, ha asegurado Enrique López Lavigne, productor del film junto a Olmo Figueredo. “El cine que me interesa más es el que es una representación de la realidad con sus defectos y sus virtudes, y me parecía que si no hubiéramos rodado ahí hubiese sido fingir algo o disimular algo”.

Figueredo: "Ha sido más fácil grabar en Los Rojos que en Los Remedios, que es el barrio pijo, porque se han volcado con nosotros"

Esa dosis de verdad que ofrecen las localizaciones reales es también muy importante para Figueredo. Pero además, se ha encontrado con el calor de unos vecinos que han agradecido que alguien se haya interesado por ellos. “Vivimos de espaldas a determinados barrios por la carga que arrastran”, ha lamentado Figueredo. “Hemos rodado en el barrio con peor fama de las Tres Mil Viviendas, en Los Rojos, y ha sido más fácil que rodar en los Remedios, en el barrio pijo, porque se han volcado con nosotros”.

Casa: "Volver a trabajar con Paco Cabezas, con quien hice mi segunda película, ‘Carne de Neón’, es de las cosas que más ilusión me hacía"

Para Cabezas ‘Adiós’ no es una película más. Puede sonar trillado, pero la raigambre justifica sus palabras. "Esta es la película que he hecho que está más cerca de mi corazón y de mi alma", ha insistido. "Yo era un niño gordito y con gafas de un barrio de los pajaritos que quería hacer cine. Me tuve que ir fuera para hacer cine, pero para hacer mi mejor película he tenido que volver a mi barrio, a Los Pajaritos". Por su parte, Lavigne sintió que tenía "la obligación" de traer de vuelta a Cabezas para que hiciera "su 'Malas calles'". "Lo que me atrapó del guión fue su energía. Sentí algo cuando lo leí. Y me parecía absurdo que alguien tan válido hubiese estado en dique seco un tiempo para emprender un proyecto cinematográfico. Es una película muy coral, no sólo por los actores y los personajes, sino por todos los elementos que componen: tiene una banda sonora que nos ha conseguido Marta Crespo que es espectacular".

Paco Cabezas en el Festival de Toronto en 2015. (Efe)
Paco Cabezas en el Festival de Toronto en 2015. (Efe)

Y con quien mejor que con Casas de protagonista. "Volver a trabajar con Paco Cabezas, con quien hice mi segunda película, ‘Carne de Neón’, es de las cosas que más ilusión me hacía. Ha sido una experiencia maravillosa y esa energía se transmite en la película", ha admitido el actor, que ha enviado un vídeo porque se encuentra rodando en Barcelona. Es la primera vez que el gallego comparte repartocon Natalia de Molina, que ha asegurado que "ha sido muy difícil y muy duro hacer de Triana". "En mi carrera he hacho personajes muy difíciles, pero nunca me había enfrentado a algo así, porque no estamos preparados para algo como la muerte de un hijo, que no es lo natural. No sólo tenía que mirar a lo oscuro y al vacío, sino que me tenía que tirar dentro".

De Molina: "No sólo tenía que mirar a lo oscuro y al vacío, sino que me tenía que tirar dentro"

"Narrativamente 'Adiós' tiene cosas muy complicadas", ha añadido Carlos Bardem, que interpreta a uno de los policías encargados de resolver el crimen de Estrella. "Tiene virtuosismo formal y mucha verdad. Esta película tiene alma porque Paco, que es un tipo muy listo, porque sabía que la fórmula era aunar lo que ha aprendido fuera con la verdad de lo local. La película es trepidante, pero también emocionante. Toca partes muy profundas del ser humano. No hay tantos directores que amen tanto con el trabajo con los actores. Paco ama a los actores y habla el idioma de los actores. Por eso todos los personajes que pasan por la película tienen su momento".

Mario Casas y Natalia de Molina en otro fotograma de 'Adiós'. (Sony)
Mario Casas y Natalia de Molina en otro fotograma de 'Adiós'. (Sony)

Su compañera Ruth Díaz ha aplaudido además la importancia que Cabezas ha otorgado a los personajes femeninos. Tanto su personaje, como el de Natalia, como el de Mona Martínez "son mujeres fuertes por necesidad". "Aunque considero que la gran mayoría de mujeres lo son, pero ellas conviven en un mundo muy machista y son la tierra, la raíz. Son las que tienen la inteligencia. Son heroínas y ha sido un placer darle alma y carne a estos personajes con tantos conflictos".

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios