Es noticia
Menú
Luis Tosar: "Con tanto glamur sobre narcos, los gallegos dirán: 'Que les den por culo"
  1. Cultura
entrevista

Luis Tosar: "Con tanto glamur sobre narcos, los gallegos dirán: 'Que les den por culo"

El actor protagoniza la última película de Paco Plaza, 'Quien a hierro mata', un 'thriller' enmarcado en la escena del narcotráfico gallego

Foto: Luis Tosar protagoniza el último 'thriller' de Paco Plaza. (Sony)
Luis Tosar protagoniza el último 'thriller' de Paco Plaza. (Sony)

Basta con una historia de venganza para que desaparezcan las ganas de vengarse. Basta con que un personaje transite los caminos del rencor para ir derecho a su destrucción. Quizá no sea necesario referirse a una desfiguración como la de Edmundo Dantés de 'El conde de Montecristo' y la infinidad de personajes que nacieron bajo su influencia. Primero, la obsesión. Después, el plan para satisfacerla con la precisión de un cirujano. Hay una lectura que impera en la historia: no lo creerás al principio, pero el perdón es lo más razonable al final. En otras historias, los caminos del rencor son frágiles incluso para el que se venga. No se planean; se hacen al andar con un paso incómodo y lleno de dudas. Este podría ser el caso de ‘Quien a hierro mata’, el último trabajo de Paco Plaza. Un 'thriller' clásico en su forma y ambientado en el narcotráfico gallego, que promete ser uno de los estrenos españoles más importantes de este año. Llegará a las salas el próximo 30 de agosto.

Luis Tosar interpreta a Mario, el enfermero ejemplar de una residencia de ancianos gallega. Allí ingresa Antonio Padín (Xan Cejudo), el narco más conocido de la zona, al que una enfermedad le está volviendo dependiente. El negocio queda en manos de sus hijos Toño (Ismael Martínez) y Kike (Enric Auquer), que deciden iniciar una arriesgada operación de narcotráfico mientras Mario cuida de su padre en la residencia. Pero el enfermero tiene sus propios planes.

placeholder Cartel de 'Quien a hierro mata'. (Sony)
Cartel de 'Quien a hierro mata'. (Sony)

“La propuesta moral de la película coloca al espectador en un lugar ligeramente incómodo. Plantea muchas dudas…”, cuenta Luis Tosar. “No sólo son las dudas que suelen surgir sobre la trama de un 'thriller' (‘a ver qué pasa, a ver por dónde van los tiros’), sino que te pregunta por dónde tirarías tú. Eso es mucho más delicado. En ese sentido, puede estar fuera de los convencionalismos del género”. Tosar se refiere a un “Quijote-Sancho” del 'thriller': “A un narco, que ha sido el mal personificado, lo vemos como a un ancianito entrañable. En Mario, un cuidador y bellísima persona, vemos un descenso a los infiernos. Se empieza a convertir en lo que odiaba”.

Tras las siete nominaciones al Goya de ‘Verónica’ (2017) y la consagrada saga de ‘[REC]’ (2007, 2009, 2012), Paco Plaza dirige este 'thriller', por primera vez sin participar en la escritura de un guion “plagado de conflictos morales”: “Ha sido muy positivo. De hecho, ¡no tengo ningún interés en volver a escribir!”, bromea el director valenciano. “Si divides el proceso de un proyecto en una cota del cero al cien, cuando llegas al 50 estás contaminado: estás enamorado de según qué cosas y comprendes el proceso que se ha llevado para llegar a ese punto… Pero si entras a mitad de camino, lo haces con una frescura para mirar lo que han construido otros que enriquece mucho. Y te focalizas mucho en dirigir la película, en aspectos como la puesta en escena, la dirección de arte, el vestuario… Entras a dar una visión sobre algo que preexiste”.

Plaza y Tosar coinciden en la ausencia de un consenso moral de ‘Quien a hierro mata’: “Lo que más me gustó cuando leí el guion es que podía entender a todos los personajes. Todos tenían sus motivos”, cuenta el director. “Los hijos brutos del narco en realidad son mendigos de amor, su padre es un tío al que nadie ha tratado con normalidad, siempre desde el respeto y el miedo… Hasta que encuentra a un hombre [Mario] que le trata como una persona. Pero resulta que nada es lo que parece. Y este hombre que es un cuidador, con una profesión humana y altruista, miente, tiene rencor e ira… Me gusta que nada sea excesivamente maniqueo. Como decía Guti, ‘todos tenemos un ángel y un demonio’ [carcajada de Tosar]. Es que Guti tenía tatuados un ángel y un demonio. Cuando le preguntaban, decía que todos tenemos un ángel y un demonio dentro. Los personajes de ‘Quien a hierro mata’ son complejos, no es fácil descubrir sus motivaciones”.

“A veces me sorprendo a mí mismo haciendo algo que creo altruista, y en el fondo descubro que estoy siendo tremendamente egoísta. Eso me da mucho que pensar, me doy cuenta de que estoy alimentando mi ego. Entonces pienso que igual soy un poco gilipollas. Todos los humanos tenemos esa complejidad y nos movemos entre varias aguas. Como los hijos del narco que tratan a su padre con mucha ternura”, explica Plaza.

placeholder Paco Plaza, director de 'Quien a hierro mata'. (EFE)
Paco Plaza, director de 'Quien a hierro mata'. (EFE)

El título de la película es la primera parte de una sentencia de origen bíblico: “Quien a hierro mata, a hierro muere”. Tarde o temprano, uno experimenta el daño que hizo a otro. El escenario de esta metáfora es el narcotráfico gallego. “Creo que cuando estás rodando en un lugar, la opción más inteligente es dejar que se incorpore a la película, pensar qué material dramático nos da el hecho de que la historia transcurra en Galicia”. A pesar de la ambigüedad moral en los personajes de ‘Quien a hierro mata’, Plaza cuenta que no han querido caer en la ‘glamurización’ del narcotráfico.

“Todo lo que significa traspasar las líneas de la moral o de la legalidad nos atrae de algún modo, desde que somos pequeños… Nos encantaba jugar a los piratas y a nadie quería ser el policía. Se trataba de traspasar el tabú, desde Eva y la manzana. Es muy fácil caer en ese impulso del lado oscuro en las historias, pero no puede llevarnos a obviar lo jodido: el impacto de las drogas en Galicia y en todo el mundo. Cómo el mundo del narcotráfico deja a su paso la muerte de los jóvenes, las familias destrozadas y otros muchos estragos”.

Plaza: "Todo lo que significa traspasar las líneas de la moral o de la legalidad nos atrae de algún modo"

“A mí me parece un aspecto audaz de la película”, opina Tosar. “Precisamente por eso, porque se han generado muchas horas de ficción con glamur sobre el hampa, el narcotráfico, la drogadicción, la delincuencia… Recuerdo que, rodando en Colombia, las películas sobre narcotráfico ya eran un tema sensible antes de ‘Narcos’. Hablaban desde otro lugar, de un lugar afectado por un conflicto armado durante décadas. Es cierto que en Galicia el mundo del narcotráfico no generó tanta violencia. Es uno de esos casos extraños en los que, a pesar de estar organizado al más puro estilo de la mafia, no se generaron esos niveles de violencia. Pero sí provocó muchísimos estragos en la población civil. La heroína barrió casi generaciones enteras. Hay una foto de un equipo de fútbol de Vilanova, en la que la mayoría de los chavales ahora están muertos. Seguramente, si preguntas a gente de estos lugares, te dirán: ‘Que les den por culo a los narcos’. Y lo de las lanchas les parecerá lo opuesto a algo divertido y excitante, como a veces se ha retratado”.

‘Quien a hierro mata’ se estrena en cines este viernes 30 de agosto, pero la distribución fuera de España correrá a cargo de Netflix. “Es muy difícil analizar el impacto de las plataformas de ‘streaming’ en el cine porque estamos en el ojo del huracán. La financiación y distribución de hace diez años era completamente diferente. Ahora, una peli no está limitada a su distribución de cine clásica. ‘Verónica’, mi último trabajo, llegó a millones de personas en Turquía, la India… Lugares donde ninguna de mis pelis había llegado. Eso es indudablemente positivo, pero está por ver cuánto afectará a nuestro consumo interno de ficción en salas”, opina Paco Plaza.

“Es muy difícil analizar el impacto de las plataformas de ‘streaming’ en el cine porque estamos en el ojo del huracán"

Tosar reconoce que ha ido “recomponiendo” su discurso respecto a las nuevas plataformas. “Todo va a una velocidad terrible. Es cierto que, hasta ahora, no éramos conscientes de que se pudiera producir o coproducir en plataformas. Esto afecta a las películas en su totalidad. No sabría valorar si es mejor o peor: hay cosas que parecen buenas y que no son una ventaja tan grande o viceversa... En general, lo que sí es tangible es que la gente que se dedica a la televisión y al cine está trabajando mucho, se está generando un gran volumen de contenidos”.

Basta con una historia de venganza para que desaparezcan las ganas de vengarse. Basta con que un personaje transite los caminos del rencor para ir derecho a su destrucción. Quizá no sea necesario referirse a una desfiguración como la de Edmundo Dantés de 'El conde de Montecristo' y la infinidad de personajes que nacieron bajo su influencia. Primero, la obsesión. Después, el plan para satisfacerla con la precisión de un cirujano. Hay una lectura que impera en la historia: no lo creerás al principio, pero el perdón es lo más razonable al final. En otras historias, los caminos del rencor son frágiles incluso para el que se venga. No se planean; se hacen al andar con un paso incómodo y lleno de dudas. Este podría ser el caso de ‘Quien a hierro mata’, el último trabajo de Paco Plaza. Un 'thriller' clásico en su forma y ambientado en el narcotráfico gallego, que promete ser uno de los estrenos españoles más importantes de este año. Llegará a las salas el próximo 30 de agosto.

Cine español Cartelera y estrenos de cine
El redactor recomienda