cebrián abandona la presidencia de prisa

Obra, vida y milagros: cronología de Juan Luis Cebrián en Prisa

El consejo de administración del Grupo Prisa activará este viernes el plan de sucesión para sustituir a Juan Luis Cebrián y poner en su lugar a Javier Monzón, expresidente de Indra

Foto: El hasta ahora presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián. (EFE)
El hasta ahora presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián. (EFE)

"Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar". Con este verso de Antonio Machado comienza Juan Luis Cebrián la primera parte de sus memorias, publicada el pasado otoño, en la que da cuenta de su trayectoria vital desde 1944 a 1988, año en el que dejó la dirección del rotativo para pasar a menesteres más empresariales.

El segundo tomo de su autobiografía, que presumiblemente abarcará su última etapa en la empresa, contará con un nuevo capítulo que se ha escrito este mismo martes: su salida de la presidencia ejecutiva para pasar a un puesto honorífico. Un movimiento que responde a las presiones de los accionistas críticos con su gestión y que se articulará, salvo sorpresa de última hora, en el consejo de administración que se celebre este viernes.

Una vez consumado el relevo, Cebrián pondrá punto y final a su andadura empresarial al frente de Prisa. El fortísimo endeudamiento que arrastra la compañía desde hace años y los choques internos han terminado por acelerar la salida del directivo. Ante la situación cuasi límite que atraviesa la compañía, los accionistas institucionales (Caixa, Santander y Telefónica) han accedido a rescatar por segunda vez a Prisa a cambio de este reajuste en el organigrama.

1976: nace 'El País'

Cebrián es socio y fundador del diario 'El País', constituido en 1976 y rápidamente convertido en un símbolo de la bisoña democracia que llegaba a España tras la muerte de Franco. Aunque el periodista madrileño pasará a la historia como el primer director del diario, lo cierto es que la primera opción para dirigirlo fue el escritor Miguel Delibes.

Imagen de los principales periódicos impresos. (Fotografía: Enrique Villarino)
Imagen de los principales periódicos impresos. (Fotografía: Enrique Villarino)

Una oferta que el vallisoletano rechazó, al no querer abandonar su ciudad natal, momento en el que se pensó en Cebrián para encabezar el proyecto. Años después, el escritor admitió en una entrevista al que podía haber sido su periódico que no se arrepentía de su decisión.

1988: Cebrián, nuevo CEO de Prisa

A finales de los ochenta, 'El País' no tocaba techo y ya era (y sigue siendo) el periódico impreso más leído de toda España. Pero las ambiciones de la cúpula no terminaban ahí y para pilotar la expansión de Prisa, la editora, era necesario nombrar a un consejero delegado. Fue entonces cuando Polanco ofreció el cargo a Cebrián, quien lo aceptó —dejando la dirección de 'El País' para convertirse en el factótum del grupo de medios—.

2000: Prisa sale a bolsa

Con el comienzo del nuevo milenio, el Grupo Prisa hizo su debut en bolsa. Durante los primeros compases del verano, el grupo editorial comenzó a cotizar con un precio de 20,80 euros por acción. Desde entonces, si se observa la evolución histórica, la empresa no ha dejado de caer año tras año.

Cabe recordar que en el primer semestre de 2015, la compañía llevó a cabo un 'contrasplit' de sus títulos, una fórmula que permitió a los accionistas canjear una acción nueva por cada 30 antiguas. El consejo de Prisa tomó esta decisión ante el hundimiento bursátil que experimentaba la empresa.

A día de hoy, los títulos se mueven en una horquilla entre los 3-4 euros por acción. Y es que aunque la negociación de la venta de Santillana y el nombramiento de Manuel Mirat como nuevo CEO han animado la cotización en los últimos meses, el valor se mantiene en mínimos. Según señaló Cebrián en la última junta de accionistas, los culpables son "los confidenciales".

2007: la opa a Sogecable y la 'guerra del fútbol'

A finales de diciembre, con la muerte de Jesús Polanco todavía muy reciente, Prisa culminó el lanzamiento de la opa por el 100% de Sogecable. Una operación faraónica que disparó el endeudamiento de la compañía hasta los 6.000 millones de euros y que todavía lastra las cuentas de la empresa.

Para más inri, ese mismo año comenzó la 'guerra del fútbol' con Jaume Roures a cuenta de los derechos de los clubes. La editora de 'El País' acusó a Mediapro de incumplimiento contractual y a partir de ahí se inició una batalla en los tribunales que todavía colea, pese a haber sentencia firme del Tribunal Supremo a favor del empresario catalán. En suma, un 'annus horribilis' para los también dueños de la Cadena SER.

2011: Abril-Martorell, el gran artífice

En 2011, el consejo de administración nombra a a Fernando Abril-Martorell nuevo consejero delegado con la principal misión de enderezar las cuentas del grupo. El directivo, que provenía de Credit Suisse, fue el encargado de negociar la gran refinanciación de Prisa con los bancos.

Tres años después, Abril-Martorell dejó la casa con las cuentas del gigante mediático resueltas a medio plazo. No es baladí que muchas voces de la casa le señalen como el auténtico artífice que logró mantener a flote la compañía.

2012: la banca entra en el accionariado

Apenas unos meses después de rubricar la refinanciación, las entidades financieras anunciaron que ejecutarían parte de la deuda por capital, una decisión que supuso la irrupción de bancos como CaixaBank, Santander o HSBC en el accionariado de la compañía, amén de Telefónica. Este mismo año, Cebrián fue nombrado presidente ejecutivo de la compañía.

Si en 2009 los Polanco atesoraban algo más del 70% del capital, esta participación se ha diluido año tras año al tiempo que el panel de accionistas se trufaba de nombres extranjeros y entidades bancarias. Actualmente, la histórica familia retiene apenas el 17,5% del capital. Todo un cambio de piel para la compañía de medios más importante de España.

2014-2015: ventas para aliviar las cuentas

Durante estos dos años, Prisa llevó a cabo varias operaciones relevantes para ganar liquidez y ayudar a sanear las maltrechas cuentas, como por ejemplo la venta en varias tandas de su participación en Mediaset por un total de 540 millones de euros.

La editora también dejó el negocio de la televisión tras desprenderse de Digital+ por 720 millones y dio salida a varios sellos editoriales, entre ellos Alfaguara, por 72 millones, a Penguin Random House. Tal y como admitió la propia empresa, todas estas desinversiones estaban destinadas a reducir la abultada deuda.

2016: Amber, la peor pesadilla de Cebrián

Si Cebrián tuviese que señalar a sus peores enemigos dentro de Prisa, probablemente uno de ellos sería Joseph Oughourlian, dueño del fondo Amber Capital, hoy primer accionista individual de la compañía.

Joseph Marie Oughourlian, CEO de Amber Capital. (EC)
Joseph Marie Oughourlian, CEO de Amber Capital. (EC)

Fue el año pasado cuando el francés dio un sorpaso histórico a los Polanco tras superar el 18% del capital. El fondo, que ha sido la punta de lanza de los accionistas más críticos con Cebrián, siempre se ha mostrado favorable a un cambio en la dirección de la compañía. Un relevo que se ha materializado en 2017 con la salida de José Luis Sainz y el descabalgamiento de Cebrián a la presidencia honorífica de 'El País'.

2017 en adelante: ¿fusiones a la vista?

A lo largo de este curso, Prisa ha intentado vender Media Capital por 440 millones, una operación cuestionada por el regulador luso, y hasta el último minuto ha intentado hacer lo propio con Santillana, considerada la joya de la corona de la empresa.

El negocio de la educación es uno de los puntales de Prisa y la dirección no está dispuesta a venderlo a cualquier precio, de ahí que en un primer momento rechazase todas las ofertas recibidas. La última fue de Rhône Capital, un fondo que ofreció 1.200 millones, una cantidad igualmente insuficiente para la editora.

A esta intensa política de desinversiones hay que sumar la posibilidad de que Prisa se embarque en operaciones corporativas con otros grupos. Todas las grandes empresas del sector, incluyendo Vocento y Unidad Editorial, ven posible (y recomendable) abordar posibles alianzas y fusiones para no desaparecer en el futuro. Ahora solo queda esperar a ver quién da el primer paso.

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios