En mayo ya hubo una propuesta por santillana

Prisa negocia de nuevo la venta de Santillana a Rhône Capital por 1.500 millones

Varias fuentes próximas a las negociaciones han confirmado la nueva oferta de Rhône Capital después de que Prisa rechazase por insuficiente la primera el pasado 26 de mayo

Foto: El presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián, durante la junta general de accionistas. (EFE)
El presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián, durante la junta general de accionistas. (EFE)

El futuro de Prisa puede aclararse en las próximas semanas si el consejo de administración acepta la nueva oferta vinculante que ha presentado Rhône Capital. El fondo estadounidense, que en mayo puso encima de la mesa 1.250 millones por el 75% del capital de la editora de libros, mantiene conversaciones exclusivas para acercar su propuesta a las pretensiones del grupo de medios de comunicación participado por los Polanco, Telefónica, Caixabank, Santander y Amber Capital.

La propia compañía lo ha confirmado este miércoles mediante un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que "en relación a las informaciones aparecidas en los medios (...) se mantienen conversaciones con Rhône Capital dado su interés mostrado por Grupo Santillana sin que hasta la fecha se haya tomado una decisión al respecto". Las acciones de la compañía se disparaban a las 10:15 horas más de un 6% hasta los 3,15 euros.

[Siga la cotización del valor]

Varias fuentes próximas a las negociaciones han confirmado la nueva oferta de Rhône Capital después de que Prisa rechazase por insuficiente la primera el pasado 26 de mayo mediante un comunicado oficial a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La compañía presidida por Juan Luis Cebrián se negó a vender su participación en Santillana por debajo de los 1.500 millones que solicitó cuando encargó a Goldman Sachs la desinversión en octubre de 2016. El consejo de administración no quiso malvender la joya de la corona del 'holding', el negocio que genera más del 70% del beneficio bruto de Prisa. Por ello, también descartaron las ofertas de los fondos de capital riesgo Carlyle y PAI Partners, que no llegaron a los 1.500 millones demandados.

Ante la presión de varios accionistas, especialmente Amber, dueño de casi el 20% del capital, y de gran parte de los acreedores, la compañía traspasó antes del verano Media Capital, la filial de televisión portuguesa que compró Altice, por 321 millones de euros. Sin embargo, la operación, pendiente de las autorizaciones de los organismos de competencia, no ha calmado a los prestamistas ni a los inversores, lo que ha llevado a la cotización a resentirse en bolsa. En lo que va de año ha perdido casi la mitad de su valor.

La nueva oferta de Rhône Capital, que tenía como socio financiero a ADIA, fondo de Abu Dabi, no llega a lo que pide Prisa por su 75%, pero es superior a los 1.300 millones. Fuentes próximas a las conversaciones indican que podría alcanzarse un acuerdo en torno a los 1.400 millones, lo que supondría valorar Santillana en 1.866 millones. El restante 25% de las acciones están en manos del fondo estadounidense Victoria Capital, que también traspasaría su paquete.

El consejo de administración tiene dudas

No obstante, y pese a esta mejora del precio, parte del consejo de administración tiene dudas sobre si aceptar la segunda propuesta, ya que reduciría el tamaño del grupo Prisa a los negocios de prensa y radio. Algunos sostienen que lo mejor es repagar parte de los 1.546 millones de deuda con lo recibido por Media Capital y forzar un nuevo acuerdo con los acreedores antes de acabar 2017.

Sin embargo, los 'hedge funds' tenedores de la mayoría de la deuda se mantienen en sus trece de cobrar a finales de 2018 los 956 millones que expiran en esa fecha. De lo contrario, ejecutarían las garantías y se quedarían con las acciones de Prisa. Por tanto, la decisión de aceptar la oferta de Rhône Capital por Santillana o el inicio de la renegociación del pasivo debe de tomarse durante el mes de septiembre.

La editora de libros registró unas ventas de 328 millones de euros —el 50% de la facturación del 'holding'— en el primer semestre del año, un 17,3% más respecto al mismo periodo de 2016. Su ebitda se elevó un 50%, hasta los 94 millones, el 70% del total del grupo. Ambas partidas se beneficiaron del efecto de las divisas latinoamericanas. De seguir la progesión habitual, el beneficio operativo del ejercicio rondaría los 190 millones, 10 más que en 2016.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios