El tiempo se acaba

La semana en Bruselas: recta final del Brexit con resaca de las elecciones de EEUU

La semana europea viene marcada por otra ronda de negociaciones entre el Reino Unido y la UE y los efectos de la elección de Joe Biden. Habrá también reunión de ministros de Exteriores y de Interior

Foto: Imagen: Laura Martín
Imagen: Laura Martín

La semana estará marcada, aunque sea de forma indirecta, por la elección de Joe Biden como nuevo presidente de Estados Unidos. Esto protagonizará el miércoles la apertura de la sesión plenaria de la Eurocámara. Pero la UE se enfrenta todavía a los últimos coletazos de la administración Trump. La sombra del todavía presidente de los Estados Unidos se colará seguro en una reunión (telemática) de ministros de Exteriores centrada en el comercio en la que se discutirá el largo litigio entre Airbus y Boeing y se hablará también de las relaciones comerciales con China.

Recta final del Brexit

El domingo Michel Barnier, negociador jefe de la Comisión Europea, viajó con su equipo a la capital británica para empezar este lunes una nueva ronda de conversaciones. En principio, podría ser la última: Bruselas y Londres se marcaron mitad de noviembre como una fecha final si se quería tener un acuerdo con el tiempo suficiente para que fuera traducido y ratificado por el Parlamento Europeo.

Michel Barnier durante la última ronda de negociaciones en Londres. (Reuters)
Michel Barnier durante la última ronda de negociaciones en Londres. (Reuters)

Los puntos de diferencia siguen siendo los ya conocidos. Pesca, gobernanza y el famoso ‘level-playing field’. En los últimos días, la Unión Europea ha venido hablando mucho de las llamadas “cláusulas de no regresión” o “cláusulas dinámicas” para proteger unos estándares determinados en materias medioambientales, laborales o en asuntos como los subsidios industriales. Para Londres esta idea es un ataque a su soberanía y la considera como un punto de ruptura de las negociaciones.

Para Boris Johnson, primer ministro británico, es un asunto delicado. Se ha quedado sin tiempo, así que el acuerdo comercial será muy, muy delgado. Habrá poco contenido propiamente dicho, y en realidad la UE y el Reino Unido seguirán con sus negociaciones a partir de enero de 2021 para ir completando la futura relación. Sin embargo, Johnson deberá vender a su público nacional y a sus diputados un acuerdo muy ligero con unas condiciones muy duras, como serían las “cláusulas de no regresión”. Y el primer ministro británico no parece querer pasar por ese aro.

Boris Johnson en la ceremonia en memoria de los caídos británicos en guerra. (Reuters)
Boris Johnson en la ceremonia en memoria de los caídos británicos en guerra. (Reuters)

Ni la Unión Europea ni el Reino Unido parecen querer ceder. Así que los últimos días han sido de reflexión. El pasado miércoles se frenaron las negociaciones, y el viernes Barnier habló por teléfono con su homólogo británico, David Frost. Algunos días de calma para que Johnson calcule qué precio está dispuesto a pagar por el acuerdo.

Algunos diplomáticos apuntaban a que en Londres se estaba esperando al resultado de las elecciones americanas: con una victoria de Donald Trump, Johnson podría jugar mucho más duro con la UE, sabiendo que, en caso de un no acuerdo, podría cerrar un tratado comercial rápido con Washington. Pero no es una opinión que compartan desde el equipo negociador europeo, que creen que el frenazo a las negociaciones responde a problemas de política interna de Johnson.

En todo caso, se agota el tiempo para poder llegar a un acuerdo con margen para ratificarlo. Un Consejo de Asuntos Generales que estaba previsto para la próxima semana se ha movido al próximo 17 de noviembre, precisamente porque Barnier todavía no va a tener nada que ofrecer a los ministros y secretarios de Estado de Asuntos Europeos durante los próximos días. Pero atentos a esa fecha, el 17 de noviembre, porque si se cumple con el calendario el negociador europeo debería acudir a ese encuentro o bien con un acuerdo bajo el brazo o bien con un aviso: prepárense para el impacto.

Otros asuntos

El lunes, Margrethe Vestager, vicepresidenta ejecutiva de la Comisión Europea a cargo de Competencia, recibirá a Reyes Maroto, ministra española de Industria, Comercio y Turismo. También el lunes y tras el acuerdo entre Consejo y Parlamento para un mecanismo de estado de derecho que vincule los fondos europeos con el respeto a la independencia judicial, se reactiva el otro trílogo, el referente al Marco Financiero Plurianual (2021 - 2027) en el que sí que hay más diferencias entre Consejo y Eurocámara.

Margrethe Vestager en la última sesión plenaria del Parlamento Europeo. (EFE)
Margrethe Vestager en la última sesión plenaria del Parlamento Europeo. (EFE)

El martes, Kadri Simson, comisaria de Energía, va a celebrar una videoconferencia con Ignacio Sánchez Galán, CEO de Iberdrola, unos días después de que la compañía presente un plan de inversiones de 75.000 millones de euros hasta 2025. Iberdrola está especialmente interesada en la estrategia europea a favor del hidrógeno y recientemente lanzó la Alianza Europea del Hidrógeno Limpio.

El jueves Thierry Breton, comisario de Mercado Interior y una de las mentes detrás del nuevo cerco de la Comisión Europea a los gigantes digitales que se prevé para finales de año, mantendrá una videollamada con Sundar Pichai, CEO de Google y Alphabet.

El viernes habrá videoconferencia de ministros de Interior, con un asunto central sobre la mesa: los últimos ataques terroristas que han golpeado a Francia y Austria. El presidente francés Emmanuel Macron aseguró esta pasada semana que pretende proponer una reforma de Schengen para reforzar las fronteras exteriores de la Unión. El galo señaló que presentará la propuesta en el Consejo Europeo de diciembre, pero los ministros del Interior de los Veintisiete podrían recibir en este encuentro algún adelanto por parte de su homólogo francés.

Durante el encuentro también se discutirá la propuesta migratoria que puso sobre la mesa en septiembre la Comisión Europea, y al que la presidencia alemana quiere dar un empujón con el objetivo de alcanzar un acuerdo pronto. Ilva Johansson, comisaria de Interior, defenderá el pacto migratorio en un evento el martes celebrado por el European Policy Centre (EPC) y titulado “Un nuevo pacto de migración y asilo: ¿un nuevo comienzo?”.

Área privada EC Exclusivo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios