Los cuatro hábitos cotidianos más nocivos que debilitan tu sistema inmunológico
  1. Alma, Corazón, Vida
CUÍDATE MUCHO

Los cuatro hábitos cotidianos más nocivos que debilitan tu sistema inmunológico

En épocas de pandemia, es de vital importancia mantener a las defensas del organismo siempre a punto para combatir cualquier infección. Y eso se consigue a través del estilo de vida

Foto: Imagen a microscopio del SARS-CoV-2. (Reuters)
Imagen a microscopio del SARS-CoV-2. (Reuters)

En tiempos pandémicos, es más necesario que nunca mantener tu sistema inmunológico siempre fuerte. De ahí que hayan proliferado tantos artículos sobre los pasos que debes dar y cambios en el estilo de vida para fortalecer a tus defensas. Pero no solo basta con seguir a rajatabla una serie de indicaciones, sino también abandonar viejos hábitos que son nocivos para el organismo y persisten en tu vida cotidiana, aunque no te dés cuenta.

Hay algunos factores que provocan que tu sistema inmunológico no se vea tan fuerte como antes, como por ejemplo tener una edad avanzada, lo cual siempre acaba pasando factura. Por ello, lo mejor que podemos hacer es retrasar lo máximo posible el proceso de envejecimiento con una serie de costumbres saludables que adaptar a tu vida diaria.

Las citoquinas, que coordinan la respuesta inmunológica, actúan mientras dormimos, de ahí que sea tan importante obtener un buen descanso

La revista 'Eat This Not That' ha reunido una serie de consejos para conseguir que tus defensas sigan fuertes y así evitar posibles enfermedades infecciosas a lo largo de este tiempo tan vírico que nos ha tocado vivir.

Comer muchos alimentos procesados

Uno de los hábitos que sin duda pasan más factura a tu organismo. Consumir demasiados productos procesados significa exponernos a un montón de químicos nada saludables, además de estar cargados de grasas saturadas y azúcares añadidos, por lo que ya no solo se resentirá tu sistema inmunológico, sino que también correras el riesgo de padecer obesidad y ganar unos cuantos kilos de más. A veces, si se consumen en exceso pueden producir inflamaciones crónicas en el cuerpo, lo que también afecta muy negativamente a la función de las defensas.

No dormir bien o lo suficiente

La falta de descanso o la mala calidad de sueño es uno de los factores que más determinan poder sufrir una enfermedad infecciosa en el futuro, ya que puede acabar obstaculizando la capacidad del cuerpo para combatir a los agentes infecciosos. Mientras dormimos liberamos citoquinas, un tipo de moléculas que son primordiales para la función inmunológica, la cual ayuda a hacer frente a los microorganismos. Por tanto, carecer de un descanso reparador puede disminuir la cantidad de esta sustancia en el organismo, así como la de otras células inmunitarias importantes.

Beber y fumar

No podía faltar en esta lista de hábitos poco saludables la afición por consumir alcohol o fumar cigarrillos. Según los expertos en Harvard, beber aunque sea poco puede suprimir la actividad normal de las células del sistema inmunológico. Por ello, si después de un duro día de trabajo te apetece llevarte una copa de vino a la boca, que sea un hábito muy residual en tu vida cotidiana, pues está en juego tu salud. En el caso del tabaco, no solo es perjudicial para el sistema inmune, sino que también puede desequilibrarlo y con ello aumentar el riesgo de padecer enfermedades autoinmunes.

No relajarse

Otro de los factores que más determinan la buena salud de nuestro sistema inmunológico es el estrés. Sobre todo si se manifiesta de forma crónica. Cuando estamos pasando un período de ansiedad, el cuerpo libera cortisol, una hormona que puede suprimir la inflamación necesaria para que los linfocitos se activen, es decir, impide la acción de los glóbulos blancos, la primera línea de contención del organismo frente a cualquier virus o bacteria.

Salud Dormir bien Estilo de vida Envejecimiento Obesidad Vida saludable
El redactor recomienda