De no hacer ejercicio jamás a ser entrenadora personal: así adelgazó 56 kilos
  1. Alma, Corazón, Vida
CAMBIÓ LA COMIDA RÁPIDA POR SER VEGETARIANA

De no hacer ejercicio jamás a ser entrenadora personal: así adelgazó 56 kilos

Una mujer que toda su vida había sufrido sobrepeso cuenta su experiencia y cómo consiguió completar con éxito su proceso de adelgazamiento, cambiando por completo su vida

placeholder Foto: Deportista corriendo (Fuente: iStock)
Deportista corriendo (Fuente: iStock)

Gina Davie se puso por primera vez a dieta cuando tenía 7 años. Por aquel entonces ya pesaba 47 kilos y los niños se lo hacían pasar mal en el colegio, algo que le acompañó toda su juventud. Su relación con la comida ha sido, cuando menos, complicada durante todo este tiempo, y se plantó en los 28 años con la báscula apuntando a los 136 kilos.

Pero, sin duda, lo peor era su sensación de no servir para nada: "Se suponía que la década de los veinte años sería la mejor de mi vida. En cambio, me pasaba la mayor parte del tiempo sintiéndome inútil y avergonzada de quién era. Me sentía muy mal conmigo misma y no quería que la gente se burlara de mí; sinceramente, estaba cansada de eso".

Foto: Fuente: iStock

Fue entonces cuando tomó la decisión de adelgazar: para completar su infelicidad, los médicos dijeron a Gina que no podía tener hijos y parte de la culpa era de su peso. Por eso, buscó ayuda y la encontró en un programa que divide los alimentos por puntos, de tal manera que se pueda comer lo que se quiera hasta que se completan los puntos disponibles para un día.

Cambio de hábitos

Además, ese programa ayudó a Gina a tener una mejor relación con la comida conociendo los límites que no podría sobrepasar. Así consiguió ser más consciente de lo que comía, apuntando cómo, cuándo y por qué lo hacía. Se dio cuenta de que sus cenas habituales que consistían en comida rápida eran la constatación de que nunca adelgazaría si no cambiaba.

Gina Davie se puso por primera vez a dieta cuando tenía 7 años: por entonces ya pesaba 47 kilos

Su proceso de adelgazamiento la llevó a cambiar radicalmente su dieta: comenzó a probar otro tipo de alimentos mucho más saludables y ahora se ha hecho vegetariana, comiendo a diario ensaladas, verduras, arroz o legumbres. Es consciente de que la comida que ingiere no le hace daño como antiguamente, sino que le da toda la energía que necesita para pasar el día.

Además, mejoró su estado de ánimo y, después de varias semanas, consiguió perder 25 kilos. Entonces llegó la mejor noticia de su vida: se quedó embarazada. Por eso, después de los 9 meses de embarazo y de dar a luz a su bebé, se prometió que nunca volvería atrás y que seguiría adelante con su plan para perder peso… al mismo tiempo que se quedaba embarazada por segunda vez.

placeholder El imprescindible hacer deporte si queremos adelgazar (Eve para Unsplash)
El imprescindible hacer deporte si queremos adelgazar (Eve para Unsplash)

Con el nacimiento de su segundo hijo, Gina llegó a una situación habitual en los procesos de adelgazamiento: estancarse en la pérdida de peso. Quería seguir adelgazando y alcanzar su peso ideal, pero no podía y la causa es que no estaba haciendo ejercicio. Por eso, se fijó en lo que hacían muchos de sus amigos y decidió comenzar a correr. Era 2011 y tenía 33 años.

Correr para adelgazar

Gina ha contado a Runner's World cómo empezó a correr: "Al principio, mi objetivo era simplemente correr un poco, caminar unos momentos y luego volver a correr. Fue muy duro y me quedaba sin aliento. Recuerdo una de las primeras veces que salí a correr, porque me hice daño y no sabía por qué. Un vecino me hizo entender que se trataba de la cintilla iliotibial, así que después de descansar varios días y comprar unas zapatillas nuevas comencé a caminar de nuevo.

Foto: Fuente: iStock

Después, todo llegó seguido. Completó su primera carrera de 5 kilómetros animada por su marido y sus hijos, lo que le hizo creer en ella misma por primera vez en su vida. Ya no era la chica gorda de los años anteriores, sino que "ese momento activó un interruptor para mí y me ayudó a comenzar a ver que las posibilidades de mi vida iban mucho más allá de lo que jamás había imaginado".

Gina ha utilizado el running como el mejor truco para adelgazar y consiguió bajar su peso hasta los 80 kilos, por lo que ha adelgazado 56 kilos desde el momento en el que la báscula marcó su récord. Ahora, su vida ha cambiado por completo: desde que terminó aquella primera carrera ya no dejó de correr y se convirtió en entrenadora personal, abriendo su propio negocio para enseñar a los demás.

Adelgazó 56 kilos desde los 136 hasta los 80 gracias a su determinación para cambiar su vida y perder peso

Hoy, Gina tiene 42 años y disfruta de cada día como si fuera el último. Aconseja a las personas que se encuentren en una situación similar a la que pasó ella que crean en sí mismos, que pueden cambiar y hacer cosas difíciles en su vida, en lugar de dejarse gobernar por el miedo: "No importa cómo te quede la ropa o el ritmo al que corras, lo que importa es que te levantaste y saliste por la puerta y decidiste hacer de ti y de tu salud una prioridad".

Trucos adelgazar Adelgazar Perder peso Adelgazamiento
El redactor recomienda