El cambio de vida de Maynor De Leon para conseguir adelgazar 120 kilos
  1. Alma, Corazón, Vida
TIENE CASI 160.000 SEGUIDORES EN INSTAGRAM

El cambio de vida de Maynor De Leon para conseguir adelgazar 120 kilos

Es toda una celebridad en Estados Unidos y hasta Nike le fichó para que se convirtiera en un ejemplo para los demás. Va camino de conseguirlo

Foto: El cambio de vida de Maynor De Leon para conseguir adelgazar 120 kilos
El cambio de vida de Maynor De Leon para conseguir adelgazar 120 kilos

Se llama Maynor De Leon y su vida es un ejemplo para muchas personas. Con solo 24 años llegó a pesar casi 320 kilos, una obesidad mórbida le tenía arrinconado en su casa y apenas podía salir. Era presa fácil de las burlas de los demás y su vida no tenía sentido. Hasta que un día se miró en un espejo y se asustó: decidió que volvería a ser una persona normal y que, por fin, adelgazaría.

Se marcó un objetivo ambicioso, perder 500 libras, el equivalente a 225 kilos, para poder llevar una vida normal. Y creó una cuenta en Instagram donde ha ido documentando su proceso de adelgazamiento: allí sube fotos y vídeos de sus entrenamientos, pero también las comidas y todo aquello que está consiguiendo. Y ya ha superado la mitad de su reto, adelgazando los primeros 135 kilos.

El antes y el después de Maynor es considerable (Foto: Instagram)
El antes y el después de Maynor es considerable (Foto: Instagram)

Maynor tuvo problemas de sobrepeso desde que era un niño. Nunca pudo usar ropa de su edad, ya que era demasiado grande. Reconoce que cuando tenía 12 años ya aparentaba 17 y que su vida fue un calvario debido a las burlas y a los insultos que sufría en el colegio. Llamarle gordo era lo menos malo que tenía que escuchar a diario en su Chicago natal.

La comida y la depresión

Su barrio era uno de los más peligrosos de la ciudad y su juventud transcurrió rodeada de bandas a las que no se quiso unir y asesinatos que podía ver desde su ventana. Hasta que llegó al colegio y tuvo que elegir entre tratar de parecer inofensivo y seguir recibiendo insultos o tomar la iniciativa y llevar la voz cantante. Optó por la segunda: "Sí, estoy gordo, pero puedo perder peso. Tú eres feo y estúpido y eso nunca desaparece".

Foto: Un hombre adelgaza 43 kilos después de ver a su médico: le explicó lo que le iba a pasar

La comida fue siempre parte de su vida: hijo de madre mexicana y padre guatemalteco, Maynor pasó su infancia comiendo. Todo en su casa se celebraba con comida y ya de pequeño le apodaron cariñosamente 'gordito' en su familia. Aún recuerda el sabor a tamales y empanadas, aromas que le transportan a los mejores recuerdos de su vida. Oler a comida casera era oler a felicidad.

Pero la comida se convirtió en una droga y muy pronto la mezcló con otra más peligrosa: el alcohol. Empezó a beber cerveza con solo 13 años y en el instituto mezclaba las bebidas isotónicas con vodka. No le tenía miedo a la muerte, ya que estaba convencido que no duraría mucho con su peso. El día que se graduó, en el año que cumplía los 18 años, ya pesaba 275 kilos, a pesar de que apenas mide 1,70 metros.

Ver esta publicación en Instagram

There was a time were I didn’t know if this was possible. A time were I doubted myself every step of the way. At 700lbs all I knew was that if I didn’t make a change fast then I would be dead soon. The only thing under rock bottom is a grave my people. 3 years in to my journey and my mind set has completely changed. I don’t doubt my no more. I know I will accomplish all my goals not because I’m that good, but because I’m that stubborn. I refuse to quit, I refuse to stay down. This journey was alway much more then weight loss. It was about not only getting my life back, but building something better. I know without a doubt that I’m heading in the right direction. I can feel it in me. In my mind and heart I’m already there, now I’m just waiting for time to catch up. Till then I’ll keep grinding, I’ll keep growing. #mystory #myjourney #mondaymotivation #stayfocused #mindset #themarathoncontinues @therock @garyvee @joerogan

Una publicación compartida de Maynor De Leon (Thatbigguy700) (@thatbigguy700) el

Maynor se vio atrapado en una espiral de ansiedad y depresión de la que no pudo salir: solo comía y se deprimía aún más. Hasta que en 2015 sufrió una infección en la pierna por la que tuvo que ir al hospital. Los médicos le dijeron que estaba en el torrente sanguíneo y que tendrían que "operar para que no llegara a su corazón". Tuvo que someterse a una cirugía y tuvo la sensación de que no saldría del quirófano. Había llegado su fin…

Ejercicio y dieta

Maynor pasó 10 días en el hospital que recuerda como los mejores y los peores de su vida al mismo tiempo. Se reconcilió con su padre, con quien siempre había tenido una relación de amor-odio, pero también se vio anclado a una cama de la que no se podía mover. Dos meses después, en abril de 2016, tomó la decisión que iba a cambiar su vida por completo: creó su página en Instagram y se puso el objetivo de adelgazar 500 libras. Quería perder 225 kilos.

Maynor llegó a pesar casi 320 kilos; en menos de un año ha bajado hasta 187 y mantiene su objetivo de seguir adelgazando hasta alcanzar los 90

Tal y como ha explicado a Men’s Health, comenzó a recibir mensajes en las redes sociales animándole a conseguir su objetivo y calificándole como una persona inspiradora. Incluso llamó la atención de la todopoderosa Nike, que lo reclutó para su causa y grabó un vídeo que se hizo viral. Un montón de entrenadores deportivos comenzaron a llamar a su puerta y Maynor pudo escoger con quién quería llevar a cabo su transformación: eligió a David Carson.

Carson era un prometedor deportista que sufrió un terrible accidente de coche en su juventud por culpa de una conductora suicida. Eso arruinó sus aspiraciones profesionales pero, a cambio, le permitió iniciar una brillante carrera como entrenador deportivo. Comenzó a trabajar con Maynor en junio de 2019 y, aunque los comienzos fueron difíciles, consiguieron que su relación fluyera.

Pero no se trataba solo de adelgazar, sino que Maynor tenía que cambiar todo su estilo de vida: su dieta, sus entrenamientos, sus hábitos para dormir... todo. Se enfrentaba al reto más difícil de su vida, pero estaba convencido de que podía conseguirlo. En menos de un año ha logrado perder 135 kilos y, lo que es más importante, está ganando la batalla que le presentó a su antigua vida: tiene más confianza en sí mismo, no se amilana ante nada y quiere seguir adelante.

Reconoce que lo que más le cuesta es que sigue amando la comida y sufre enormes tentaciones. Su dieta diaria le permite ingerir 2.750 calorías aproximadamente, pero a base de alimentos sanos: carnes magras, pescados a la plancha, frutas y verduras. No queda ni rastro de la comida basura con la que antes se alimentaba a diario y gracias a eso ha conseguido que la báscula no pase de los 187 kilos. El objetivo es bajar hasta los 90 y piensa dedicar los próximos meses a conseguirlo, inspirando de paso a millones de personas de todo el mundo.

Trucos adelgazar Adelgazar Perder peso Adelgazamiento
El redactor recomienda