El enemigo para perder peso que se esconde en "alimentos sanos"
  1. Alma, Corazón, Vida
CONSEJOS PARA REDUCIR SU CONSUMO

El enemigo para perder peso que se esconde en "alimentos sanos"

Algunos productos contienen una enorme cantidad de azúcar que boicotea cualquier plan de adelgazamiento

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Según el Servicio Nacional de Salud británico (NHS, por sus siglas en inglés), la cantidad de azúcar que toma una persona mayor de once años no debería superar los 30 gramos diarios. Sin embargo, solo una lata de refresco contiene una media de 35 gramos de azúcar, superando por tanto toda la cantidad de azúcar recomendada para todo el día.

Ese es solo un ejemplo del problema que supone el azúcar, sobre todo en aquellas personas que están tratando de adelgazar y no lo consiguen. Y parte de ese problema radica en que esa sustancia se esconde en muchos alimentos que están considerados como sanos y saludables, pero que contienen grandes cantidades de azúcar en su composición.

Foto: Foto: iStock.

Se sabe que las galletas, los dulces o la bollería tienen una gran cantidad de azúcar, por lo que las personas que buscan perder peso tratan de eliminarlas de su dieta. Pero, en cambio, son muchos los que desconocen que hay grandes cantidades de azúcar en otros alimentos como cereales, zumos o, incluso, alguna variedad de vinagre que boicotean cualquier proceso de adelgazamiento.

Azúcares añadidos

Estos azúcares se conocen como azúcares añadidos, es decir, los que se añaden a los productos además del azúcar que ya contienen algunos ingredientes de forma natural. Lo podemos encontrar en todo tipo de alimentos, tanto sanos como aquellos que no son tan saludables, pero hay que saber identificarlo cuando se está tratando de perder peso.

Una sola lata de refresco contiene más azúcar que el recomendado para todo un día

De hecho, hay algunos alimentos que están considerados como saludables, como los yogures, los cereales antes mencionados, las barritas sustitutivas, el vinagre de Módena, etc. Y todos esos alimentos tienen el mismo problema: que esconden una enorme cantidad de azúcar en algunos de sus formatos. Si no se sabe, se está consumiendo azúcar que se traduce en calorías vacías.

La buena noticia es que existen alternativas en el mercado que contienen mucho menos azúcar. Las marcas ya anuncian en sus envases que algunos productos no tienen azúcares añadidos, algo muy importante para no introducir un exceso de grasa en el cuerpo rápidamente, lo que suele provocar que sea difícil de eliminar, aunque se haga deporte.

Refrescos con azúcares añadidos (iStock)
Refrescos con azúcares añadidos (iStock)

Uno de los consejos de la NHS es "sustituir un tazón de cereales de desayuno azucarados por cereales simples o avena, lo que podría eliminar hasta 70 gramos de azúcar añadido en solo una semana". Otra posibilidad es añadir trozos de fruta en lugar de azúcar para que el desayuno sea completo y, al mismo tiempo, saludable y sin calorías añadidas.

El azúcar natural de los alimentos

No hay que olvidar que muchos alimentos, como las frutas, ya poseen un alto contenido de azúcar de manera natural. Por eso, añadir fruta a diversas recetas es una buena forma de comer sano, sin necesidad de utilizar azúcares añadidos. Una sustancia que está mucho más presente de lo que creemos en multitud de alimentos.

Foto: La transformación de Georgia ha sido impresionante en tan solo 13 meses (Foto: Instagram)

Las salsas como el kétchup, las sopas precocinadas o los alimentos preparados llevan una enorme cantidad de azúcar añadido. Tal y como publica Express, solo en un frasco de salsa para pasta de tamaño medio, que suele pesar aproximadamente 150 gramos, puede haber más de más 40 gramos de azúcar entre el que contienen los ingredientes de forma natural y el azúcar añadido.

Esos azúcares añadidos generan calorías, que los especialistas denominan "vacías" porque apenas proporcionan nutrientes al organismo, mientras carecen de proteínas. Eso hace que al consumir comida basura, se suele tener hambre poco después, lo que llevará a comer más y, por tanto, a un aumento de peso a corto, medio y largo plazo.

Cambiar el azúcar por algunas frutas y sustituir cereales con azúcares añadidos por otros como la avena es una de las soluciones a este problema

El azúcar está presente en frutas, verduras y lácteos de manera natural y consumir estos alimentos es sano y saludable. Sin embargo, hacer pequeños cambios en nuestra dieta para eliminar los azúcares añadidos puede ayudarnos a perder a largo plazo. Un buen truco para adelgazar es eliminarlo de nuestra alimentación poco a poco, para que el cuerpo no lo note.

Según la NHS, "si no se está listo para renunciar a los sabores favoritos, se puede comenzar por consumir una cantidad menor. En lugar de dos galletas, intente comer solo una. Si su bocadillo es muy grande, consuma solo la mitad". Una forma de no romper la dieta y tirar por la borda todo el esfuerzo realizado para perder peso.

Trucos adelgazar Adelgazar Perder peso Adelgazamiento Azúcar
El redactor recomienda