Cinco maneras sencillas de perder peso después de los 50 años
  1. Alma, Corazón, Vida
HAY QUE ADAPTARSE A LAS NUEVAS NECESIDADES

Cinco maneras sencillas de perder peso después de los 50 años

Consejos para perder peso cuando se ha alcanzado el medio siglo de vida y seguir luciendo un cuerpo bonito sin grandes esfuerzos

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Algunos estudios revelan que cuando se trata de perder peso, cuanto antes lo hagamos en la vida, mucho mejor. Sin embargo, aunque esa afirmación es compartida por muchos especialistas en nutrición, todos coinciden en que si no se ha hecho antes, es mejor hacerlo después. Es decir: adelgazar es saludable para todas las personas que sufren sobrepeso u obesidad.

El problema es que cuanto más envejecemos, más difícil es controlar el peso y eso sucede con muchas personas cuando cumplen los 50 años. Las razones son muy diversas: el metabolismo se hace más lento, las horas de inactividad crecen y se va perdiendo masa muscular con el paso del tiempo de forma natural, lo que dificulta la eliminación de la grasa acumulada en el cuerpo.

Foto: Foto: iStock

Atul Kapoor, fundador de una empresa de productos ecológicos y saludables, explica a Indian Express que "a medida que pasan los años, los problemas médicos y las restricciones dietéticas contribuyen a la dificultad de mantener el peso". La buena noticia es que instaurar cambios saludables en su estilo de vida es mucho más fácil de lo que parece y que el mero hecho de planteárselo ya permite ver la luz al final del túnel y hay algunos consejos que nos ayudarán a conseguirlo.

Trucos para adelgazar a los 50

El primero de los trucos para adelgazar pasa por controlar las calorías. Kapoor señala que "el envejecimiento trae muchos cambios en la composición y el metabolismo del cuerpo, y las personas que tienen más de 50 años tienen un mayor riesgo de aumentar de peso". Eso hace que sea importante modificar los hábitos de alimentación que se han mantenido hasta ese momento.

Consumir más calorías de las necesarias hace que nuestro cuerpo vaya ganando peso paulatinamente

La importancia de controlar las calorías que se ingieren no es pequeña porque "tendemos a consumir más de las requeridas por nuestro cuerpo, lo que lleva a un aumento de peso gradual. Para estimar la ingesta de calorías, se puede llevar un diario de alimentos para realizar un seguimiento de los alimentos, las actividades diarias y el peso. Hay muchas aplicaciones disponibles que se pueden usar para calcular los objetivos diarios de calorías y administrarlo correctamente".

El siguiente consejo pasa por el deporte y, más concretamente, por el entrenamiento de fuerza: "Las sesiones de cardio tienen una importancia extrema para perder peso, pero aunque funciona bien para la población joven, puede mostrar resultados contrarios en los adultos mayores" El hecho de que se reduzca paulatinamente la masa muscular (entre un 1 y 2 por ciento cada año) y se ralentice el metabolismo hace que haya que buscar otras alternativas.

Existe una gran variedad de alimentos con proteínas vegetales (iStock)
Existe una gran variedad de alimentos con proteínas vegetales (iStock)

La más interesante es la de centrarse en el entrenamiento de fuerza. Muchos especialistas coinciden en que los ejercicios de levantamiento de pesas y de trabajo con peso no solo mejoran la fuerza muscular de forma significativa, sino que también hacen que el cuerpo se sienta activo. Esto estimula el metabolismo y, al mismo tiempo, reduce la grasa corporal".

Consejos para mantener el peso a raya

El siguiente truco es el de aumentar la ingesta de proteínas, ya que es esencial a la hora de mantener la masa muscular. Consumir alimentos ricos en proteínas evita que perdamos masa muscular por culpa del envejecimiento, por lo que comer alimentos como huevos, lentejas, pechuga de pollo y frutos secos es una magnífica manera de alimentarse de forma saludable y, además, perder peso.

Foto: Pesar lo mismo a los 25 años y a los 75 es posible si se lleva una vida sana y una alimentación equilibrada y saludable (Foto: Pixabay)

No podemos olvidarnos tampoco de la importancia de la hidratación, un factor clave en todo proceso de adelgazamiento, tanto para mayores como para personas más jóvenes. Según Atul Kapoor, "a medida que envejecemos, la sensación de sed comienza a disminuir. Por lo tanto, las personas mayores corren un mayor riesgo de deshidratación, lo que no es bueno para la salud y la pérdida de peso". Lo mejor es elegir agua, té y zumos naturales y eliminar de nuestra dieta tanto los conservantes que aparecen en los alimentos procesados como las bebidas azucaradas.

Por último, Kapoor aconseja ajustar los ciclos de sueño: "Los adultos privados de sueño experimentan fatiga durante el día que los hace menos motivados para realizar actividades físicas". No solo eso: diversos estudios han relacionado la falta de sueño con el aumento del apetito, por lo que dormir al menos 7 horas al día es fundamental para adelgazar a largo plazo.

El cuerpo va cambiando con la edad y debemos hacer algunos ajustes para equilibrarlo y adaptarlo a las nuevas circunstancias

Con estos cinco consejos para adelgazar después de los 50, lograr perder peso será un poco más sencillo. El cuerpo evoluciona con la edad y saber ajustarnos a lo que necesita en cada momento es vital para conseguir mantenernos en un buen estado físico. De lo contrario, primero el sobrepeso y, después, la obesidad estarán esperando al acecho.

Trucos adelgazar Adelgazar Perder peso Adelgazamiento
El redactor recomienda