¿Se puede controlar una pesadilla y hacer de ella un buen sueño? Responden los expertos
  1. Alma, Corazón, Vida
SUEÑOS LÚCIDOS

¿Se puede controlar una pesadilla y hacer de ella un buen sueño? Responden los expertos

Los terrores nocturnos no se deben tomar a la ligera, de ahí que la ciencia cada vez esté investigando más para poder controlar a nuestro subconsciente

placeholder Foto: 'La pesadilla', de Henry Fuseli. (1781)
'La pesadilla', de Henry Fuseli. (1781)

El corazón te palpita a mil por hora y por momentos crees que no puedes respirar. Tus peores temores se materializan, uno a uno desfilan delante de tus ojos, y el agobio que te producen es imposible de definir. Quieres salir de allí con todas tus fuerzas, pero no puedes. Sientes que tus piernas se arrastran y pierdes el equilibrio. En una lucha contigo mismo, acabas desesperándote y perdiendo el control. Al poco tiempo, te despiertas y te sientes a salvo, pero todavía puedes sentir el miedo recorriendo cada uno de tus nervios, cansados de tanto desgaste.

Afortunadamente, nada de esto era real y solo has tenido una pesadilla. Sin embargo, el temor persiste dentro de tus sábanas. A veces le concedemos muy poca importancia a nuestro reposo nocturno. Pero sin duda, es uno de los grandes factores que influyen en gozar de una buena salud. Solo un 30% de la sociedad española admite descansar entre siete y nueve horas diarias, según la Sociedad Española del Sueño (SEN), lo que dice muy poco de nuestra calidad del sueño. Y las pesadillas influyen en esta misma tanto como dormir poco, ya que al final son un reflejo de nuestros temores más profundos que tienen un eco en la vida cotidiana y nuestra salud mental.

Pon una alarma 30 minutos antes de la hora a la que te sueles dormir. Cuando la apagues, no te levantes ni nada; en su lugar, piensa en crear un sueño

Aunque todavía es un campo por estudiar, existen varios estudios que avalan la capacidad de transformar las pesadillas en sueños lúcidos que poder dominar a tu antojo. Tanto es así que hay un gran número de medicamentos y terapias para evitar este tipo de sueños negativos en los que tan mal lo pasamos, sobre todo para tratar enfermedades severas relacionadas con trastornos psicológicos como traumas. A pesar de todo, la naturaleza de las pesadillas es muy compleja ya que alude a la esfera más irracional del cerebro sobre la que el individuo no tiene un control racional ni consciente.

“Algunos de estos sueños ocurren en la fase REM, en la cual vemos o hacemos cosas que nunca haríamos o veríamos, como por ejemplo, volar”, admite Rachel Salas, experta en trastornos del sueño y profesora de Neurología en la Universidad Médica John Hopkins de Baltimore, a ‘Live Science’. “Sin embargo, los escáneres muestran cómo el cerebro de las personas en esta fase parece bastante similar al de las personas que están despiertas”.

Foto: Foto: iStock.

El período REM comienza alrededor de 90 minutos después de caer rendido, cuando tu cuerpo comienza a respirar más profundo y rápido, tu corazón bombea sangre más deprisa y tu presión arterial sube. “Es como que el cuerpo se activa tanto como para moverse, pero los humanos hemos desarrollado un mecanismo muy inteligente por el cual cuando dormimos nos protegemos de nosotros mismos”, incide la experta. “Cuando entramos en la fase REM, nuestra actividad muscular crece”.

¿Es posible llegar a desconectar estas visiones tan terribles que tenemos en las pesadillas? Por el momento, la ciencia no dispone de pruebas suficientes como para plantear una especie de terapia del sueño lúcido. Según un artículo académico publicado en la revista ‘Frontiers of Psychology’, hay una serie de estrategias que pueden fomentar la creación de sueños lúcidos para todos aquellos que sufren de pesadillas de manera muy frecuente. El doctor Sérgio Arthuro Mota-Romlin, de la Federal University of Rio Grande do Norte in Natal, Brasil, ha desarrollado una táctica llamada ‘wake back to bed’ (“despertar de nuevo en la cama”), en la cual se potencia la habilidad del cerebro para manipular un mal sueño.

El método

¿Cuál es su metodología? En primer lugar, establece una alarma treinta minutos antes de la hora a la que te sueles dormir normalmente. Luego, cuando la apagues, no te levantes ni nada; en su lugar, piensa en crear un sueño deseado desde cero a medida que te vas quedando dormido. “No tiene muchas garantías, pero si lo haces puedes aumentar la probabilidad de tener un sueño lúcido”, admite el doctor. “También es importante pensar en lo que quieres soñar durante el día anterior a acostarte, ya que en el fondo los sueños son muy sugestivos”.

Foto: Foto: iStock.

“Una de las mayores limitaciones para poder controlar tus ensoñaciones es que en efecto los sueños lúcidos no son nada comunes”, afirma Mota-Romlin. “Aunque hay personas que están mucho más predispuestas a tenerlo que otras, al final la media dice que un solo individuo tiene menos de diez a lo largo de toda su vida”. ¿Hay forma de estimular al cerebro para que pueda manejarse en el vasto mundo del inconsciente? Un estudio de 2014 halló que estimular con ciertas frecuencias de señales eléctricas al cerebro puede aumentar la probabilidad de que el soñador sea consciente de que está soñando y, por tanto, que actúe en consecuencia.

Si de verdad crees que tus pesadillas están interfiriendo en tu vida cotidiana y por tanto en tu salud y bienestar en general, lo mejor es que acudas a un médico especialista. Más que dominar las visiones que tienes al dormir, lo más importante es que estos malos sueños no se cronifiquen. De todos modos, no minusvalores tu capacidad de soñar, porque puede ser infinita y puedes llevarte más de una sorpresa de vez en cuando.

Sueño Trastornos del sueño Neurología Dormir bien Salud mental Enfermedades mentales
El redactor recomienda