Pegarse el atracón a dormir el fin de semana duplica el riesgo de infarto
  1. Alma, Corazón, Vida
EL PROBLEMA ES LA IRREGULARIDAD

Pegarse el atracón a dormir el fin de semana duplica el riesgo de infarto

Un sueño saludable no se trata solo de la cantidad, sino también de la variabilidad, y esto puede tener un efecto importante en la salud del corazón

Foto: Dormir de manera regular reduce tus posibles problemas cardíacos (iStock)
Dormir de manera regular reduce tus posibles problemas cardíacos (iStock)

Un estudio de la Universidad de Harvard (Estados Unidos) concluye que romper los ritmos habituales de sueño puede suponer mayor riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular, como un infarto.

Muchos de los que estáis leyendo este artículo lo ponéis en práctica. Entre semana, seguís un rutina más o menos similar de sueño: os vais a la cama entre las 11 y las 12 de la noche y os levantáis para ir a trabajar/estudiar entre las 6 y las 8. Pero llega el fin de semana (o los festivos), y esa regularidad se descontrola totalmente. Os quedáis viendo la TV o Internet hasta tarde, salís de copas, en definitiva, os acostáis más tarde y, obviamente, soléis abandonar la cama después de lo habitual. Da igual si dormís más o menos, el problema es el caos de horas.

Foto: Foto: iStock.

Pues esto, lo creáis o no, está afectando a vuestra salud. Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Harvard concluye que variar el tiempo regular de sueño/vigilia en 90 minutos, ya sea para más o para menos, aumenta significativamente la probabilidad de tener un ataque cardíaco o una enfermedad cardiovascular.

No es solo cantidad

Tianyi Huang, profesora asistente de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard y autora del estudio, así lo confirma a CNN News: "En comparación con las personas que tenían el tiempo de sueño más regular, aquellos con el tiempo de sueño más irregular (más de una diferencia de 90 minutos de media a lo largo de siete noches) tenían más de un doble de riesgo de enfermedad cardiovascular durante un período de 5 años", afirma. "Un sueño saludable no se trata solo de la cantidad, sino también de la variabilidad, y esto puede tener un efecto importante en la salud del corazón".

"La gente no duerme mucho durante la semana. Trata de dormir el fin de semana y eso no es un patrón saludable"

Y este resultado se ha logrado después de eliminar otros condicionantes de este tipo de enfermedades, como el colesterol y la presión arterial, así como problemas de sueño, como el insomnio, la apnea del sueño y la propia cantidad de tiempo que se dormía. Esto sugiere, según Huang, que la alta variabilidad diaria en la duración o el momento del sueño puede ser un "factor de riesgo cardiovascular novedoso e independiente".

"La gente vive vidas ocupadas y estresantes y no duerme mucho durante la semana", señala David Goff, que dirige la división de las Ciencias Cardiovasculares en el United States National Heart, Lung and Blood Institute. "Entonces, trata de dormir el fin de semana y eso no es un patrón saludable".

Foto: ¿Está descansando como debiera? Solo la tecnología tiene la respuesta

El sistema cardiovascular, incluida la frecuencia cardíaca, la presión arterial y el tono vascular, funciona con un fuerte ritmo circadiano (oscilaciones de las variables biológicas en intervalos regulares de tiempo) que garantiza la operatividad de nuestro organismo. Mezclándose con nuestro reloj de sueño interno "se ha relacionado con factores de riesgo cardiovascular, como hipertensión, resistencia a la insulina o diabetes", indica Huang, "pero este es el primer estudio que vincula un patrón de sueño irregular con enfermedades cardiovasculares".

placeholder
Una dieta adecuada puede ayudar a reducir el insomnio. iStock

El estudio, publicado en la revista científica 'The Journal of the American College of Cardiology'. hizo un seguimiento durante 5 años de unas 2.000 personas de 45 a 84 años sin ninguna enfermedad cardiovascular. Los participantes usaron una pulsera de actividad en la muñeca que registraba su sueño, incluida la hora de irse a la cama, la duración del sueño y la hora de despertarse.

Objetivo: ser regular

Se dividió a los participantes en cuatro grupos, desde aquellos con los patrones de sueño más irregulares (dos horas o más de diferencia en la duración del sueño cada noche) hasta aquellos con los patrones de sueño más regulares (menos de una hora de diferencia en la duración del sueño cada noche). También compararon a los voluntarios con las horas de irse a dormir más constantes (menos de 30 minutos de diferencia cada noche) y las horas de acostarse más irregulares (90 minutos o más).

Huang y su equipo descubrieron que el riesgo de eventos cardiovasculares entre aquellos con los patrones de sueño más irregulares era muy superior al del resto, estimando que es de 8 por cada 1.000 personas entre los que tienen un sueño regular y de 20 por cada 1.000 entre los que tienen el sueño descontrolado tendrían un problema cardíaco en un año. "Cuanto más duermes irregularmente, mayor es el riesgo que tienes", concluye Huang.

Siesta Dormir bien
El redactor recomienda