TIENE 500 MILLONES DE AÑOS

La 'máquina de matar' descubierta en Canadá

El fósil de esta criatura se aprovechaba de insectos, cangrejos y arañas durante el periodo Cámbrico y tenía garras, boca circular y cabeza gigante

Foto: Ilustración del Museo Real de Ontario.
Ilustración del Museo Real de Ontario.

El Burgess Shale, en la Columbia Británica, es un yacimiento fósil de renombre mundial que conserva algunos de los animales más antiguos y casi extraterrestres que han habitado la Tierra. Descubierto en 1909 por casualidad por el paleontólogo estadounidense de invertebrados Charles Doolittle Walcott, la rocosa formación es una sucesión de capas de 500 millones de años depositadas en el fondo marino por deslizamientos de tierra submarinos que mataron, incrustaron y preservaron muchas criaturas marinas.

El pasado 31 de julio, paleontólogos del Royal Ontario Museum y la Universidad de Toronto descubrieron fósiles de una nueva especie depredadora de hace 508 millones de años. "Fue feroz con garras espinosas y una boca redonda y áspera con la que aterrorizó el fondo marino del Cámbrico mientras rastrillaba la arena en busca de comida", aseguran en 'Science News'.

El hallazgo, ubicado en el Parque Nacional Yoho y Kootenay en Columbia Británica, aporta nuevos datos sobre la diversidad de los primeros parientes de cangrejos, insectos o arañas.

Cambroraster falcatus

Era más pequeño que el Anomalocaris, su pariente más cercano (una especie de gamba relacionada con los artrópodos que tenía lóbulos flexibles a los lados, tentáculos y boca inusual), y estaba formado por mandíbulas en forma de disco, unos laterales colgantes a lo largo de la parte inferior de su cuerpo y protegido por un caparazón grande que lo cubría casi en su totalidad (muchos lo comparan con el Halcón Milenario de 'Star Wars').

Ocupaba su propio nicho y se adaptaba, lo que realmente le permitía alimentarse de todo lo que vivía en el barro

Utilizaba sus dientes para atravesar las capas superiores del fondo marino y atrapar animales más pequeños que se escondían allí con una serie de apéndices y espinas enganchadas que rodeaban su boca. "Creemos que usaba sus garras para tamizar a través del sedimento y coger así presas enterradas", asegura Jean-Bernard Caron, paleontólogo en el Museo Real de Ontario y Richard M. Ivey, supervisor del descubrimiento.

El espacio intermedio (menos de un milímetro) entre las espinas de las garras, por lo general, le permitió comer organismos muy pequeños, aunque es probable que también capturasen presas más grandes gracias a la forma circular forrada de dientes de su orificio bucal. Los investigadores han encontrado cientos de especímenes en los últimos veranos. Muchos fósiles estaban bien conservados, lo que les permitió reconstruir a las criaturas con una precisión sin precedentes.

Raros fragmentos

El equipo descubrió lo que resultó ser el primer ejemplar en 2012. "Pero no sabíamos lo que estábamos viendo porque la mayoría eran pedazos, partes sueltas del animal", explica Caron. Después, en 2016, junto con Joseph Moysiuk, de la Universidad de Toronto, descubrieron la clave del rompecabezas: un fósil casi completo de la criatura.

Era más pequeño que su pariente más cercano, pero estaba formado por unas mandíbulas en forma de disco y cubierto con un caparazón

"Lo sorprendente de este animal es que abre una nueva ventana a la depredación durante el Cámbrico", comenta el experto. "Los hallazgos anteriores esbozaron una estructura de ecosistema relativamente simple, como la del Anomalocaris y algunos artrópodos especializados más pequeños como los trilobites, que se deslizaron a lo largo del fondo marino. Pero esta nueva especie era feroz y ocupaba su propio nicho y se adaptaba, lo que realmente le permitía alimentarse de todo lo que vivía en el barro. Una verdadera máquina de matar", concluye.

El descubrimiento y el estudio de Cambroraster se presentarán en el próximo episodio de 'The Nature of Things: First Animals' de la 'CBC', que se emitirá el 18 de octubre de 2019 a las 21:00. Además, estos y otros especímenes del Burgess Shale se exhibirán en una nueva galería en el Museo Real de Ontario que abrirá en 2021, aunque por el momento pueden verse en la exposición temporal 'Willner Madge Gallery, Dawn of Life Preview'.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios