Es noticia
Menú
Los paleontólogos han tardado 40 años en saber dónde va la cabeza de este ser
  1. Tecnología
porque la vida es maravillosa

Los paleontólogos han tardado 40 años en saber dónde va la cabeza de este ser

'Hallucigenia' es un extraño gusano acorazado que vivió hace 500 millones de años. Los científicos ya le dieron la vuelta en los 90, y ahora por fin saben dónde estaba la cabeza de este ser

Foto: 'Hallucigenia'
'Hallucigenia'

El 99% de todas las especies que alguna vez han poblado el planeta están extinguidas. Trilobites y dinosaurios tuvieron su momento de gloria para luego desaparecer. Esta historia comienza hace 542 millones de años, durante un período conocido como explosión cámbrica.

No se trata de una explosión de verdad.El nombre hace referencia al descomunal aumento que se produjo en la biodiversidad en unos pocos millones de años: hasta ese momento los animales habían quedado reducidos a especímenes tan aburridos como las esponjas y poco más. Pero de repente todo cambió.

Uno de los lugares del planeta donde se produjo esta explosión fue Burgess Shale, hoy un yacimiento de fósiles situado en la Columbia Británica (Canadá). Aquí se han encontrado, desde comienzos del siglo XX, algunas de las especies más extrañas que jamás han poblado la Tierra. Tan raras que incluso resultan incomprensibles.

Hallucigenia es uno de los fósiles que más ha traído de cabeza a los paleontólogos desde los años 70. Es difícil describir lo que parece un gusano vestido con una armadura de pinchos. Tal es la impresión que causó este extraño animal que el nombre con el que fue bautizado significa alucinante.

Este animal primigenio se convirtió sin saberlo en un auténtico puzle paleontológico. De hecho, puede considerarse el primer ser vivo al que los científicos le dan la vuelta… dos veces.

El primer girode Hallucigenia tuvo lugar en 1992, cuando el paleontólogo y divulgador Stephen Jay Gould publicó el ensayo The reversal of Hallucigenia. Hasta ese momento, se había pensado que este extraño animal caminaba sobre sus púas, debido a que sólo se había encontrado una fila de apéndices tubulares, por lo que parecía imposible que caminara sobre ellos.

Una vez hallada la segunda fila todo cobró sentido: caminar sobre púas parecía raro hasta para la fauna del Cámbrico. Pero el misterio no se despejó del todo porque, cuando tienes el fósil de un gusano de hace 500 millones de años… ¿dónde le pones la cabeza?

El propio Gould esta confundido al respecto, y así lo explica: “Hallucigenia es tan raro, tan difícil de imaginar como un ser vivo funcional que debemos considerar la posibilidad de una solución muy diferente. Quizá no sea un animal completo, sino el apéndice de una criatura más grande, todavía por descubrir”. Quizá el motivo de que no se supiera dónde estaba la cabeza es que no hubiera cabeza.

Pero no, Hallucigenia era un organismo completamente independiente. Había un 50% de posibilidades de acertar la posición de la cabeza, pero como dice la ley de Murphy: si algo puede salir mal, saldrá mal. Ahora, el análisis al microscopio de un centenar de fósiles ha despejado todas las dudas. Científicos de la Universidad de Cambridge han encontrado dientes primitivos e incluso ojos. La sonrisa casi parecía decir a los paleontólogos: "¡Pero si he estado aquí todo el rato!".

La vida maravillosa

“Y a mí qué me importa dónde tiene la cabeza un gusano que vivió hace 500 millones de años”, podría uno preguntarse. Es una pregunta razonable. Gould escribió un libro en el que intentaba explicar por qué Hallucigenia, Pikaia, Opabinia y el resto de la fauna de Burgess Shale deberían importarnos. Estos animales contestan desde un punto de vista científico “por qué estamos aquí y de dónde venimos”, en palabras del investigador. Y por eso tituló su trabajo con el nombre de La vida maravillosa.

Hasta la explosión cámbrica los animales no habían tenido mucho éxito sobre la faz de la tierra, y se limitaban a especies sésiles como las esponjas. Sin embargo en este período aparecieron los principales grupos animales: Hallucigenia, por ejemplo, está emparentado con los actuales artrópodos, que incluyen los insectos, arácnidos y crustáceos. Pikaia, por su parte, es el ancestro de todos los vertebrados, entre los que se incluye el ser humano.

A Gould le habría encantado ver que la ciencia ha vuelto a girar el animal que el ya volteó una vez. Por desgracia el paleontólogo falleció en 2002 debido a un cáncer de pulmón. Hallucigenia ha perdido el encanto de su misterio, pero la vida sigue siendo maravillosa: existimos gracias a que estas criaturas de apariencia extraterrestre aparecieron hace 500 millones de años.

El 99% de todas las especies que alguna vez han poblado el planeta están extinguidas. Trilobites y dinosaurios tuvieron su momento de gloria para luego desaparecer. Esta historia comienza hace 542 millones de años, durante un período conocido como explosión cámbrica.

El redactor recomienda