es muy sencillo

El ejercicio físico de 21 minutos con el que logró adelgazar 18 kg

David Paul Kirkpatrick tiene 67 años y nunca se ha sentido mejor en toda su vida. Y todo comenzó de una manera muy sencilla, con un simple balón en sus manos

Foto: Fuente: Instagram
Fuente: Instagram

David Paul Kirkpatrick ha sido narrador de historias toda su vida, y quizá esta es la más importante de todas. Fue jefe de producción en Walt Disney Pictures y presidente de Paramount Pictures, y con esa apretada agenda no tenía mucho tiempo para hacer ejercicio. "Un amigo en Facebook me preguntó que si alguna vez había vuelto a correr con la libertad que todos los hacemos cuando somos niños", cuenta en 'NBC News'. "Eso me hizo reflexionar", añade.

Llevaba un tiempo intentando caminar con frecuencia con una aplicación que le contaba los pasos y aunque en una ocasión hizo más de 10.000, no se había atrevido a correr, pero decidió probar. "Al principio fue horrible", admitió, pues en lugar de correr sin un objetivo claro, corrió con todas sus fuerzas en pos de un balón de fútbol hasta acabar exhausto. "A diferencia de la carrera de larga distancia, que es un ejercicio aeróbico, lo que yo decidí hacer era anaeróbico, lo que significa que mi cuerpo se movía a una intensidad tal que mi sistema cardiovascular no podía suministrar oxígeno a los músculos con la suficiente rapidez. Pensaba que me moría", indica.

Un balón que cambió todo

De todas maneras, el balón de fútbol aportó diversión. "La pelota girando por el césped siempre me da fuerzas para seguir haciéndolo. Después de una hora debí comenzar a liberar endorfinas y me sentí muy optimista y confiado": Así comenzó su rutina, algo aparentemente muy sencillo que, sin embargo, le ha ayudado a perder 18 kilos.

Solo corro tres días y hago siete carreras de 15 segundos. Son unos 21 minutos a la semana, que si lo piensas no es nada

Kirkpatrick corre tres días a la semana y se toma un día libre entre cada uno de ellos para darle a su cuerpo una buena recuperación, en total suele completar siete carreras seguidas y cada sprint dura aproximadamente 15 segundos. "Ese es el tiempo que te cuesta, aproximadamente, atrapar la pelota después de patearla muchas veces. También caliento unos tres o cuatro minutos haciendo una caminata enérgica y algunos estiramientos sencillos. Equivale a 21 minutos a la semana, que si lo piensas no es nada".

¿Por qué persigue un balón en lugar de correr, sin más? Opina que se asemeja más a que persigue una meta, un objetivo final. "Así es más divertido, solía patinar sobre hielo cuando era pequeño, jugar a la pelota, correr... ese tipo de cosas. El fútbol está presente en cualquier parte del mundo. Sin embargo, cuando comencé a trabajar fue mucho más difícil compaginar esas actividades".

Sigo la regla 80/20, que significa que el 80% de lo que ingiero son frutas y verduras y el 20 restante proteínas

Por supuesto, sin una alimentación sana y equilibrada la pérdida de peso no habría sido posible. Antes de comenzar con esta sencilla rutina de entrenamiento, solía comer excesivamente debido a la ansiedad, pero asegura que ahora las carreras le reducen el estrés y come mucho menos. No solo eso, también cambió la forma en la que se plantea su alimentación: sigue la regla 80/20, que significa que el 80% de lo que ingiere son frutas y verduras y el 20 restante proteínas. El desayuno puede ser, por ejemplo, una tostada con arándanos, a media mañana deberías tomar una pieza de fruta, para comer salmón y brécol, de merienda hummus y, por último, en la cena, huevos revueltos con verduras.

"He ganado en calidad de vida", indica nuestro protagonista, que cumple 68 años este mes. "Duermo mejor, tengo bien el colesterol, la sangre y la insulina según me decían los últimos análisis... y lo más gracioso es que todo comenzó con un sprint. El ejercicio nos aporta algo que es esencial y sencillamente maravilloso", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios