ADEMÁS DE HACER YOGA TRES DÍAS A LA SEMANA

El truco que usó la famosa chef de televisión Nigella Lawson para adelgazar

Aprovechó una operación para cambiar sus hábitos y, desde entonces, no ha vuelto a recuperar el peso que perdió

Foto: La famosa cocinera Nigella Lawson, en una imagen de archivo (Reuters/Toby Melville)
La famosa cocinera Nigella Lawson, en una imagen de archivo (Reuters/Toby Melville)

Ser un personaje popular no significa que no sufras los mismos problemas que otras personas que no con tan conocidas. De hecho, cuando se trata de cuestiones relacionadas con el físico, los famosos son más vulnerables ya que la mayoría de los momentos de su vida han sido fotografiados y analizados por la opinión pública.

Es el caso de Nigella Lawson, una cocinera británica de 59 años muy conocida ya que es un rostro habitual en la televisión del Reino Unido desde hace muchos años. Además de presentar diversos programas en la pequeña pantalla, esta chef ha escrito varios libros y es un personaje de éxito también en las redes sociales, donde suele compartir muchas de sus creaciones.

Sin embargo, ser cocinera y tener éxito no quiere decir que tengas que ser una persona delgada. A pesar de conocer los riesgos del sobrepeso y de saberse a la perfección la teoría para elaborar recetas sabrosas y, al mismo tiempo, sanas y saludables, Nigella Lawson es una mujer cuyo físico siempre había mostrado un exceso de peso.

Su método para adelgazar

En los últimos tiempos, la chef ha mostrado una notable pérdida de peso. Pero cuando se le ha preguntado por su truco para adelgazar, Nigella Lawson ha sorprendido al afirmar que no ha seguido ninguna dieta, sino que la ‘culpa’ de que comenzara a adelgazar, casi sin querer, fue de un juanete: “No podía caminar hasta el frigorífico y, en realidad, es una buena dieta”.

Nigella Lawson, antes de perder algunos kilos (EFE/Sebastien Nogier)
Nigella Lawson, antes de perder algunos kilos (EFE/Sebastien Nogier)

En declaraciones que recoge Express, la chef ha explicado cómo le afectó la operación a la que tuvo que someterse por ese problema en sus pies: "Siempre podía decirle a alguien: '¿me puedes conseguir un trozo de pastel?' Pero es un poco embarazoso decir: 'y, ahora, ¿me podrías dar un segundo trozo?’ Podía comer, pero no era lo mejor”.

Nigella Lawson no esperaba adelgazar kilos después de someterse a la operación, en el año 2015, por lo que ese momento significó un antes y un después para ella. A partir de entonces, continuó adelgazando pero lo hizo de forma consciente ya que decidió seguir un estilo de vida sano y saludable, dotando a su dieta del equilibrio del que hasta entonces carecía.

Siempre podía decirle a alguien: '¿me puedes conseguir un trozo de pastel?' Pero es un poco embarazoso decir: 'y, ahora, ¿me podrías dar otro?'

La chef reconoce que no tenía ninguna intención de eliminar de su dieta los alimentos que más le gustaban, pero que, desde entonces, ha ido encontrando otras comidas muy sanas que le encantan y que ha introducido en sus menús diarios como la col rizada o el aguacate. Pese a todo, no restringe otros alimentos: "La vida se trata de un equilibrio, no de ser presumida. No comes cosas porque crees que son buenas para ti" (sino porque te gustan).

La importancia de estar activa

La popular cocinera televisiva recuerda la época en la que su peso se disparó: "Es cierto que mi peso aumentó, eso sucede a veces en la vida. No querría llevar una vida limitándome a comer semillas de chía, al igual que no querría vivir en un mundo en el que sólo como huevos Benedict o filetes con patatas fritas". En la variedad está el éxito.

Pero el cambio en sus rutinas alimenticias no ha sido lo único que ha ayudado a Nigella Lawson a perder peso. La chef asegura que también disfruta manteniéndose activa, y eso la ha ayudado a mantener su figura después de perder algunos kilos. Ver su cuerpo más delgado ha sido el empujón que necesitaba para seguir adelante.

El deporte que ayuda a Lawson a seguir en constante movimiento es el yoga, una pasión que comparte con muchos otros rostros famosos: “Hago yoga tres veces a la semana. Tengo que hacer algo con lo que disfrute porque, de otra manera, no lo haría”. Ese es el secreto: hacer cosas que supongan el menor esfuerzo posible y con las que disfrutes mientras adelgazas.

El caso de Nigella Lawson no es el único entre los chefs que han perdido peso en los últimos tiempos. Hace poco conocíamos la historia de Jamie Oliver, el famoso cocinero y empresario británico que adelgazó 12 kilos cambiando algunos de sus hábitos habituales y escogiendo mejor tanto sus menús como sus actividades diarias.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios