BAJOS EN CARBOHIDRATOS

4 desayunos idóneos para adelgazar: te sacian durante horas

Si te cuesta un disgusto cada mañana ponerte a pensar qué puedes o no tomar recién despierto y eres un perezoso para cocinar, te dejamos unas recetas muy fáciles de hacer

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Cada vez más personas eligen una alimentación baja en carbohidratos. Dietas cetogénicas con resultados visibles en poco tiempo que también tienen bastantes detractores. Sin embargo, ese éxito no es óbice para que muchos sigan sin saber cómo funciona este régimen y cometan errores de base a la hora de comer.

Por eso, hemos reunido los mejores desayunos que puedes tomar si has decidido seguir con este plan alimenticio tan de moda. No hay que olvidar que la dieta keto se basa en la sustitución de carbohidratos por grasas saludables, de manera que nuestra alimentación esté compuesta en más del 70% de lípidos sanos y en menos del 10% de hidratos de carbono, mientras que el resto son proteínas.

Seguramente le des mil vueltas a la cabeza a la hora de cocinar diferentes platos y no aburrirte de comer siempre lo mismo. ¿Qué puedes tomar por las mañanas cuando no puedes elegir la bollería, las tostadas o las tortitas con chocolate y nata? Lo cierto es que mucho, y no significa que deban ser huevos a diario.

Además, un estudio de la Escuela de Medicina de Harvard encontró que los niveles de grelina eran significativamente más bajos en las personas que consumían carbohidratos ligeros en comparación con los que ingerían mayor cantidad. ¿Por qué? Esta hormona es conocida como la del hambre y, por tanto, está relacionada con ingesta de alimentos. Al mantener los niveles bajo control, las dietas bajas en carbohidratos pueden ayudarte a comer menos a la hora de las comidas, según sugiere esta investigación.

¿Puedo tomar dulces?

Depende, pero sí. Por ejemplo puedes hacer un pastel de café y canela con glaseado de queso crema sin azúcar. Pon el horno a calentar a 325 º y unta con mantequilla light un molde. Para el relleno, combina el adulcorante con la canela en un tazón pequeño y mezcla bien. Déjalo a un lado. Para el propio pastel, echa harina de almendras (tres tazas), proteína en polvo (1/4 de taza para hornear y la sal (1/2 cucharadita) en un recipiente mediano.

Elige desayunos equilibrados como smoothie bowls: aportan proteínas (lácteos), grasas vegetales (frutos secos), fibra y vitaminas (fruta)

Añade tres huevos, mantequilla derretida (1/2 taza) y el extracto de vainilla (1/2 cucharada). Agrega la leche de almendras (1/2 taza) y continúa removiendo hasta que estén bien combinados. Extiende la mitad de la masa en la sartén y luego espolvorea con aproximadamente dos tercios de la mezcla de relleno de canela. Extiende el resto sobre la parte superior y alisa con un cuchillo o una espátula.

Mételo al horno 35 minutos hasta que la parte superior esté dorada e inserta un cuchillo de vez en cuando a ver si está hecho por dentro. Pincela con mantequilla derretida (una cucharada) y espolvorea con la mezcla de relleno de canela. Después déjalo enfriar. Para el glaseado, bate el queso crema (3 cucharadas), el eritritol en polvo (dos cucharadas) y el extracto de vainilla en un tazón pequeño hasta que quede suave. Échalo sobre el pastel cuando esté frío.

¿Eres de salado?

Puedes preparar unos huevos nube. Coge cuatro y echa la clara en un bol y las yemas en cuatro recipientes pequeños, por separado. Bate las primeras e incorpora el queso, el cebollino y el bacón. Coloca la mezcla en cuatro montones sobre una fuente de horno y haz un hueco en cada uno (para luego meter la yema). Hornea las “nubes” durante 3 minutos a 220 grados, después introduce las yemas en los huevos y vuelve a hornear hasta que estén echas, en unos dos minutos.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Sándwiches?

¿Te gusta el pan y no quieres renunciar a comerte un bocadillo por la mañana? Es posible. Que sea de harina de almendras porque le da una consistencia liviana y esponjosa. Pero la mejor parte es que lo puedes hacer en menos de dos minutos. Mezcla los ingredientes en un tazón y colócalos en el microondas a intervalos de 30 segundos hasta que veas que se haga.

Las dietas bajas en carbohidratos pueden ayudarte a comer menos a la hora de las comidas y sentirte saciado durante más tiempo

Mezcla un huevo con una cucharada de aceite de coco en un tazón pequeño. Añade 1/4 de taza de harina de almendra, una cucharada de polvo para hornear (levadura), una pizca de sal y pimienta y revuelve hasta que esté perfectamente combinado. Ponlo en el microondas durante sesenta segundos. Comprueba la consistencia para ver si el centro está hecho; si no lo está, ponlo otros 30 segundos hasta que esté listo.

Retira la masa del micro y déjalo enfriar durante dos minutos. Una vez que lo tengas córtalo en dos y ya tendrás las dos tapas de tu sándwich. ¿Qué le puedes poner dentro? Cualquier tipo de proteína (jamón, pavo, pollo...) y grasas saludables como el aguacate.

Mejor fruta

Si hay algo que está de moda son los smoothie bowls, un desayuno que en un tazón contiene todo lo que necesitas y todo lo que te gusta. La gracia de este tipo de plato es precisamente esa: puedes customizarlo a tu gusto. Tanto por el sabor como por la estética, porque lo cierto es que entran por los ojos. Es de lo más equilibrado, ya que aporta proteínas (lácteos), grasas vegetales (frutos secos), fibra y vitaminas (fruta).

Pruébalo. (iStock)
Pruébalo. (iStock)

Escoge la fruta que más te gusta, preferiblemente de temporada, aunque también puedes añadir verduras como espinacas. Después debes añadir el zumo, lácteo, yogur o echar mano del agua de coco o de cualquier bebida vegetal. Si te gusta mucho el dulce puedes echarle miel o agave para quetu paladar se quede tranquilo. Para darle un plus echa frutos secos, semillas o ralladura de alguna fruta. Y si quieres añadirle algo más elige vainilla, jengibre o canela, le dará un toque perfecto.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios