PEQUEÑOS CAMBIOS EN TUS RUTINAS

Ocho trucos para adelgazar rápidamente y sin esfuerzo haciendo tareas diarias

Consejos prácticos para hacer en casa, en el trabajo o cuando disfrutas de tu tiempo libre: lo importante es estar activos y quemar calorías constantemente

Foto: Ir andando al trabajo y subir y bajar escaleras son dos buenas formas de quemar calorías (EFE/Roman Pilipey)
Ir andando al trabajo y subir y bajar escaleras son dos buenas formas de quemar calorías (EFE/Roman Pilipey)

Siempre se ha dicho que adelgazar no es fácil, y estamos de acuerdo. Llevar a cabo una dieta no siempre da los resultados que se esperan; ir todos los días al gimnasio es algo a lo que muchos no estamos dispuestos. Pero hay algunas cosas que nos pueden ayudar a conseguir nuestro objetivo y que apenas nos costarán esfuerzo en el día a día.

Se trata de actividades cotidianas que hacemos sistemáticamente de una manera y que, sólo con cambiarlas, nos ayudará a perder peso. Y es que, cuando se trata de perder los kilos que nos sobran no sólo hay que mantener a raya las calorías, sino también hacer algo de ejercicio. Y con estos trucos para adelgazar te vamos a ayudar a hacerlo sin esfuerzo.

Se trata de pequeños actos que todos hacemos en el día a día y que afrontaremos de otra forma. Pequeños gestos que se traducirán en una mayor actividad diaria y que nos servirán para que el sedentarismo afecte lo menos posible. Cuando el objetivo es quemar calorías, hay que aprovechar cualquier momento del día para conseguirlo.

Ocho trucos para adelgazar

Usa las escaleras en vez del ascensor. Está claro que, si vas a bajar las maletas o llevas la basura, no es una buena idea utilizar las escaleras. Pero para el día a día, olvídate del ascensor las veces que subes y bajas de casa y no pongas la excusa de que te comunica con el garaje: es algo muy sencillo de llevar a cabo y que te dará mucha vitalidad.

Olvídate del ascensor las veces que subes y bajas de casa y no pongas la excusa de que te comunica con el garaje

Vete a hacer la compra. Parece mentira, pero tanto si prefieres ir a las tiendas de toda la vida como si decides pasear por el hipermercado, estarás haciendo ejercicio. Ahora que está de moda hacer la compra por internet, ir al supermercado, a la carnicería, a la frutería o a tus tiendas de confianza de toda la vida es una buena forma de moverse y hacer ejercicio.

Limpia más a menudo tu casa. No, no te estamos diciendo que la tengas descuidada, pero seguro que hay una pelusilla en alguna esquina o algún resto de polvo en los muebles. Para evitarlo, da una pasada a toda la casa más frecuentemente: no te llevará mucho tiempo y estarás haciendo un precioso ejercicio con el que quemarás calorías.

Jugar con los niños es muy recomendable (EFE/Paula Escalada Medrano)
Jugar con los niños es muy recomendable (EFE/Paula Escalada Medrano)

Juega con tus hijos. Seguro que no hace falta que nadie te lo pida porque te encanta disfrutar de los más pequeños de la casa, pero en vez de tenerlos encima en el sofá tírate al suelo con ellos, revuélcate, disfruta de lo lindo. El ejercicio es bueno para que tú adegaces, pero también para ellos, ya que creará más vínculos con las figuras paterna y materna.

En el trabajo también vale

Vete andando a trabajar. No sólo podemos hacer deporte en casa sino que también aprovecharemos cuando vayamos a trabajar: si vivimos en una ciudad pequeña es ‘casi’ obligatorio ir andando al trabajo; pero si lo hacemos en una ciudad grande, al menos deja el coche. Solo con pasear hasta la parada del metro o del autobús ya estamos haciendo ejercicio, aunque también puedes elegir viajar en bici.

Levántate de vez en cuando. Las jornadas de trabajo son, en muchos casos, agotadoras y nos pasamos muchas horas sentado delante del ordenador. Pero eso no significa que no podamos levantar nuestras hermosas posaderas de la silla: de hecho, es imprescindible hacerlo de vez en cuando: vete al baño, a beber un vaso de agua o a que te dé un poco al aire; lo importante es levantarse y estirar los músculos de vez en cuando.

Lava el coche tú mismo. ¿Qué es eso de llevar el coche a que nos lo laven? Y mientras nos tomamos una cervecita y, si a ser posible, con una tapa. De eso nada: si tienes porche, terraza o jardín, no tienes excusa para no hacerlo tú mismo en casa; y si no lo tienes te vas a uno de los miles de establecimientos preparados con agua a presión para que tú mismo te lo laves por fuera y, de paso, luego le das una vuelta por dentro con los aspiradores.

Hay miles de establecimientos preparados con agua a presión y aspiradores para que tú mismo laves tu coche

Compra caramelos y chicles sin azúcar. Sí, unos somos más de chicles y otros de caramelos. Pero sí deberíamos coincidir en algo: todo lo que compremos para mascar, chupar o masticar debería ser sin azúcar. Hay una infinidad de ofertas y productos de todos los sabores con y sin azúcar, así que decántate por estos últimos: calorías de menos que ingieres y que luego hay que quemar.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios